¿Fellner con Martiarena intenta achicar la brecha con Morales?

 ¿Fellner con Martiarena intenta achicar la brecha con Morales?

El fracaso del Ministro Gustavo Rodas en su intento por colonizar San Salvador, usando los resortes de la gobernación, terminó. Ahora Eduardo Fellner restituirá a José Luis Martiarena en la lucha por la intendencia, para contribuir a la retención de la gobernación que se disputa en octubre de este año.

30.03.2015 || Ya abortada la maniobra de desdoblamiento, por un guiño de CFK a Eduardo Fellner, plazo legal que expira mañana, podemos afirmar que Jujuy quedó integrado al cronograma nacional, dirimiendo la justa electoral en agosto con las PASO, y las generales en Octubre.

fellner-martiarena-nando-milagro

Sin embargo, el fellnerismo que se jugó al aceptar frenar el adelantamiento, ya que puede suceder que CFK evite el ingreso del proyecto de modificación de la actual ley electoral, faltando a su palabra, con lo cual Gerardo Morales podrá constituir un lema en la categoría a gobernador con varios presidenciales jalándolo hacia arriba, para quedar al frente de la provincia en octubre próximo; ahora el FpV quedó obligado a recuperar espacio para retener la conducción de la provincia.

En este sentido, algunos operadores están dándole nuevamente visibilidad al ex intendente de la capital José Luis Martiarena, para ensayar una construcción política con el recuperado alfil del PJ.

Desde  hace tiempo que el fellnerismo había entendido que para ganar las elecciones, sin la ayuda del FUyO, debían intervenir en el municipio capitalino, tarea que encabezó el Ministro de Obras y Servicios Públicos Ing. Gustavo Rodas, quien junto a todos sus secretarios y directores, además del apoyo de todas las demás reparticiones oficiales,  debían colonizar la ciudad de San Salvador de Jujuy, constituyéndose en el potencial candidato a intendente del FpV.

Se supo, que su tarea esforzada, no logró penetrar el blindaje de intención de votos e imagen positiva del actual intendente Raúl “Chuli” Jorge, cayendo en saco roto, en sentido político, los $2.000 millones de pesos en inversiones de obras públicas sobre la ciudad de San Salvador.

Ante el fracaso del Ministro, al cual ya no le responde con entusiasmo el personal ejecutivo a su cargo. Eduardo Fellner recurrió al operativo retorno de José Luis Martiarena. “El que avisa no traiciona”, fue el mensaje de “Pepito” para dar explicaciones a los efímeros compañeros del FR, por su inminente retorno al PJ.

Fellner prefiere apostar por el pragmatismo de Martiarena, y reeditar el épico enfrentamiento con el arquitecto Raúl Jorge en el 2007, ya que el montaje de un municipio paralelo, le trajo más dolores de cabeza que votos. “Zonceras jujeñas las denominó en el discurso de apertura “el Chuli”; a la incoherencia oficialista de avasallar la autonomía municipal, buscando réditos sectoriales.

Llegando hasta intervenir en la nación para frenar programas o suspender asistencias, además de negar la institucionalización de la coparticipación, generando un daño  general a los habitante de la capital: –“Hay que gobernar para todos”-, sostenía Jorge en su discurso de apertura- tras el cual aclaró que ante una eventual convocatoria para ser intendente,  el está dispuesto a servir a la ciudad, o donde el partido lo requiera.

Fellner, trabaja de ahora en más para unificar al FpV, no puede permitir que ningún ex socio se retire, por el contrario deben regresar casi todos los que se fueron, sin ellos no se puede pretender “salvar el cuero”, como ya lo advirtió semanas pasadas el mandatario a sus adeptos.

Las presiones internas, llevaron a un grupo de intendentes y comisionados municipales a ratificar en una solicitada que Eduardo Fellner es el conductor y candidato natural a gobernador del espacio, esto sucedió tras la embestida de uno de sus históricos aliados (RR), que salió con la decisión de competir en una interna, iniciativa que se pinchará durante las pascuas, donde habrá tiempo para la reflexión.

El otro aliado GJ, será promovido a la justicia nacional, trascendió. De esta manera Eduardo Fellner comienza a ordenar las líneas del FpV. Todas estas maniobras se despliegan para recortar la luz que hoy Gerardo Morales le sacó al FpV.

Sin dudas el escenario de la batalla por la provincia será San Salvador, donde se concentra el 42% de los votantes. Hasta ahora la estrategia de pegarle al “Chuli” no dio resultados mensurables en los relevamientos, tampoco funcionó la idea de crear un candidato.

El FPV necesita recurrir a una polarización que hoy por hoy solo puede darse en el ideario de generaciones maduras, precisa además integrar a Milagro Sala y disputar “votos” en las zonas periféricas y vulnerables de la capital, para proyectar unos 25 puntos, los cuales a pesar de no alcanzarle para la intendencia, servirían ante una eventual recuperación dl FPV en las ciudades del interior.

Por ahora, el sueño de retener la gobernación para Eduardo Fellner es una tarea oficiosa, corre de atrás por primera vez en su carreara política, tiene poco aire. ¿Fracasó con Gustavo Rodas, con «Pepitito» Martiarena también?

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 2 =