El kirchnerismo gana en el NEA-NOA y Macri descuenta en la Región Centro

 El kirchnerismo gana en el NEA-NOA y Macri descuenta en la Región Centro

La fórmula kirchnerista Alberto Fernández-Cristina Fernández le sacan 20 puntos de diferencia a la fórmula de Mauricio Macri-Miguel Angel Pichetto en el Norte Grande argentino (NEA-NOA).

Según el trabajo de la consultora Tendencias, en las provincias del NEA-NOA el kirchnerista Frente de Todos tiene una intención de voto del 45%, mientras que la de Juntos para el Cambio alcanza alrededor del 26%.

Inversamente, la dupla Macri-Picheto de Juntos por el Cambio, lograría revertir esa diferencia en las regiones Centro, Cuyo y Patagonia, lo que le daría un triunfo en un escenario de balotage.

El estudio de opinión se llevó a cabo en el mes de julio, en base a 9318 casos efectivos, consultados en todo el territorio nacional, con cuestionario pre-grabado telefónicamente y sistema online. El relevamiento tiene un margen de error de +/-1 y un nivel de confianza de 95%.

Esta elección es «territorial»: las regiones NEA, NOA, sur y conurbano boanerense son del kirchnerismo. El otro bloque (Juntos por el Cambio) se asienta en Capital Federal, Región Centro (Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos) y Cuyo (Mendoza, San Juan y San Luis)

Según el consultor, Carlos Germano, estas opciones se encaminan a conseguir el 40% cada una el 11 de agosto, lo que levanta la tensión hacia las generales de octubre: cualquiera de los dos bandos quedaría en condiciones de conseguir el 45% necesario para definir la batalla en primera vuelta y evitar un balotage.

En ese momento, -vaticina- volverán a valer las minorías ajenas a la polarización, como la izquierda, que ostenta un 5%, los indecisos y los que todavía bancan las terceras opciones.

El próximo desafío de las campañas electorales que vendrán después de la primaria. Los «no polarizados» no representan un público al que se pueda convencer con el miedo, porque tiene otras demandas.

En este segmento hay reclamos que sólo uno de los bloques en pugna está en condiciones de captar y, eventualmente, atender en sus propuestas: el macrismo.

Para el consultor, la campaña del PRO es «digital» y la del kirchnerismo es «analógica». El oficialismo nacional, según Germano tiene «una batería de recursos económicos y tecnológicos que está más cerca de poder descifrar ese núcleo de 10 o 15 por ciento y desentrañar nichos de demanda que no pasan por la inseguridad, el narcotráfico y la economía».

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 − nueve =