«Estallido en el Interior» Hay gobernadores que deben elegir entre hisopar o pagar sueldos

 «Estallido en el Interior» Hay gobernadores que deben elegir entre hisopar o pagar sueldos

Alberto Fernández quiere que las provincias empiecen a pagar los costos políticos de la suba de los contagios, que este jueves representaron el 30% del nuevo récord de 10.104 casos en 24 horas.

La situación del Área Metropolitana de Buenos Aires, que ayer sumó alrededor de 7 mil casos, dejó de ser la preocupación casi exclusiva del Gobierno por la expansión del virus en el resto del país. Más de 3000 casos se acumularon por primera vez en las otras 22 provincias y en el interior bonaerense.

Lo que preocupa al presidente, como lo expresó en una videoconferencia con 12 gobernadores en la tarde de ayer jueves, es la infraestructura de las provincias para hacer frente ante la emergencia sanitaria. Porque más allá de la suba de casos en el AMBA, la ocupación de camas se mantiene en torno al 66% y nunca se llegó al colapso como se está viviendo en algunas provincias del interior.

Pese a que el número de casos en algunos pueblos dista exponencialmente de lo que se vive en el AMBA, la capacidad de respuesta del sistema de salud vernáculo es infinitamente inferior. Por eso hay provincias como Río Negro que ya están cerca de enfrentar el dilema de la última cama. Es decir, la decisión de elegir entre tratar a un contagiado grave en vez de a otro.

Alberto habló del tema de las camas y de la atención médica con estos 12 gobernadores, que además tienen problemas para el rastreo y detección de casos: algunos no tienen fondos para hacer los hisopados y están ante la situación dramática elegir entre hisopar o pagar sueldos e insumos del sistema de salud.

La curva de contagios empezó a dispararse de manera alarmante en algunas provincias que habían vivido transitado la pandemia con relativa tranquilidad. Santa Fe se acercó este jueves a los 500 casos diarios y se acerca día a día a tener una situación como la que tenía la Capital Federal, que nunca pasó de la fase 3 de la cuarentena, hace poco más de un mes. Córdoba tuvo 363 casos y ya acumula más de 7000. En tanto que provincias como Mendoza, Jujuy y Río Negro ya se acostumbraron a tener más de 200 por día.

El presidente se concentró en el AMBA en los últimos cinco meses a tal punto que hizo los anuncios de la cuarentena sólo acompañado por Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta -con quienes se reunirá este viernes cerca del mediodía-. El pico amesetado al que esperaba llegar en estas semanas nunca apareció y en gran parte es por la explosión de la segunda ola en el interior.

La combinación de los nuevos focos de brotes en el interior con la incesante marcha del virus en el AMBA, convirtió a la Argentina en el cuarto país del mundo con más casos diarios y pone en cuestión la gestión de la pandemia de Alberto, que en sus apariciones ha hecho de la comparación con otros países del mundo una de sus principales herramientas discursivas. Ahora, cuando las comparaciones se empiezan a complicar cada vez más, quiere que los gobernadores paguen algún costo político.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + once =