Estupor en la Justicia federal porque un juez amigo de Berni investiga la muerte de Nisman

 Estupor en la Justicia federal porque un juez amigo de Berni investiga la muerte de Nisman
LPO || En Comodoro Py no entienden por qué no intervino la justicia federal en el caso. “En principio, todo el caso es federal”, dijo Monner Sanz a LPO.
La investigación sobre la confusa muerte del fiscal Alberto Nisman podría tener de inicio una gravísima irregularidad. Es que en ámbitos judiciales hay estupor por la decisión de que la causa haya quedado en manos de un juez de instrucción y no en la justicia federal.

El agravante es que el juez Manuel de Campos, titular del Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Criminal de Instrucción Nº 5, es además amigo de Sergio Berni. Como explicó LPO, el magistrado tiene vínculo aceitado con el funcionario, motivo por el cual llegó a ser recusado en una causa que salpica a la dirigencia de Boca. Campos y Berni trabajaron codo a codo en tres causas vinculadas a la barra del club, conducido por el macrismo.

Pero más allá de la amistad con Berni, la cuestión central es que, según explicaron fuentes judiciales, la muerte del fiscal especial del caso Amia encuadra claramente en un caso de la justicia federal y por alguna desconocida razón quedó en manos de un juez de instrucción.

En diálogo con LPO, el abogado Ricardo Monner Sans coincidió con esta posición. “En principio, se trata de un funcionario federal que estaba llevando una investigación federal. No sé si hay picardía o no en enviarlo a instrucción como si fuera un suicidio o homicidio común”, explicó.

Monner Sans detalló que en el contexto que se dio el hecho, la causa debió haber sido enviada automáticamente a la justicia federal. “En principio, el tema se debió a mandar a la justicia federal. Si luego se demostraba lo contrario, se lo enviaba a instrucción”, señaló el abogado.

“Por la calidad del personaje, por la situación que lo rodeó, por investigar un caso federal, por estar involucrados personajes federales, por todo eso en principio es federal”, continuó Monner Sans.

Otro dato no menor es que el fiscal tenía custodia federal debido a las amenazas que venía recibiendo desde hace tiempo. Además, el hecho se produjo en zona portuaria, con lo que al menos inicialmente debió intervenir el fuero federal.

El abogado Mauricio D’Alessandro también sostiene que el caso debe cambiar de fuero. “Se tiene que pasar al fuero federal. En el primer momento al ser una muerte se podría mandar a instrucción, pero el caso tiene varias características que lo convierten en federal. No puede quedar en instrucción”, explicó en diálogo con LPO. Es por eso, indicó, que probablemente haya un reclamo de competencia contra Campos de parte del juez federal de turno.

Este tema era hoy motivo de amplia preocupación en Comodoro Py, donde no varios miembros del fuero no entendían porque una causa de tamaña gravedad está en manos de un juez de instrucción. Por estas horas, fiscales federales están empezando a presionar a que el caso pase a ese fuero. Varios de ellos están ansiosos por quedar a cargo de la causa, escandalizados por lo que consideran una agresión contra toda la familia judicial.

La amistad de Campos con Berni es motivo extra de desconfianza. En los pasillos de los tribunales, es un secreto a voces que son íntimos amigos. Se trata de la misma que despierta la presunta vinculación de la fiscal Viviana Fein -quien lleva adelante la instrucción- con Alejandra Gils Carbó.

Así mismo, otra inquietud que circula por estas horas es el manejo que se hizo de las pruebas encontradas en la escena de la muerte de Nisman. Aparentemente, por orden de la fiscal toda la prueba fue colectada del departamento de Puerto Madero, con lo cual la investigación quedará reducida a lo que se consiguió hoy.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cinco =