El Estado se queda con el 60% de la soja que producimos «Presión Fiscal»

 El Estado se queda con el 60% de la soja que producimos «Presión Fiscal»

La Asociación de Productores Agrícolas y Ganaderos del Norte (Apronor) consideró que la presión fiscal que soportan es “el robo del siglo». «Es el robo a la producción argentina que a pesar de ser millones de dólares los que ingresan al país gracias a nuestras producciones, nada alcanza para mantener a un Estado, ocioso y obsoleto manejado por inoperantes”.

Según detallan, el proceso de compra y venta de granos muchas veces es difícil de entender para quienes no están inmersos en cuestiones del campo. La comercialización de commodities agrícolas se rige por el mercado internacional de Chicago, que es el valor que utilizan como referencia todos los países del planeta, pero el precio final que recibe cada productor es distinto según la nación y la región donde trabaja la tierra.

«El reparto de la soja argentina: 60% para el Estado, 40% para los productores. Para todos aquellos que dicen: ‘vos sí que estás bien con la soja a más de U$S500’, les pedimos solo unos minutos para explicarles cuán lejos estamos de esa realidad. Las cosas no siempre son como aparentan”, explicó en un comunicado Apronor.

“Tomemos el valor de la soja del día martes pasado cuando la tonelada en el Mercado de Chicago cerró en U$S585: aquí en Argentina a $31.750. Parece un número interesante pero no lo es, porque si lo pasamos al dólar divisa Banco Nación (U$S94,98) nos da U$S334 ¡un 43% menos que el valor internacional!, donde un 33% corresponden a las retenciones y el resto al flete. Es decir, hay una diferencia de U$S193 menor a lo que recibe un productor de Bolivia, Paraguay o Brasil”, afirmaron desde Apronor.

Una vez realizado ese cálculo, enumera una cantidad de costos que el productor tiene que realizar para concluir el proceso de comercialización, que varía de acuerdo a la ubicación de cada provincia y a la distancia que existe a las terminales portuarias donde se despachan los granos.

“Nos gustaría que sepan que las retenciones ‘pegan’ mucho más aquí en el norte porque estamos alejados de los puertos y porque tenemos otro clima que nos condena a rendimientos más bajos que en la zona núcleo”.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + dos =