miércoles 1 de abril de 2020




El desafío del abastecimiento y el control de precios en frutas y verduras

26 marzo, 2020 en:


El día de ayer el decreto del municipio de Perico prevaleció a pesar de oponerse a las disposiciones establecidas en el decreto provincial 741-G-2020 y la ley de abastecimiento nacional.

La medida terminante del mandatario local Luciano Demarco fue respetada por las autoridades de la Feria Mayorista, que intentaron por todos los medios institucionales regresar a la actividad, la cual fue suspendida el día 19 de marzo.

“Demarco no quiso colaborar” sostuvo el gobernador, quien afirmó que el control debían realizarlo de manera conjunta, hecho que la intendencia de Perico rechazó, ya que la feria se encuentra en su jurisdicción y tiene amplia potestad para ejecutar el control. Demarco dejó expresa mención que los feriantes no dieron muestras de conductas que permitan garantizar un estricto cumplimiento del control sanitario, por lo cual, desconfiando de la provincia, hizo sentir el peso de la autonomía municipal.

El intendente periqueño, recomendó al Comité Operativo de Emergencia (COE) que la compra-venta de alimentos se desarrolle en el predio del Parque Industrial, propuesta que no fue evaluada por el COE porque el terreno aún no cuenta con infraestructura para atender las demandas sanitarias que esta actividad requiere.

El gobernador, sin ánimos de tomar posición beligerante, “no me voy a pelear con nadie”, instó a todos los mandatarios a trabajar en conjunto para superar la crisis, no sin antes mencionar que el Mercado de Perico cuenta con autorización del SENASA y rige la ley de abastecimiento, donde el rubro de los frescos es fundamental, “la feria de Perico tiene volúmenes significativos que le permiten fijar precios”. Aclaró.

Capítulo aparte, de aquí en más, el municipio debe resolver el abastecimiento de frescos a sus 70.000 habitantes, con productos supervisados por autoridad sanitaria nacional (SENASA) para garantizar la salubridad y evitar la proliferación del comercio informal en el rubro, además de evitar la fuga de precios complicando a los consumidores.

¿El municipio posee la capacidad logística para atender la demanda local, sin aumento de precios? Todo un desafío. En este sentido, la cuarentena que restringe la movilidad de las personas, demanda el abastecimiento de frutas y verduras, absolutamente necesarias para sostener el sistema inmunológico según recomendaciones de la Organización Municipal de la Salud; sugerencia que en particular impulsó Rusia como medida preventiva en la lucha contra el Covid-19.

Gran parte de la población en Perico espera, que estos productos lleguen a las verdulerías de proximidad, ya que de lo contrario obligan a desplazamientos de mayores distancias, haciendo insostenible la cuarentena.

“Elijo la salud por sobre la economía” declaró días atrás el presidente de la nación; pues su decisión solo es posible en un contexto de abastecimiento, ya que sin ciertos nutrientes no hay salud posible, hecho a tener en cuenta ya que la medida se extenderá con seguridad hasta terminada la semana santa.

Nuevos retos en el sector privado

Por su parte, la tradicional Feria Mayorista deberá instrumentar una reformulación de sus operaciones, luego “Dios mediante” la Pandemia se extinga por el aislamiento o surja una vacuna que la erradique, de modo de avanzar hacia sistemas donde la salubridad no sea objeto de cuestionamiento alguno, garantizando la certificación de origen, la trazabilidad, el control sanitario y el consumo responsable con productos identificados en plazas nacionales e internacionales.

¿El mal menor?

El cierre de la Feria Mayorista se entiende como medida preventiva para evitar un posible foco infeccioso. Ni provincia, ni el Municipio están dispuestos a tomar el riesgo político ante la magnitud de la Pandemia. Sin embargo el resto de las provincias conservan sus mercados de abasto sin mayores alteraciones, doblegando los controles sanitarios que la situación demanda.

Se espera que el mercado que permanecerá cerrado al menos tres semanas más, logre luego de la cuarentena conservar su preeminencia comercial, ya que hoy corre el riesgo de ser sustituido por otros operadores o reconfigurarse en otros puntos de ventas, lo que generaría un aumento en el desempleo.

La Feria de Perico, no solo atiende la demanda local, la cual es pequeña en relación a los mercados periféricos que sustenta. El parate periqueño sin dudas repercutirá en centenares de ciudades del NOA, además de resentir gravemente la economía de subsistencia en la agricultura familiar y mercado informal de servicios (changarines).

Traslado provisorio a las Ferias de San Pedro y Capital

Los empresarios frutihortícolas miembros de la Cooperativa de Feriantes de Perico se trasladaron a San Pedro y San Salvador de Jujuy, donde la contemplación del sus intendentes generó oportunidades para la continuidad de sus actividades. Por estos días los revendedores minoristas se desplazarán hacia esas localidades que se verán engrosadas por el cierre transitorio de la Feria Mayorista de Perico.

Habría que usar la cuarentena para evaluar nuevas perspectivas, que permitan vislumbrar soluciones inteligentes y contemporáneas.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *