Fellner ignoró a la principal economía jujeña

 Fellner ignoró a la principal economía jujeña

El sector tabacalero nuevamente fue dejado de lado por el Gobernador. Una campaña abarrotada de denuncias por trabajo informal y un rosario de desaciertos en materia de sustentabilidad, relegan a la otrora joya del sistema económico jujeño.

Jujuy. 3.04.2014

A dos días del discurso del gobernador de la Provincia de Jujuy; Dr. Eduardo Fellner, la omisión del sector tabacalero cobró eco en las dirigencia que no logra interpretar todavía el mensaje del 2012, cuando Fellner recomendó la reconversión de la actividad.

Sin dudas, que  el desplante sufrido por  la principal economía jujeña por su carácter distributivo,  al quedar fuera del discurso de apertura de sesiones, ratifica que el sector no realiza las tareas necesarias para encauzar la actividad en un camino de sustentabilidad, ya que reconvertir, no significa cambiar de cultivo, por lo contrario, implica enormes esfuerzos por optimizar la producción desde propuestas amigables con la salud y la garantía de un mayor impacto económico en todo el tejido social del área.

Pues la persistencia de la dirigencia jujeña en sostener un sistema de distribución de los recursos de perfil sectario, permitiendo la concentración de la riqueza año tras año, al poner condiciones que solo los productores más fuertes y cercanos a las cúpulas de decisiones pueden resistir, se ganó sucesivas advertencias del Ministerio de Agricultura de la Nación, que no le interesó escuchar.

La dirigencia se ocupó de desplegar un manto de sospechas sobre la gestión y la asignación del FET, cuyos criterios no son claros, menos precisos, contribuyendo a potenciar el marco de incertidumbre que afecta al sector en materia financiera. Recayeron sobre la propia cartera nacional de agricultura un par de pedidos de informes comprometedores, cuyas repuestas fueron cuestionadas por la propia dirigencia, dejando al FET cada vez más contaminado de suspicacias.

Las múltiples denuncias por trabajo informal que caen a diario sobre el sector, resaltan no solo la ineficiencia de la entidad gremial para superar una falencia laboral de décadas, sino que revela  una profunda interna política del peronismo jujeño que se trasladó al ámbito institucional del sector, por la entrega paulatina de la Institución a los caprichos de la política. Desde el propio gobierno se aceleran las denuncias por trabajo esclavo, sin agotar recomendaciones para abordar una temática cultural de doble interpretación.

Las desprolijidades permanentes que acusa la Unidad Coordinadora encargada de redactar los POas, señalada por inconsistencias que no le permiten superar con eficiencia los pasos para su aprobación, generando retrasos excesivos en la gestión del FET, que se traducen en moras, punitorios e intereses aplicados a los bolsillos de los productores, representan uno de los tantos aspectos negativos de una gestión que permite el uso del del complemento directo de precio ( 80%) para descuentos que deberían estar asignados a los planes que deben descontarse del 20%.

Sin dudas el Sr. Gobernador es consciente del cúmulo de desaciertos que se cometen desde la dirigencia del sector tabacalero, por ello decidió no hablar de la actividad, dándole espacio para la reflexión, sobre todo a los productores jujeños que perdieron el horizonte, no solo de sus esfuerzos, sino de sus derechos como sector organizado.

 

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *