Fellner «antirepublicano»

 Fellner «antirepublicano»

Fellner no rinde cuenta desde el año 2003

 Jujuy al Momento.com – El Gobierno provincial no rinde cuentas de sus gastos desde 2003. El Tribunal de Cuentas de la Provincia, tiene una octava parte de los recursos que necesita para su funcionamiento, dijo Susana Ustarez, titular de APOC.

Esta situación contrasta con los dichos del vicegobernador de la provincia Guillermo Jenefes, quien ante el Presidente del Secretariado de los Tribunales de Cuentas de la República Argentina, contador Rubén Quijano, “felicitó al Tribunal de Cuentas de la Provincia por la labor que realiza de manera profesional, sin partidismos y en forma objetiva de todo lo que es el control de las cuentas” en Jujuy.

El único organismo de control de la provincia que funciona adecuadamente, no cuenta con los recursos adecuados para un adecuado funcionamiento, falta de personal, presupuesto, infraestructura, etc., situación que seguramente Jenefes ni la actual presidente de ese organismo, la doctora Nora Miloni no pusieron en conocimiento  a las autoridades visitantes.

0010990994

“En realidad estos es protocolar, cada vez que se visita la provincia funcionarios de corte nacional hacen estos encuentros y se sacan aspectos a relucir, que son  positivos de una gestión. Yo saco como positivo, mi opinión basada en informes realizada por el organismo, hace un reconocimiento de la labor técnica que en particular realizamos los profesionales que nos desempeñamos en el Tribunal de Cuenta. Es bueno este reconocimiento porque somos muy pocos y trabajamos con mucho esfuerzo  esta tarea de control que como digo es ingrata” aclaró Ustarez respecto a la visita realizada por las autoridades nacionales.

El vice gobernador aseguró que el TC puede cumplir con todas las funciones en forma adecuada. Estas apreciaciones fueron desmentidas por Ustarez. “Yo estoy haciendo un análisis presupuestario y el Tribunal de cuenta no tiene más que la octava parte de los recursos que según los estudios internacionales requiere un organismo de control para controlar adecuadamente un presupuesto. Por ejemplo, en un presupuesto del 100%, el organismo de control debería tener entre un 1.5 % o un 2% del presupuesto asignado para su funcionamiento. Pero el T.C.de Jujuy y en gran parte de la Argentina, el organismo cuenta con menos de un cuarto de ese presupuesto, es decir un 0.25% y un 0.40% en algunas jurisdicciones. En Jujuy está en el 0,24%, numéricamente. En cuanto a cargos, el TC  en el último presupuesto tuvo 200 cargos, el cual representa un 0,26% con lo cual estamos con una octava parte según las normas internacionales y no llegamos contar con el personal necesario para realizar adecuadamente las funciones. Es un planteo que venimos realizando”.

Recalcó que “el tema de la autonomía de los organismo de control, no es un tema sencillo, pero gran parte de esta autonomía se construye con la designación de autoridades por concurso o sin elección partidaria. En el caso de Jujuy, las últimas designaciones se hicieron entre personas que han sido funcionarios o han sido funcionarios de los gobierno de turno y que consiguieron el aval de la legislatura por tener mayoría propia”.

Construir una autonomía no es tarea fácil, según recalcó Ustarez. “La autonomía es una construcción de muchas variables, la primera de la cuales se debe dar con la carrera y la especialidad de los designados a cargo de este organismo” apuntó.

En este contexto, recalcó que “la provincia  desde el año 2003, no se realiza la cuenta de inversión, que es la rendición de cuenta del Poder Ejecutivo, con la única excepción en el año 2008 en que el gobierno del Dr. Barrionuevo modificó la ley que establecía esta obligatoriedad y presenta una cuenta de inversión nueva” reconoció.

El gobierno de Fellner, es el mayor transgresor en este sentido. “En el 2003 fue la última cuenta de inversión que se presentó y se observó en el tribunal de Cuentas y nunca más fue vuelta a presentar y desde allí ningún otro ejercicio contó con esta herramienta, esto se ha expresado, se ha pedido y se ha cuestionado pero sigue existiendo esta situación anómala en la provincia”.

También resaltó que no se da importancia al informe que elabora el organismo y que es elevado a la legislatura. “Un elemento que el tribunal de cuenta elabora y presenta puntualmente y anualmente que es su memoria, donde están los resultados de todas las tareas de las auditorías que ha practicado, no es suficientemente difundido ni analizado en la legislatura”.

Las falencias no se extienden al TC, sino también a todo el estado provincial. “No existe en la provincia y esto también viene sonando, una auditoría interna y una red de auditoría que debería existir en cada  unidad de organización coordinada por una central, como existe en todas las organizaciones nacionales. Tampoco existe en la provincia una oficina anticorrupción. O sea que solamente no completa el sistema de control”.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 2 =