El ficosequismo y el FPV padecen amnesia

En las últimas semanas cuando las encuestas siguen sosteniendo el final inexorable de Alfredo Fellner, se realizan operaciones de prensa para descalificar a los aliados de Cambia Jujuy. En Perico surgieron entrevistas a funcionarios y referentes de Pascual Ficoseco, quienes sin memoria atacaron a Carlos Daniel Snopek, Rubén Daza y al propio Gerardo Morales, olvidando que la traición al PJ de Pascual Ficoseco (1999), le valió la intendencia asociado a Gerardo Morales (Fresol). Retuvo el cargo junto a Carlos Daniel (2007 FPJ) tras haber traicionado nuevamente al PJ. También quitaron de la memoria la subestimación a Rubén Daza cuando salió en las internas del 2003 apoyando a Néstor Kirchner,  y ellos se quedaron con el ultraliberal Carlos Menen.

1109

10.07.2015 || Sin dudas el actual gobernador de Jujuy Alfredo Fellner  deambula “Cuesta abajo”, en esta etapa el gobernador asesorado por su hijo, trata de ser un obediente ejecutor de los consejos del marketing político; dejando de lado muchas de sus prácticas, traídas desde la experiencia y la mañas adquiridas en tantos años de batallas electorales (el diablo sabe más por viejo que….).

Sin embargo, el libro de recetas moderno, no esta dando los resultados esperados, si bién el fenómeno Daniel Scioli lo puso en competencia; se registra un estancamiento en las últimas semanas; no solo en Jujuy, sucede en todo el país. Tocaron por ahora techo, están amesetados; -los puntos que poseen no alcanzan para achicar la brecha con Gerardo Morales en Jujuy, como tampoco llegan a ganar en primera vuelta, lo cual los desespera ya que ante un ballotage están perdidos-.

CFK sabe que podría colocar la banda presidencial a un opositor, por ello pudo observarse en el acto realizado ayer en Tucumán, que; por primera vez llamó a los que piensan distinto a ingresar a las filas del FPV. De hecho se bajó línea hace una semana para que todo el arco oficialista opere en este sentido, fruto de esta cooptación es el pase de la diputada Cristina Romano (Ex UCR) a Forja, como los llamados que suceden actualmente a otros espacios críticos para incorporarlos en la estructura oficial.

Como parte del coctel ambiguo instalado en el fellnerismo, donde se mezclan métodos antiguos y modernos, se observan viejas prácticas de descalificación lamentable en el FPV, sobre todo en funcionarios y socios económicos de Pascual Ficoseco, que se prestan para ser acusadores mediáticos, cuyos argumentos sin respaldo moral, ni honestidad intelectual lleva a los televidentes a lamentar la involución del FPV en Jujuy, optando con desesperación por una figura alternativa, en especial el segmento residual del peronismo crítico e histórico.

Los seguidores de Ficoseco que esgrimen el inútil ataque, están pensando en retener cargos y otros prebendas, son los mismos que caminaron junto a Gerardo Morales en 1999; y a Carlos Daniel en el 2007 por las calles de la ciudad de Perico; acusando a Eduardo Fellner de autoritario y causante de la reducción del PJ a un emprendimiento corporativo.

Habiendo aprobado la Cámara de Diputados el proyecto para hacer obligatorios los debates presidenciales; en un gesto republicano, desde el ficosequismo podrían alentar una ley provincial para una adhesión en el mismo sentido, incorporando además el debate local obligatorio; tal vez estas iniciativas demostrarían que hay señales de evolución.

También podrían colaborar con la instrumentación de la transparencia como parte inherente a la gestión, aprovechando los recursos tecnológicos,  para que tanto Eduardo Fellner y Pascual Ficoseco se dispongan a realizar las rendiciones de cuentas pendientes, quedan cinco meses para intentar desprenderse de embarazosas lagunas sin respaldo jurídico.

Seguir con el plan subterráneo de eliminación de archivos en las carteras mas importantes de la provincia, no parece el camino aconsejables hacia la impunidad post fellnerismo, debe haber aportes cívicos a la altura de las demandas de la mayoría de los ciudadanos jujeños; tal vez este sea el desafío de los seguidores de Ficoseco y el actual gobernador, tomar una posición componedora y constructiva.

La descalificación no es una opción, es su propia condena. No hay Fé en ese acto degradante, hay retroceso y promesas reprochables: – la continuidad de una sociedad dividida-, violentada por los métodos que se aplican desde los grupos de poder y el control de la comunicación.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho − 7 =