El Fondo Especial del Tabaco será revisado por la AFIP

 El Fondo Especial del Tabaco será revisado por la AFIP

El Gobierno prorrogó solo hasta abril el impuesto reducido del 7% a los cigarrillos; el cual podría ascender hasta el 21%, si Cambiemos así lo determina, incremento que reduciría la recaudación poniendo en peligro los márgenes actuales del FET. El PRO siempre fue crítico del cultivo de tabaco, la ex diputada Paula Bertol impulsaba una propuesta de reducción drástica del cultivo tiempo atrás.

tabaco-acopio

04||01||16 ||El impuesto adicional a la venta de cigarrillos fue creado en 1996 con una alícuota del 7% y en 2001 se incorporó la posibilidad de llevarla al 21%, facultándose paralelamente al Poder Ejecutivo a mantenerla en su nivel habitual a través de un decreto con vigencia anual. Pero el gabinete económico de Cambiemos con la presencia del jefe de la AFIP, Alberto Abad, definió un lapso más corto para luego seguir analizando qué hacer con este tema.

Esta posición transitoria llamó la atención del sector tabacalero, sobre todo porque también los comunicados expresan sobre el FET la definición de “subsidio”, dejando de lado la expresión “Precio complementario”. La definición del nuevo gobierno debe ser ilustrada por la dirigencia institucional y política de las provincias afectadas, para lograr un acuerdo que ofrezca previsibilidad a la actividad por una década más.

En este sentido deberán trabajar en mecanismos de ilustración del sentido real de la ley 19.800 para erosionar interpretaciones distorsivas. Cabe mencionar que también los nuevos responsables del área productiva de Cambiemos en Jujuy declaran diferencias entre pequeños y medianos productores, introduciendo un concepto de grieta comercial, que debe ser superada en un plan estratégico que revitalice  a todos como productores, con diferencias de escalas, pero con objetivos y rentabilidad semejantes; de lo contrario un avance en una interpretación subsidiada generaría lecturas que ante el ajuste del régimen de subsidios que asoma, podría socavar la renta tabacalera.

“El Fondo Especial del Tabaco (FET) se creó para financiar la reconversión de la producción de las provincias como Salta y Jujuy cuya economía tiene una fuerte dependencia de este cultivo que está en franco retroceso en el mundo”. Así lo entiende Cambiemos. También considera que “las empresas tabacaleras imponen cupos de producción y de compra, donde el beneficio queda para los productores más grandes y con más cupos, y el resto de productores que tienen de 1 a 20 hectáreas se reparten una parte exigua”.

 

Bajo estas interpretaciones, debe haber una estrategia que lleve al nuevo gobierno a tomar decisiones razonables para los objetivos de los productores tabacaleros,  el gobierno revisará en abril las extensiones de beneficios impositivos a productores tabacaleros y de biodiesel, que se solían aprobar con vigencia anual.

Esta posición que adoptó Cambiemos en el orden nacional, obliga al Presidente de la Cámara del Tabaco de Jujuy, quien también encabeza la Federación Argentina de Productores de Tabaco FAPT Pedro Pascuttini a tomar acciones en carácter de urgencia, de manera de generar consensos que le permitan cambiar la cosmovisión centralista. Para lograr el objetivo debe proceder con cintura política, ya que su identidad kirchnerista lo pone en desventaja; desde luego su pericia puede alinear posiciones, ya que se trata de la defensa de la columna vertebral de la economía jujeña por su carácter distributivo.

La ironía es que Cambiemos se anticipa en definiciones en materia de tabaco semejantes a las interpretaciones del kirchnerismo, quienes afirmaban que“el Fondo, en lugar de impulsar alternativas productivas,  funciona como un subsidio directo ante los bajos precios. Si bien Salta y Jujuy concentran mas del 70% de la producción nacional, todas las provincias tabacaleras son dependientes del FET, mientras que éste no está cumpliendo con la finalidad de mejoramiento y sustitución de la producción de tabaco”.

En definitiva, la dirigencia tabacalera tiene agenda, la cual debe resolver con urgencia. Posee en su favor la capacidad recaudatoria que aportan a la nación, la cual supera los 30.000 millones de pesos, mas allá de los dictámenes de la Organización Mundial del Comercio y la OMS, en Jujuy y Salta apuestan por recuperar superficie de producción.

El régimen fiscal además permite la constitución del Fondo de Asistencia Social, que reúne unos 4.000 millones de pesos. Estos ítems incluidos en los impuestos son necesarios para un gobierno que no esta en condiciones de bajar ningún factor de recaudación.

Sin embargo, la consultora a cargo del estudio de la actividad podría determinar que se puede avanzar hacia la disminución del cultivo d tabaco en la argentina, de beneficios en otros rubros (créditos / nuevos mercados, etc), ya que Argentina esta suscripta a metas internacionales OMS, con lo cual la solución económica para los productores deberá tomar alternativas o plazos que permitan encontrar una salida airosa.

¿Están trabajando los responsables del sector y el gobierno en este tema?, además de la defensa del sector, y de la gestión de las transferencias (FET), hoy más que nunca alcanzar un precio adecuado en esta campaña resulta vital.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 14 =