El tabaco estimula el desarrollo social y productivo

 El tabaco estimula el desarrollo social y productivo

Importante actividad económica que estimula el desarrollo social y productivo de las provincias de Misiones, Salta, Jujuy, Chaco, Catamarca, Corrientes y Tucumán.

Mucho se habla del cigarrillo, pero poco del tabaco. El cultivo de tabaco es una actividad esencial en las provincias del norte, la cual genera recursos, trabajo y moviliza el desarrollo de las economías regionales. El tabaco representa uno de los principales sectores agrícolas del país.

En la Argentina, la producción tabacalera está concentrada en el Norte Grande (NEA y NOA), siendo una importante actividad económica que estimula el desarrollo social y productivo de las provincias de Misiones, Salta, Jujuy, Chaco, Catamarca, Corrientes y Tucumán, en las cuales muchos departamentos y localidades dependen casi totalmente de la actividad tabacalera.

Actualmente la Argentina es el octavo productor del cultivo y el séptimo exportador mundial, destacándose por producir una hoja de altísima calidad. Año tras año, el sector genera ingresos por millones de dólares ya que casi el 80% de la producción se destina a la exportación; algunos de los principales mercados son China, Bélgica, Paraguay y Canadá. El reconocimiento mundial que recibe nuestro cultivo tiene que ver con la larga tradición tabacalera presente en el país y la permanente superación y orgullo que muestran los productores.

El cultivo de tabaco es el principal demandante de mano de obra por unidad de superficie del sector agropecuario, con alrededor de 70 a 120 jornales por hectárea según zonas, supera de manera rotunda a otros cultivos como la soja, el trigo o el maíz, que necesitan 0,44 jornales por hectáreas. Desde el punto de vista socioeconómico y productivo, al igual que sucede en el resto de los países productores, es el cultivo con mayor rentabilidad en explotaciones de pequeña escala y en zonas donde otros cultivos no resultan viables o bien tan rentables.

Tomando la cadena de tabaco en su conjunto, se puede estimar que alrededor de 1.000.000 de personas dependen para su subsistencia de la producción, comercialización e industrialización del tabaco a nivel nacional.

A nivel fiscal, el tabaco es un gran contribuyente. Teniendo en cuenta el alto nivel de carga impositiva que tiene cada paquete de cigarrillos (70% del total del valor son impuestos), la generación de recursos fiscales para la Nación y las provincias es significativa. A través del Fondo Especial del Tabaco, que cobran los productores tabacaleros, les retornaron a las provincias más de $1.000 millones.

Asimismo, la actividad tabacalera argentina está altamente integrada con una importante producción de tabaco, manufactura de productos tabacaleros y una amplia red de distribución y comercialización.

En estos días, además, hubo dos hechos importantes para el sector. El primero de agosto se celebró la edición número 48 de la Fiesta Provincial del Tabaco en Chicoana y la Cámara de Tabaco de Salta celebró su 50 aniversario. Por esto, creemos importante realizar un breve detalle de esta actividad en la provincia. Salta es la segunda provincia en términos de volumen total de producción de tabaco, con un 29% del total productivo. En la campaña 2011/2012 se produjeron aproximadamente 33 millones de kilogramos de tabaco en la provincia y la producción representó trabajo para más de 38.000 familias.

*Presidente de la Cámara de Tabaco de Salta

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.