¿Un Jujuy sin Fellner es posible?

 ¿Un Jujuy sin Fellner es posible?

El fellnerismo posee poco margen para la especulación; la dinastía enfrenta su prolongación o su extinción, esta vez  el caballo del comisario esta cojo, pero cuenta a favor con una oposición estigmatizada en la fragmentación.

Jujuy. 20.03.2014

En el país los presidenciables ya salieron a la cancha; por un lado Sergio Massa del Partido Renovador, hoy con la mejor imagen posible para un candidato a presidente. Massa despertó en Jujuy la adhesión de un sector del peronismo federal ligado al Duhaldismo y de cuestionados peronistas k devenidos en críticos tras los porrazos del kirchnerismo; este segmento electoral no posee peso propio, así lo revelan las incursiones políticas que protagonizaron últimamente, quedaron supedidatos al efecto contagio que pueda generar el candidato de Tigre,  entusiasmo  todavía imperceptible dese Río de la Pavas hacia aquí.

También Mauricio Macri esta lanzado y en Jujuy el dirigente Dago Putzolu, cabeza de playa del macrismo, quedó retraído en su proyección política. Este sector de centro derecha deberá  pensar una estrategia que sume afines ideológicos en la provincia, como Isolda Calsina, para sustentar una propuesta alineada con el proyecto de una vanguardista  Capital Federal, escenario urbano que el macrismo intenta presentar como la meca del desarrollo para el resto del país.

Estos dos partidos en Jujuy deberán dialogar, de lo contrario se restaran mutuamente  esfuerzos y  votos, no descartando que dado su baja performance en las legislativas 2013, podrían contribuir a consolidar una convergencia que  amplíe las bases del Frente Jujeño.

También la izquierda  tiene sus ecos en  Jujuy,  Jorge Altamira será el hombre que conducirá el proyecto de un sector que se proyecta desde Salta en el norte argentino, pero en Jujuy, todas sus variantes ideológicas deberán acordar una fusión estratégica, de lo contrario, en una elección a gobernador, no superar diferencias internas, les quitará perfil ejecutivo.

El otro presidenciable con expectativas saldrá de las primarias que se plantearan el año próximo, donde Pino Solanas, “Lilita” Carrió, Hermes Binner, Julio Cobos y Ernesto Sanz definirán la fórmula que concentrará a toda la centro izquierda.

En Jujuy Gerardo Morales será seguramente por liderazgo consuetudinario el hombre que aspirará a la gobernación  desde ese espacio.

Gerardo Morales, deberá transparentar al partido centenario con internas, paso administrativo que seguramente quedará superado por consensos previos. En ese sector , Jujuy puede encontrar eco al pedido registrado en todas las encuestas “la demanda de cambio para el 68% de los encuestados”.

Pero a pesar que la UCR ganó las últimas elecciones, considerándose desde entonces “La nueva mayoría”, desde el bunker de la calle San Martín, saben que necesitan  acuerdos extrapartidarios para ampliar el  espacio, ya que en las elecciones del 2015 El Frente Unidos y Organizados jugará dentro del FpV, aportando una base de 49 mil votos cautivos que podrían terminar con los sueños de UCR de ser gobierno en Jujuy.

Toda la estrategia de la UCR se orientará a convencer a unos 60 mil jujeños, que están distribuidos en otras fuerzas; único camino para llegar a ser gobierno ya que las simpatías e intenciones de votos registradas no alcanzan, con lo cual nada esta definido.

Meses antes de las elecciones del 2013 un periodista a fin al oficialismo desmerecía el triunfo de la UCR en las primarias, advirtiendo que el Elefante Blanco del FpV pronto iba a despertar, pues de su letargo no salió ni con el revés de las elecciones, ya que hasta el día de hoy desde el FpV  no realizaron un reconocimiento, ni felicitaron a sus  adversarios; el fellnerismo aún no asumió la derrota.

El FpV, esta obligado a instalar las primarias en todas las categorías, abriendo un proceso de amnistías y acuerdos laterales previos al ordenamiento del PJ provincial. El fellnerismo deberá someter a Unidos y Organizados, deberá hacer del escollo la oportunidad y claro estos también buscarán reubicar su estructura en el andamiaje del FpV ante el final del kirchnerismo; en ese nuevo proceso la mesa chica es cada vez mas chica, en esta oportunidad no habrá lugar para el jenefismo, padecerá “La Gran Pedro Segura”.

Eduardo Fellner, no puede permitir que Unidos y Organizados se diluya, el criterio del látigo no le resultó, ya que Milagro Sala le paró la provincia, en consecuencia están condenados  a una simbiosis enfermiza, pero que le permitiría a las dos estructuras pasar un par de inviernos mas, sobre todo a Fellner que será el Presidente del PJ nacional el 9 de mayo, siendo seguramente Milagro Sala la nueva integrante de la mesa chica en Jujuy.

Es en este espacio donde se desatan los huracanes del poder, Daniel Scioli se identifica con Eduardo Fellner, y Florencio Randazo con Milagro Sala, la batalla por heredar el cristinismo deja en estos días en apuros al gobernador jujeño, quien intenta administrar recursos condicionados, al menos hasta que  defina su apoyo a la prolongación o no de la herencia de Néstor Kirchner.

Plantear un pos fellnerismo, es una proyección que  no la puede presentar un solo espacio, el pos fellnerismo solo es posible desde una oposición transversal e integrada, donde los partidos no sean los ejes de propuestas, sino los facilitadores del protagonismo auténtico de los jujeños.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 4 =