En Panamá, USA y Cuba, igual que en el ’56

 En Panamá, USA y Cuba, igual que en el ’56

La VII Cumbre de las Américas se inauguró el viernes 10/04 por la noche en el centro de convenciones Atlapa, Ciudad de Panamá, con la familia completa: 35 jefes de Estado y de gobierno, entre ellos, Cuba, y con la sola ausencia justificada de Michelle Bachelet, representada por su canciller, Heraldo Muñoz. Cristina Fernández de Kirchner llegó 1 hora tarde y se perdió la foto oficial ya que esta vez nadie la esperó. Separada de la Organización de Estados Americanos (OEA) 3 años después (1962) del triunfo de la revolución de Fidel Castro (1959), la isla de Cuba permaneció bajo el bloqueo económico impuesto por Washington DC, que cuestionó el régimen marxista leninista de la isla y condicionó las relaciones comerciales de La Habana y sus países aliados. Curiosamente, USA, Cuba y Panamá protagonizaron un encuentro en 1956: una reunión presidencial que convocó a 21 países de Latinoamérica, relatada por John Lee Anderson en su biografía de Ernesto ‘Che’ Guevara. Fidel Castro, preso en México, acusó a la embajada estadounidense de ‘presionar’ a las autoridades mexicanas para frustrar su liberación. Washington -señala Anderson-, efectivamente había pedido a los mexicanos que retrasaran la puesta en libertad por la necesidad de apaciguar a Fulgencio Batista, quien había amenazado con boicotear la cumbre prevista para el 22/07/1956 en Panamá; y los estadounidenses querían asegurarse que no faltara nadie. En 2015, en Panamá, USA se reconcilia con uno de sus archienemigos; Raúl Castro, hermano del comandante Fidel. Deja atrás un enfoque fracasado de aislamiento, de bloqueos económicos y de amenazas castrenses o terroristas. La connotación de este hecho se hizo presente en los discursos de los oradores en la ceremonia de inauguración que abrió con un mensaje del papa Francisco en voz del secretario del Vaticano, Pietro Parolin.

obama-raulcastro
La imagen de ver a un Presidente cubano y uno estadounidense en la misma sala fue importante. Como señal de acercamiento, en lo que hasta ahora fue la reunión de mayor nivel en 5 décadas, el secretario de Estado John Kerry y el canciller cubano Bruno Rodríguez conversaron el jueves 09/04 sobre “la apertura de embajadas”.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). El esperado encuentro inicial entre los presidentes de USA, Barack Obama, y de Cuba, Raúl Castro, se dio este viernes, cuando se saludaron poco antes de hacer su ingreso a la sala principal del centro de convenciones de Atlapa, de Ciudad de Panamá, donde se instaló la VII Cumbre de las Américas.

Aunque fue un saludo breve, la cordialidad del encuentro se hizo evidente en sus rostros, una imagen en la que aparecen el secretario general de la ONU, Ban ki-Moon; el canciller cubano Bruno Rodríguez y el presidente panameño y anfitrión Juan Carlos Varela.
Y ya en la sala principal, apenas 2 presidentes los separaban, dada la tradición de que se ubican los líderes de los países en estricto orden alfabético.
Se da así un paso más en el descongelamiento de las relaciones entre los 2 países luego del saludo –también breve– durante los funerales del líder sudafricano Nelson Mandela en diciembre del 2013, y el histórico anuncio del 17/12/2014 del restablecimiento de relaciones diplomáticas y las posteriores jornadas de negociaciones.
La cumbre arrancó con una foto extraordinaria de los presidentes de las Américas, que se la perdió Cristina Fernández de Kirchner porque llegó 1 hora tarde a Panamá.
En su lugar, al lado del presidente venezolano Nicolás Maduro, posó el canciller Héctor Timerman, que ya se encontraba en el país centroamericano.
Este sábado 11/04, Obama y Castro dialogarán sobre el proceso anunciado en diciembre para normalizar las relaciones, rotas 2 años después de que Fidel Castro llegó al poder.
El 03/01/1962 USA rompió relaciones con Cuba y ese mismo mes, el 31/01/1962, la OEA aprobó una resolución que excluyó a la nación caribeña del sistema interamericano.
La imagen de ver a un Presidente cubano y uno estadounidense en la misma sala fue importante. Como señal de acercamiento, en lo que hasta ahora fue la reunión de mayor nivel en 5 décadas, el secretario de Estado John Kerry y el canciller cubano Bruno Rodríguez conversaron el jueves 09/04 sobre “la apertura de embajadas”.
En un gesto que puede traer mejores noticias, se anunció que el secretario de Estado Kerry recomendó a Obama sacar a Cuba de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo, una medida exigida por La Habana para llevar a buen puerto las negociaciones.
En las horas previas a la instalación de la cita hemisférica se precipitaron auspiciosas señales, como en una cascada. En el foro sobre la sociedad civil, el presidente Obama dijo que los días de la injerencia de USA en la región habían terminado: “Aquellos días en que nuestra agenda en este hemisferio a menudo suponía que Estados Unidos podía inmiscuirse con impunidad ya pasaron”, dijo.
Antes, en un foro con empresarios de la región, Obama fustigó a los líderes latinoamericanos que no han dejado atrás aún los dogmas económicos que definieron la Guerra Fría.
“Solía plantearse que o bien se tenía un modelo económico estatista (…) o bien un mercado completamente libre”, dijo. “En virtud de la sabiduría, y de algunas cosas que no funcionaron y de otras que sí, creo que todos en esta región tienen soluciones muy pragmáticas, o una orientación pragmática”, señaló. Pero, aclaró, “tal vez no todos, pero sí casi todos”, dijo con una mueca burlona que generó risas de la audiencia.
Obama quiere aprovechar esta cumbre para abrir una nueva era con América Latina. Fueron pocas las veces que América Latina aplaudió de forma unánime una medida de USA. La excepción fue la iniciativa para la normalización de las relaciones entre Cuba y USA.
En forma previa
Obama, se reunió el viernes 10/04 en Panamá con opositores cubanos y líderes de la sociedad civil de otros países antes de su esperado encuentro de este sábado con el mandatario de Cuba, Raúl Castro.
Tras dar un discurso ante el Foro de la Sociedad Civil, Obama asiste a una mesa redonda, cerrada a la prensa, con activistas y líderes civiles de varios países, entre ellos los opositores cubanos Manuel Cuesta Morúa y Laritza Diversent, según la información facilitada por la Casa Blanca.
En el encuentro participan también los mandatarios de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, y Uruguay, Tabaré Vázquez.
Cámara de Comercio
El presidente de  Cuba , Raúl Castro, mantuvo en Panamá sendas reuniones con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y con el presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, Thomas Donohue, informó un portavoz de la Cancillería de la isla.
Estos encuentros formaron parte de la agenda de Raúl Castro previa a la inauguración de la VII Cumbre de las Américas, que comienza hoy (sábado 11/04).
El presidente cubano ya se reunió con Ban en enero de 2014 en La Habana, cuando el secretario general de Naciones Unidas acudió como invitado especial a la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).
Castro también conoce a Donohue, a quien recibió en la capital cubana en mayo del año pasado, cuando una delegación de la Cámara de Comercio de Estados Unidos visitó  Cuba .
«La comitiva de empresarios que viajó entonces a la isla junto al líder de la Cámara de Comercio constituye uno de los ‘lobbies’ más importantes con que cuentan senadores norteamericanos interesados en levantar el bloqueo contra  Cuba «, indica hoy en su web la emisora oficial de la isla Radio Rebelde.
Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − 4 =