En el peronismo ya hablan de reorganizar el partido

 En el peronismo ya hablan de reorganizar el partido

Como sucedió en 1983, y en 1999, después de la derrota, el peronismo empezará a revisar su futuro. Lo admitían anoche en el búnker sciolista dirigentes partidarios, cuando ya Daniel Scioli había dado su discurso final y partía del estacionamiento del NH City, entre gente que lloraba y se abrazaba, y le cantaban la Marcha Peronista para despedirlo.

Viene una tarea enorme del peronismo”, indicó a Clarín el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey. “El pueblo no se equivoca y si ganaron es que hicieron mejor las cosas”, completó.

Urtubey esbozó una autocrítica: “Estamos obligados a levantar la vara. La sociedad le levantó la vara a la política”, sostuvo, y en cuanto a la relación con Mauricio Macri presidente, habló de “colaborar para que a la Argentina le vaya bien. Hay que aportar al triunfo del país” desde una “oposición seria, constructiva”. En particular sobre su provincia dijo que debía “representar a 1,3 millones de salteños y hacer lo que sea para que les vaya bien”.

A unos pasos estaba el intendente saliente de La Matanza y ex precandidato a vicegobernador bonaerense, Fernando Espinoza. Airoso en su distrito, destacó que “arrasamos en La Matanza, somos otra vez la capital nacional del peronismo”. Y sobre el PJ, sostuvo: “Tenemos que darnos un período de reflexión. Hay liderazgos que se reafirman y otros que se renuevan”, dijo sugestivo.

-¿Hay un liderazgo vacante en el peronismo a partir de ahora?, le preguntó Clarín.

-Es parte de la reflexión para el período que viene. Daniel fue gobernador 8 años, y la Presidenta (Cristina Kirchner), también fue presidenta 8 años.

Espinoza dio un mensaje conciliador como titular del PJ provincial: “Vamos a acompañar institucionalmente la gestión del nuevo presidente y de la gobernadora electa. Si a Macri le va bien, le va bien al país. Nos ponemos a disposición”.

Más cauto, pero anticipando un debate interno, se mostró el titular de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez: “Tenemos que leer que pasó, qué nos dijo nuestro pueblo. Hay que interpretar el mensaje y actuar en función de eso”.

Seguramente influídos por los pronósticos de derrota, no hubo en el búnker sciolista demasiadas presencias partidarias. De los gobernadores oficialistas y aliados, se vio además de Urtubey, al misionero Maurice Closs. Y hubo un puñado de intendentes electos: Verónica Magario (La Matanza), Juan Zabaleta (Hurlingham), el sciolista Mariano Cascallares (Almirante Brown). La mayoría de los gobernadores del PJ decidieron no viajar a Buenos Aires.

Desde San Miguel de Tucumán, el gobernador Juan Manzur, junto al senador electo, José Alperovich, saludó a Macri y afirmó que “a veces se gana y a veces se pierde, ganamos todas las elecciones este año”, agregó en un mensaje al radical José Cano, que sigue impugnando judicialmente la elección provincial. Desde el peronismo no K, el gobernador cordobés José Manuel De la Sota también anticipó el debate que se viene: “No perdió el peronismo, sino que perdieron los usurpadores”.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − ocho =