Parques Industriales: “Pescado podrido para todos”

 Parques Industriales: “Pescado podrido para todos”

Parques Industriales: “Pescado podrido para todos”

El gobierno afirma “a paso sostenido, Jujuy transita el camino que conduce a la generación de valor agregado, mediante la industrialización para el fortalecimiento de su aparato económico.

El gobierno de Fellner salió en las últimas horas a presentar las proyecciones de los Parques Industriales en desarrollo en Jujuy como un éxito de gestión en materia de agregado de valor en origen, cuando en realidad desde su llegada al poder 1998 se produjo una retracción en términos de empleo industrial.

24.01.2015 || El gobierno afirma “a paso sostenido, Jujuy transita el camino que conduce a la generación de valor agregado, mediante la industrialización para el fortalecimiento de su aparato económico. Es por ello que, continuando el encadenamiento de logros alcanzados en el 2014, este año el Gobierno de la Provincia profundizará su gestión enfocada en el desarrollo de los parques industriales”.

El comunicado de prensa sostiene que este año habrá una profundización enfocada en Parque Industriales, recordemos que Eduardo Fellner permanece en el poder desde 1998, con una interrupción formal durante el 2007 al 2011, cuando fue reemplazado por Walter Barrionuevo, período en que Fellner digitó sus intereses desde el Congreso de la Nación.

parque-industrial-de-perico_15759

Su regreso en el 2011 fue bajo la consiga, según afirmaba Cristina “Fellner regresa para industrializar a Jujuy”, sin embargo esta concepción parece que será una bandera que esgrimirá recién 17 años después de haber asumido como gobernador.

En cuanto a política industrial Fellner, que acompañó a Carlos Menen en su política de privatización de los recursos del estado, fue promotor del desguace del Belgrano Cargas, el cual debió haber rentrado en operatividad un año después, pero sin embargo hoy 18 años después apenas una zorra retornó hasta la ciudad de Palpalá, hecho demasiado irrelevante para pretender instalar un proceso de industrialización emergente en una provincia que destruyó las bases coyunturales para hacer posible este proceso.

Según se revela en datos privados, el empleo industrial se redujo en un 50% en los últimos 15 años en la provincia de Jujuy, con lo cual el objeto del gobierno fue “destruir la industria”; por eso los Parques Industriales fueron una mala palabra durante más de una década, establecidos tibiamente ene l último año por expansión de políticas nacionales, más que por iniciativas del gobierno provincial, sino como explicarían que en la legislatura no hay ni una sola ley que fomente la inversión en la provincia.

Otra fuerte omisión que desnuda el discurso de Fellner, que tiende al engaño, es el abandono de la Zona Franca, instrumento imposible de soslayar en cualquier política comercial orientada hacia el comercio exterior, en un mundo donde no se puede concebir el horizonte comercial sin estrategias e instrumentos globales.

El gobierno afirma que habrá una consolidación del parque industrial de Palpalá, en cuya superficie de 13 hectáreas, se adjudicaron 18 lotes a 7 empresas jujeñas.

En el caso del parque industrial de Perico, asegura un progreso significativo por el hecho de haber obtenido el número de certificado del Registro Nacional de Parques Industriales (RENPI) y que 14 empresas de la provincia recibieron su acta de posesión.

Pero oculta que los emprendimientos no reúnen las connotaciones industriales, sino que sus perfiles son de Pymes de servicios y fraccionamiento. Tampoco el gobierno dispuso medidas legislativas complementarias que catapulten los objetivos de las empresas allí instaladas, las cuales están muy lejos de generar nuevos empleo de calidad, por lo cual el gobierno solo apuntala declaraciones cargadas de voluntarismo.

Desde el gobierno también realzan el parque comunitario de servicios mineros de Susques, cuya inscripción está debidamente registrada ante el RENPI, pero nada dicen de la inequidad en cuanto a derrame de una actividad que solo en el 2013 supero los 300 millones de dólares en exportaciones, que no se tradujeron en una disminución de la pobreza por esas regiones, ya que los indicadores revelados por el propio Ministerio de Salud de la Nación aseguran que Jujuy sigue por debajo del promedio de muerte materno infantil, estadística que mide objetivamente la pobreza regional.

El gobierno también asegura  que “las políticas públicas ejecutadas, perfilan el carácter industrial que se necesita para dar respuestas a la demanda laboral, a partir de los efectos multiplicadores que conllevan las cadenas de valor”. En este sentido es toda una contradicción, ya que Fellner viene sosteniendo estadística del INDEC en sus discursos de apertura de sesiones ordinarias, donde minimiza la demanda laboral, la cual es muy fuerte en Jujuy en términos de la realidad.

También el parte sostiene la importancia del efecto multiplicador de las cadenas de valor activas, lo cual es otra contradicción, ya que por ejemplo en el sector tabacalero el gobierno es responsable en gran medida por la contracción de la mano de obra y de superficie sembrada, que en los últimos cinco años disminuyó un 25 %, es decir 5.000 puestos menos de empleo.

Sin dudas, desde el gobierno no están interesados en el despegue del sector privado, pero si en la obra pública de los amigos del poder y testaferros, según consta en denuncias realizadas desde la oposición, donde la sobre facturación permite jugosos dividendos, como también rinde más, en términos de capital político, el asistencialismo que practica el gobierno que alinea a bolsones marginales bajo sellos sociales; jujeños que si encontraran trabajo de calidad tendrían independencia, con lo cual el fellnerismo no sería posible.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + 4 =