Fracasó el fideicomiso del trigo, mientras el pan se dispara

 Fracasó el fideicomiso del trigo, mientras el pan se dispara

Por Camila García // La Federación Argentina de la Industria Molinera rechazó formar parte del fideicomiso del trigo que buscó improvisar el gobierno ante la enorme suba del precio de la harina. Fracasó la medida que debía implementarse desde la Secretaría de Comercio que conduce Roberto Feletti, y junto con ella naufraga todo el show montado con el inexistente “plan de guerra contra la inflación”.

Según los funcionarios, desde Feletti hasta Guzmán, el fideicomiso buscaba establecer un paliativo al aumento desmedido del precio del trigo y evitar que se trasladen a sus derivados (alimentos básicos como el pan y los fideos) mediante un esquema de subsidios cruzados, por el que parte de la renta que reciben los exportadores gracias al aumento de precios a nivel mundial se orientaría a subsidiar el precio de quienes venden en el mercado interno, destinando el dinero del fideicomiso al bolsillo de los productores para resarcir la diferencia.

Las molineras difundieron un comunicado afirmando que “la mayoría de las empresas nucleadas en esta federación ratifican su negativa a este fideicomiso”, y agregaron “el gobierno no tiene margen político para subir las retenciones y esto actúa como una retención”. En cierta medida le tomaron la palabra al ministro de Agroindustria Julián Domínguez, que descartó en reiteradas oportunidades incrementar las alícuotas de los derechos de exportación.

Que un fideicomiso no implica un abaratamiento de los productos que consumen las familias trabajadoras lo vemos en que el mismo esquema ya se aplica hace dos años para los aceites, sin reportar los resultados prometidos. El hecho es que las molineras y aceiteras presionan sobre los precios del mercado interno para acoplarlos a los precios internacionales en alza de las commodities, y el gobierno no está dispuesto a boicotear este negocio porque necesita esos dólares para cumplir con el pago de la deuda. Este tipo de medidas son improvisadas, y condenadas al fracaso. Mientras tanto, los precios de los productos derivados de la harina de trigo continúan en alza y no parecen tener techo: según la Dirección de Estadística y Censos de CABA el pan y los cereales subieron un 8,6% en abril.

Pero la tensión entre el gobierno y un sector del capital agrario evidencia que el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (que hasta la Sociedad Rural apoyó) no despeja la crisis sino que la agudiza. Para cumplir con las metas fiscales necesita recaudar, y ello choca con los reclamos patronales por una menor “presión impositiva”. El impasse oficial se hace patente en que hace casi un mes que fue anunciado el gravamen a la “renta inesperada” y todavía no fue presentado, e incluso en el recule ante el pobre tractorazo.

Es en este sentido que los productores también afirmaron “recordamos que todas las retenciones son aplicadas a los exportadores y todas se trasladan al precio pagado a los productores. Es de perogrullo”. De esta forma, mientras los exportadores se llenan los bolsillos y se profundiza la rapiña de los capitalistas porque ninguno quiere pagar la crisis de su bolsillo, los platos rotos se cobran a los trabajadores, que no pueden llevar a la mesa familiar un alimento tan básico como el pan, porque sigue su curso la corrida inflacionaria que sitúa el precio de los alimentos por las nubes y pulveriza los salarios.

La única salida a este embotellamiento pasa por la nacionalización del comercio exterior, para que la renta (inesperada o no) sea apropiada por la nación y reinvertida en un desarrollo productivo, y combatir la inflación en alimentos con la apertura de los libros de toda la cadena de valor al control obrero, lo cual mostraría la diferencia que existe entre los costos locales de producción y los precios de exportación. Por lo demás, Como sea, la primera medida para cuidar la “mesa de los argentinos” debe ser un aumento general de salarios y jubilaciones, para que ninguna remuneración se ubique por debajo de la canasta básica familiar.

0 Reviews

Write a Review

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + diecinueve =