Esperando al Papa, Nueva York ya hace negocios en Cuba

 Esperando al Papa, Nueva York ya hace negocios en Cuba

Funcionarios cubanos y directivos de empresas de Nueva York han comenzado a explorar formas para que firmas estadounidenses hagan negocios en la isla a pesar del bloqueo impuesto por Washington DC que prohíbe en gran medida comerciar e invertir en el país caribeño, dijo el gobernador de ese estado, Andrew Cuomo, de visita en La Habana.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, y ejecutivos de las empresas

> Jetblue,  
> Plattsburgh International Airport,
> NY Genome Center, 
> Regeneron,
> Roswell Park Cancer Institute, 
> Cayuga Milk Ingredients, 
> Chobani Greek Yogurt, 
> Mastercard-, e
> Infor.
se reunieron con funcionarios cubanos de alto rango a cargo de asuntos estadounidenses en La Habana, capital de Cuba.
El 1er. anuncio fue que el Centro de Inmunología Molecular de Cuba y el Instituto Roswell Park contra el Cáncer de Nueva York, firmaron un acuerdo para exportar a USA una vacuna terapéutica (conocida como CIMAVax-EGF, creada por Cuba en 2011 tras 15 años de investigación) contra el cáncer de pulmón, para lo que empezarán próximamente los ensayos clínicos.
“La firma del acuerdo nos permite poder enfrascarnos en los ensayos clínicos de la vacuna en cuanto lleguemos a Nueva York”, anunció en una rueda de prensa en el aeropuerto de La Habana la directora del Instituto Roswell Park, Candance Johnson.
“Estamos muy emocionados de llevar la vacuna a USA y tratar a pacientes. Esto no hubiera sido posible sin esta misión comercial, que facilitó la firma del acuerdo cara a cara”, subrayó la directora de ese centro de referencia mundial en la investigación contra el cáncer, antes de partir para Nueva York.
En tanto, durante una audiencia celebrada ante el Comité de Agricultura del Senado estadounidense, el subsecretario de Departamento de Agricultura para Servicios Exteriores, Michael Scuse, explicó a los legisladores que el 80% de los alimentos de Cuba son importados y que en el caso del cereal es fundamentalmente la Unión Europea quien los provee.
«Los mercados del trigo, el maíz y el arroz deberían ser nuestros», insistió.
Scuse, quien subrayó que el camino hacia el aperturismo y el intercambio fluido de mercancías con Cuba aún es largo, reiteró que USA no puede desaprovechar las oportunidades comerciales que tiene con La Habana, aunque haya otros muchos países que ya les hayan tomado la delantera.
Pero hay ventajas.
Por ejemplo, la ubicación. «Estamos a menos de 100 millas (160 kilómetros) de distancia, lo que significa un menor costo de envío y tiempos de tránsito, especialmente en comparación con los actuales principales competidores, Brasil y Europa», dijo.
«Además, está el hecho de que los 11 millones de consumidores cubanos desean productos alimenticios que Estados Unidos puede proporcionar, y la agricultura estadounidense quiere vender a Cuba», añadió el subsecretario, quien detalló que, por ejemplo, La Habana importa de Nueva Zelanda productos que bien puede venderle USA.
El director en funciones de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, John Smith, ilustró a los senadores sobre la excepcionalidad que tienen que superar las empresas estadounidenses para introducir mercancía en suelo cubano.
«Los exportadores de Estados Unidos siguen encontrando barreras, incluyendo que todos los bienes agrícolas estadounidenses se importan a través de Alimport (Empresa Cubana Importadora de Alimentos), el monopolio estatal cubano», explicó Smith, quien dijo que ningún otro país pasa por dichos procesos.
Cuba está preparada para la inversión extranjera, pero las empresas de EEUU deben ser pacientes con lo que parece un ritmo de cambio lento, dijeron los expertos reunidos en la reciente Cumbre Cuba Opportunity Summit que tuvo lugar en Nasdaq MarketSite de New York. Pero para las empresas que adoptan una visión de largo plazo e invierten con expectativas realistas, Cuba ofrece un potencial extraordinario al ser uno de los pocos mercados emergentes que quedan por destapar del mundo.
Para empezar, las empresas de EEUU deben descartar su viejo punto de vista sobre Cuba. “La Cuba de 2015 no es la Cuba de los 50”, dijo Mark Entwistle, ex embajador de Canadá en Cuba y que ahora es socio fundador de Acasta Capital, durante la Cumbre organizada por [email protected], Wharton’s Lauder Institute and Momentum Event Group. “Es un país mucho más maduro, y es más independiente”.
A pesar de que el mundo se sorprendía el pasado mes de diciembre con el anuncio del presidente Barack Obama y del presidente cubano Raul Castro de que las dos naciones trabajarían para restablecer las relaciones, el país ha estado realizando profundas reformas durante muchos años. La llegada del hermano pequeño de Fidel Castro a la presidencia en 2008 ha sido clave para introducir esos cambios, dijo Philip Peters, presidente de Cuba Research Center.
Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + veinte =