El Fondo Buitre que embargó la fragata Libertad va por los satélites

 El Fondo Buitre que embargó la fragata Libertad va por los satélites

Mientras sigue su curso en la Corte Suprema de USA el caso de los holdouts, el fondo Elliott, que logró embargar la fragata Libertad en el puerto de Ghana, ahora apunta a los contratos para servicios de satélites argentinos. Se trata de los acuerdos con la empresa Elon Musk Space Exploration Technologies para desarrollar dos satélites que deberían despegar en 2015 y en 2016 desde la base Vendenberg que la Fuerza Aérea de Estados Unidos. El fondo NML entiende que se pueden embargar esos contratos como parte de pago de la deuda que reclama.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- Este martes (25/03) la Corte Suprema de USA recibió las presentaciones de Amicus Curiae en favor de la Argentina en el caso de los holdouts. El Gobierno de Barack Obama por ahora no emitió opinión, aunque podrían pronunciarse si el tribunal se lo solicita. En tanto, el fondo Elliott (uno de los más virulentos) tiene en la mira un nuevo bien embargable argentino: los contratos de servicios para los satélites de nuestro país a los que considera «derechos contratados por la Argentina«.

Se trata de contratos de servicios de lanzamiento con una empresa cuya principal base de operaciones está en California. El fondo NML quiere que se embarguen esos contratos como pago de la deuda que reclama. Los mismos fueron firmados por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) e implica lanzamientos de satélites en los dos próximos años.

«Esos contratos de lanzamiento en Space X constituyen una propiedad comercial que mi cliente, NML, puede legalmente embargar«, dijo el abogado Robert Cohen, uno de los responsables de la estrategia de demanda contra la Argentina en declaraciones que reproduce este miércoles (26/03) el diario La Nación.

NML es el mismo que logró embargar la fragata Libertad en Ghana.

La Argentina contrató a la empresa Elon Musk Space Exploration Technologies para desarrollar dos satélites que deberían despegar en 2015 y en 2016 desde la base Vendenberg que la Fuerza Aérea de EE.UU. tiene en California.

Los buitres cuentan con un antecedente: el satélite Acuarius que se desarrolló con la NASA en Cabo Cañaveral y que Elliott llegó a embargar hace unos años.

A pesar de la embestida, desde NML intentan mostrarse abiertos a la negociación con la Argentina e hicieron un nuevo llamado al «diálogo»: «Estamos deseosos de sentarnos con la Argentina para negociar una solución a su abultada deuda«, reiteró Jay Newman, uno de los directivos del fondo.

La novedad parece una reacción del Elliot a la presentación de una decena de documentos en favor del pedido para que la Corte Suprema acepte revisar el caso que, de no revertirse, condena a nuestro país a pagar US$ 1300 millones a los holdouts.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez + 5 =