FHyCS cumple 36 años

 FHyCS cumple 36 años

Lo rememoramos en medio de un contexto que nos exige distanciados por responsabilidad sanitaria, pero –al mismo tiempo- mucho más humanizadxs. Es decir, con conciencia amplificada sobre nuestro entorno ecosocial y nuevos enfoques respecto al alcance de las desigualdades estructurales.

La desventura cotidiana es elocuente. Pero es en este contexto de adversidad donde los claustros, cada uno con sus particularidades, han contribuido a sostener nuestra función esencial: educar desde nuevos ambientes de aprendizaje e intercambio, sin perder de vista las redes de solidaridad que deben promoverse y sostenerse en este contexto.

La educación, como proceso, es un acto de militancia. Desde que se declaró el aislamiento social, preventivo y obligatorio fuimos capaces, todxs, de llevar adelante una reconfiguración progresiva del contrato pedagógico vigente y, al mismo tiempo, tejer redes junto a comedores populares, estudiantes, docentes, no docentes y organizaciones de la sociedad civil, siempre codo a codo y en situación de diálogo.

36 años después nos encontramos frente al desafío de pensar nuevos escenarios para construir desde allí otras formas de vinculación académica, técnico-administrativa, de extensión y de convivencia interclaustro. Y esa es una tarea que seguramente, por la complejidad del proceso y el alcance temporal, excederá nuestra gestión. Solo diremos que sumamos los primeros ladrillos.

Esta conmemoración nos encuentra también en un proceso atravesado por la pérdida física e institucional de un conjunto de compañerxs que abrieron camino para que nuestra Facultad sea hoy una institución de valor académico, pero también inquieta a la hora de instalar demandas de reconocimiento e inclusión de las disidencias, los derechos de las mujeres, la visibilidad de grupos y actores políticos históricamente no reconocidxs, las reivindicaciones culturales, la noción estratégica que infiere la Patria Grande; todo sobre la base de la ampliación de derechos.

El trabajo de estos 36 años fue posible gracias a un esfuerzo colectivo; no a sujetos individuales. Somos un todo, heterogéneo, tensionante, diverso. Ese es nuestro principal valor: la fortaleza de sabernos un entramado académico y militante fuertemente involucrado desde la sensibilidad y el trabajo.

Eso es lo que somos. Y eso es que seguiremos siendo: una fuerza que tracciona para hacer de esta tierra un mejor lugar para vivir.

¡Feliz cumpleaños FHyCS!

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *