El radical Cornejo aplastó al kirchnerismo y es el nuevo gobernador de Mendoza

 El radical Cornejo aplastó al kirchnerismo y es el nuevo gobernador de Mendoza

El radical Alfredo Cornejo, candidato de una amplia alianza opositora que en su núcleo duro se acordó con el PRO, se imponía esta noche por una diferencia mucho más amplia de la anunciada por las encuestas que hablaban de una mínima distancia contra el candidato del peronismo gobernante, Adolfo Bermejo.

55876da719027_410_236!

Escrutado el 98,89 por ciento de las mesas, Cornejo cosechaba el 46,43 por ciento de los votos sobre Bermejo que sumaba el 39,42 por ciento de los sufragios, mientras que la postulante del Frente de Izquierda, Noelia Barbeito alcanzaba un poco más del 10 por ciento.

El triunfo del intendente de Godoy Cruz sirvió para que se encontraran los precandidatos presidenciales Mauricio Macri (PRO) y Ernesto Sanz (UCR), quienes festejaron como propia la victoria en uno de los distritos clave para las elecciones nacionales. Sergio Massa, socio menos en la coalición opositora envió un comunicado de felicitación en el que no ahorró críticas al líder del PRO.

El peronismo al que las encuestas previas daban acercándose a los 43 puntos terminó haciendo una pésima elección y con 37 por ciento que sacaba, perdía además municipios claves.

Cornejo sacaba así un 7 por ciento más que en las PASO del 19 de abril, la primera vez que Mendoza cuenta con esta herramienta en coincidencia con la ley nacional. Ese día, el actual intendente de Godoy Cruz, fue el candidato más votado, con 45% de los sufragios, 4,3% más que la suma de los tres precandidatos que se presentaron por el Frente para la Victoria.

El peronismo no sólo perdió el gobierno provincial sino también quedó muy debilitado en términos de poder territorial, ya que de los 12 departamentos que gobernaba, perdió nada menos que 6.

El dato a destacar fue la dura derrota del vicegobernador Carlos Ciurca en Las Heras, comuna tradicionalmente peronista, donde se impuso por 3 puntos el médico cobista Daniel Orozco. También perdieron en Guaymallén donde otra vez Cobos impuso a su delfín el bioquímico Marcelino Iglesias. Además el peronismo cayó en Luján de Cuyo, Malargüe y Tupungato.

En su discurso de esta noche, rodeado de Macri y Sanz, Cornejo convocó al actual gobernador Francisco «Paco» Pérez, a iniciar mañana mismo la transición. «Quiero anunciarles que en una tradición, que no es de Mendoza pero que me gustaría imponer, que lo he invitado al gobernador Pérez a desayunar a mi casa mañana las 9.30», reveló y confirmó que Paco Pérez «me ha aceptado esa invitación, a pesar de su convalecencia», en referencia a la reciente intervención quirúrgica en una pierna a la que fue sometido el gobernador.

Paco Pérez no tuvo una buena noche, cuando acompañó al candidato oficialista a reconocer la derrota fue víctima de algunos silbidos de los militantes.

Un radical de intensa trayectoria

Alfredo Cornejo, de 53 años, es licenciado en Ciencias Políticas, título obtenido en 1990 en la Universidad Nacional de Cuyo. Fue dirigente estudiantil de Franja Morada. Su primer cargo público fue en 1999 de la mano de César Biffi, cuando asume como secretario de Gobierno de Godoy Cruz. En abril del 2002, fue electo senador provincial.

En diciembre del 2003, tras la victoria del candidato radical a la Gobernación Julio Cobos, fue designado ministro de Gobierno, y en febrero del 2005, en medio de una crisis de seguridad, se hizo cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad.

En octubre del 2005, encabezó la lista de diputados nacionales de la UCR mendocina, elección que lo envió a la Cámara de Diputados de la Nación. Al poco tiempo, renunció para candidatearse a intendente de Godoy Cruz, cargo al que accedió tras las elecciones de octubre del 2007.

En esos años, Cornejo se convirtió en el principal operador de Cobos, trabajo que dio como resultado la incorporación del entonces gobernador a la Concertación Plural, frente político liderado por el kirchnerismo nacional. De hecho, tras la elección de Cobos como vicepresidente Cornejo fue el nexo político de los radicales K mendocinos con el kirchnerismo.

En el 2011 y al mismo tiempo, y durante dos años, fue electo presidente de la UCR local.

A partir de allí, comenzó un amplio armado político que lo llevó a enfrentarse con su ex jefe político, Cobos, a quien contradijo en varias oportunidades en su idea de formar un amplio frente opositor para competir con el Frente para la Victoria en las generales de 2015.

Asimismo, fue uno de los dirigentes ex K más castigados por el fallecido intendente de la Ciudad de Mendoza, Víctor Fayad, quien cada vez que podía lo acusaba de “proxeneta de la política”, por sus idas y vueltas dentro de la UCR, con Cobos y con el kirchnerismo.

Ahora, electo gobernador de Mendoza, Cornejo basó su campaña en la necesidad de “sincerar” las deficitarias cuentas provinciales: Llegó a anunciar la necesidad de “ajustes”, pero ante la polémica que provocó en las últimas semanas viró y empezó a hablar de “cambios” y de “orden”.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + 10 =