El peronismo desbordó la Plaza y apuntó a Macri: «Es el gobierno de la exclusión»

 El peronismo desbordó la Plaza y apuntó a Macri: «Es el gobierno de la exclusión»
 LPO || Estela de Carlotto pidió liberar a Milagro Sala. Taty Almeida defendió “la patria grande”. Acusaron al presidente de misógino.
El peronismo conmemoró junto a las agrupaciones de Derechos Humanos el 40º aniversario del golpe militar con duras críticas a Barack Obama y Mauricio Macri, a quien le exigieron liberar a Milagro Sala y trataron de misógino.
56f45bca40bd2_660_360!

Los organismos coparon Plaza de Mayo desde las 14 con fuerte presencia del kirchnerismo, con militantes de La Cámpora, El Movimiento Evita, Kolina y hasta ex funcionarios de Cristina Kirchner. Uno de ellos fue Aníbal Fernández, que viajó junto a Hebe de Bonafini en el colectivo que trasladó a las Madres por avenida de Mayo hasta la Plaza.

Aníbal Fernández llegó a la Plaza en el mismo colectivo que trajo a Hebe de Bonafini. Scioli se mezcló con la gente, junto a Vanoli, Taiana y el Chino Navarro.

También se lo pudo ver a su ex rival Julián Domínguez, a Guillermo Moreno y al ex juez Eugenio Zaffaroni, entre otras figuras ligadas al gobierno anterior.

Los miles de personas que se movilizaron a la plaza y coparon Avenida de Mayo, Diagonal Sur y Norte y las calles aledañas, contrastaron de manera imponente la imagen en soledad de Obama y Macri de esta mañana, cuando ambos mandatarios hicieron un acto sin gente y con fuerte custodia policial y del servicio Secreto en el Parque de la Memoria.

El evento estuvo cargado de un contenido político que superó a aniversarios anteriores, puesto que se trató de la primera oportunidad que tuvo el peronismo en la era Macri para movilizarse a gran escala.

Con cánticos como “Macri basura, vos sos la dictadura” y carteles que lo comparaban con Carlos Menem, el acto estuvo prácticamente dedicado a repudiar al presidente y a su visitante de lujo, contra quien exhibieron los clásicos carteles “Obama go home” y lo asociaron con los fondos buitres. Incluso, hasta una fracción de la barra de Boca, club que presidió Macri, se instaló en la puerta de la plaza con banderas que decían «Boca es pueblo, Macri la dictadura».

El canto que más se repitió fue el “vamos a volver”, que le imprimió al acto un carácter netamente kirchnerista, sólo interrumpido con la irrupción de la izquierda luego de las seis de la tarde (ver nota relacionada).

Dardos en el escenario

La encargada de leer el documento fue Estela de Carlotto y desde un escenario montado frente a la Casa Rosada no perdonó al presidente. “Queremos libertad a Milagro Sala. No puede ser que tengamos una presa política”, repudió.

Y cuestionó las intervenciones de Estados Unidos en otros países y la continuidad de la cárcel de máxima seguridad que ese país tiene en la isla cubana de Guantánamo.  En tanto, el documento que leyeron las Abuelas denunció que «el gobierno tiene doble discurso» porque, señaló, «dice que los juicios a genocidas van a continuar pero despiden a trabajadores, no cesa en el intento de opacar a la procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó».

«Nuevamente exigimos la renuncia indeclinable, inmediata de Darío Lopérfido, un funcionario negacionista a cargo de la cultura del gobierno de esta ciudad, quien puso en duda la magnitud del genocidio que sufrió nuestro pueblo, tan grave como sus dichos es que el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta lo mantenga en el cargo», aseguró una referente de Abuelas, Lita Boitano, que leyó parte del documento.

No menos dura fue la titular de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Taty Almeida: «No vamos a volver porque nunca nos fuimos» y repudió «los intentos destituyentes a las democracias latinoamericanas y abrazamos al pueblo de Brasil en defensa de la soberanía popular».

“Van por Maduro en Venezuela, por Evo en Bolivia, por Dilma y Lula en Brasil; las corporaciones no tienen fronteras, van por nuestra libertad y nuestros derechos», agregó Almeida y repudió los despidos y el pago a los buitres, dos medidas de Macri.

También acusaron a Macri de encabezar «el gobierno de la exclusión». Y una militante que habló desde el escenario terminó con una dura acusación a Macri: “Tenemos un presidente misógino, que dice que a las mujeres les gusta que las traten mal”, se quejó, en alusión a aquella frase desafortunada del jefe de Estado que lo obligó a disculparse.

 

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 3 =