En crisis por el caso Maldonado, Patricia analiza sacarle un área clave a Burzaco

 En crisis por el caso Maldonado, Patricia analiza sacarle un área clave a Burzaco
 LPOLe quita la subsecretaría de Inteligencia Criminal y se la pasa a Milman. Ya le había quitado el área de estadísticas.
Patricia Bullrich finalmente acusó el golpe por el caso de Santiago Maldonado, desaparecido hace casi un mes tras un operativo de Gendarmería, y analiza quitarle un área clave a Eugenio Burzaco, secretario de Seguridad.

Se trata de la subsecretaría de Inteligencia Criminal, que ocupa Patricio Furlong, hombre de confiaza y socio de Burzaco, que mantiene desde el inicio de la gestión una durísima interna con su jefa. Fuentes del ministerio afirmaron a LPO que Furlong aún no fue apartado de su cargo y se evalúa su permanencia en el ministerio. Pero más allá de los apellidos, lo que le importa a la ministra es sacar la subsecretaría de la órbita de Burzaco.

En el Gobierno nacional aseguran que Patricia «perdió un tiempo precioso» en el caso Maldonado, al confiar ciegamente en las fuerzas y no apurar la investigación correspondiente, dejando que el caso se convirtiera en un problema político de primera magnitud, por una innecesaria defensa cerrada de la Gendarmería, como bien le dijo este miércoles Felipe Solá al jefe de Gabinete Marcos Peña, durante su exposición en Diputados.

Las fuentes consultadas por LPO agregaron que al sumar al ministro de Justicia, Germán Garavano, al manejo de la situación, Patricia dejó en evidencia la sensación de pérdida de apoyo interno. De hecho se habla de su salida del gobierno, antes de fin de año.

Acaso consciente de ese situación, la ministra decidió enviar un mensaje tanto hacia fuera como puertas adentro del ministerio. Como de la Secretaría de Seguridad dependen las cuatro fuerzas federales -incluida Gendarmería- y el tema Maldonado llegó a la reunión de gabinete ayer, Patricia esta vez no dudó y castigó a Burzaco.

En el ministerio aseguraron a este medio que el cambio Inteligencia Criminal se venía cocinando desde hace tiempo, pero Patricia decidió acelerarlo para demostrar reacción ante el caso del joven desaparecido, que adquirió la atención internacional.

Desde que asumió en el ministerio, Patricia arrastra una interna con Burzaco. En los pasillos del ministerio aseguran que para opacar a Burzaco, puesto allí por Mauricio Macri, la ministra creó la secretaría de Seguridad Interior, ocupada por Gerardo Milman, que viene a duplicar la estructura del ex jefe de la Policía Metropolitana. Desde entonces se cuestiona en el Gobierno la supuesta superposición de las funciones de Burzaco y Milman.

No es la primera vez que Patricia le saca un área a Burzaco para favorecer Milman: ya le había quitado las estadísticas criminales que dependían de la Subsecretaría de Políticas de Seguridad e Intervención Territorial.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 − 6 =