El FPT profundiza las miserias jujeñas

 El FPT profundiza las miserias jujeñas

El FPT en su reparto discrecional profundiza las miserias de la argentina profunda. El deporte jujeño, expresa sus limitaciones ante un gobierno local unitario, que no duda en postergar a los suyos en aras del poder central.

Jujuy. 14.02.2014

La fiesta del FPT seguirá sin Marcelo Tinelli, hecho que festejan desde el ala más dura del kirchnerismo. “El FPT es para hacer política” sentenció Hebe Bonafini, sin un llamado de atención de los suyos, en absoluta coincidencia.
Pero más allá de la aberración de usar dinero de los argentinos para sostener un aparato propagandista, los $1500 millones de pesos que se invertirán solo este año, agigantan la obediencia debida de los gobernadores, en especial el de Jujuy, ya que no hace nada coherente por corregir semejante injusticia, solo acude a Bs As para incluirse en el círculo íntimo de aplaudidores, pues no se entiende como en algunos discursos llegan a hablar de la necesidad de corregir las históricas asimetrías socioeconómicas, pues el FPT, supremo ingenio unitario, es una aspiradora de recursos que además seca el desarrollo del futbol amateur del interior.
En una provincia, donde la ley de medios aún no llegó; poder acceder a todos los partidos significa que los jujeños deben estar suscriptos a una operadora de cable, ya que por aire no está disponible la grilla completa del FPT, con lo cual dejó de ser para todos, excepto que se entienda que Jujuy no pertenece a la Argentina.
Pero si seguimos analizando, los $1500 millones de pesos del FPT, representarían unos 43,5 millones si se aplica el coeficiente de coparticipación (LEY Nº 23548) que otorga a Jujuy (2,9%) de los impuestos y contribuciones nacionales.
Si se los repartiera con otro criterio, uno que tenga como intención el desarrollo de los clubes de la argentina profunda, y la promoción de actividades de contención deportiva.
Jujuy contaría con una suma importante para sostener un programa de desarrollo deportivo, que implicaría mantener una estructura de 1812 sueldos de $2000 pesos promedio, distribuidos entre atletas, jugadores amateur, jugadores semi profesionales, entrenadores, árbitros, monitores y dirigentes de un centenar de clubes y centros vecinales de toda la provincia.
Hoy muy por el contrario, los clubes históricos de la provincia mendigan para permanecer en torneos que se parecen mas a una lotería, ya que tienen mas probabilidad de descender que de ascender, nos referimos tanto al Torneo del Interior, como la Argentino B, donde el Consejo Federal de Fútbol, brazo derecho de AFA, solo se ocupa de recaudar semana a semana sin atender las demandas reales que los clubes del interior precisan para su desarrollo.
Este modelo UNITARIO, que posee su sede central en Bs As, en la Calle Viamonte 1366, es una muestra del centralismo más cruel que se practica en Argentina, con gobernadores que hacen la vista gorda a un decálogo de injusticias que atentan contra aristas del desarrollo humano en el interior, ya que el fútbol y el deporte social no están representados en los presupuestos provinciales de manera sustancial, apenas logran disponer recursos para sostener ministerios que administran pobreza.
El FPT en Jujuy se torna inconsistente, debido a que sus objetivos no poseen asidero en nuestra provincia, por lo cual la ausencia de una crítica tanto del oficialismo, como de la oposición, merecen el reparo de la sociedad, ya que de una vez por todas, los recursos deben administrase por un régimen de prioridades; y desde luego apostar por un programa social deportivo es fundamental.
En Jujuy, apenas el 1% de la población activa menor de 30 años practica deportes con expectativas de permanecer en alguna disciplina sujeta a competencias regulares, la mayoría lo hace sosteniendo el entrenamiento de su bolsillo.
En Jujuy el gobierno ha cerrado las puertas al deporte, ya que se debe contar con recursos propios para sostener una agenda de competencia.
En Jujuy el gobierno discrimina al deporte, ya que no llega ni siquiera al 0,02% del presupuesto 2014; poniendo en riesgo hasta la participación en los JUDEJUT, acaso una mota de inversión en una playa vacía de apuestas deportivas.
Con esta distracción de recursos el gobierno se ocupa de erradicar al deporte como actividad institucional del estado; dejándolo librado a emprendimientos privados y a denodados esfuerzos de grises dirigentes barriales y de clubes, sin atender los derechos de su población, a la cual ha sometido en un 50% por debajo de la pobreza, con lo cual hablar de “deportes para todos en Jujuy”, es una utopía y sostener el discurso del “FPT”, es una cachetada a nuestra juventud.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 4 =