El proyecto nacional apunta a la industrialización de la producción

 El proyecto nacional apunta a la industrialización de la producción

Charla debate

El pensamiento nacional le ha permitido a nuestro país empezar a producir alimentos con valor agregado porque es productor de la biomasa a partir de la cual se fabrica el alimento. Dejar de pararse solo como un productor granario y empezar transformar la producción como un camino que lo lleve a un país más industrializado. Así lo afirmó Javier Ortega, Director de la Fundación ArgenINTA, durante la -charla debate- realizada este miércoles en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas, organizada por el Centro Regional Salta – Jujuy y el Ministerio de la Producción de Jujuy.

DSC_0621

La apertura del encuentro estuvo a cargo del Secretario de Desarrollo Productivo Alfredo Simón y el director del Centro Regional Salta – Jujuy Ing. José MInetti. Durante el cónclave que congregó a empresarios, productores, técnicos y estudiantes de la región, Javier Ortega brindó una disertación sobre el Pensamiento Autónomo y el Proyecto Nacional. Por otra parte, Antonio Palazuelos Manso, Licenciado en Ciencias Económicas y Doctor en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid, ofreció una charla sobre la crisis global y lo cambios socio económicos en el mundo

En dialogo con Pregón, Ortega expresó “vine a explicar lo que es el proyecto nacional que es una categoría que siempre se menciona y se repite pero nuca se aborda analíticamente sobre que se quiere decir con esto”. En este sentido señaló “es una categoría de pensamiento que viene desde nuestra época de independencia y por distintos tipos de avatares y sobre todo por movimientos económicamente interesados nunca se pudo hacer –carne- sobre lo que tiene que ver con el rumbo que le damos a nuestro país”, explicó.

Agregó “mediante un sistema de división internacional del trabajo desde afuera siempre se nos ha asignado un rol, una manera de ser y de pensar”, por lo tanto “siempre hemos tenido problemas para concebir nuestro desarrollo porque no fue pensado por nosotros mismos”.Esto no implica “negar el conocimiento que viene de otras fronteras sino ver lo que tenemos y readaptarlo para hacer nuestras propias invenciones y tener una opción superadora en los diferentes aspectos”, aseguró.

Ortega quiso dejar en claro que la etapa más gloriosa de nuestro país “no es la de la Argentina agroexportadora donde producíamos lo que nos mandaban las naciones centrales sin ningún agregado tecnológico con lo cual la riqueza que se obtenía quedaba en manos de una minoría”. Sino la industrializada del siglo XX “donde entre otras cosas fabricábamos aviones con alto contenido tecnológico y eso era un pensamiento nacional que estaba en Argentina buscando una estrategia para promover el desarrollo” que luego “se fue perdiendo y cayendo en los pensamientos neoliberales”, se lamentó.

Un ejemplo concreto de “pensamiento propio y proyecto nacional”, es el resurgimiento “de la producción de quinua”, aseveró. Porque “cuando fuimos pensado por otros dejamos de lado un cultivo ancestral con propiedades no solo alimenticias sino también nutraceuticas muy superiores a  los cereales que nos impuso la división internacional del trabajo”. Mientras que “otros países como Bolivia y Perú lo mantuvieron y pudieron avanzar en su desarrollo”, señaló.

Pero hoy debido “a que vuelve a despertar una manera de vernos a nosotros mismos, renace el cultivo y la potencialidad que tiene la quinua, lo cual es un ejemplo concreto delpensamiento nacional”, remarcó.

 

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − 10 =