miércoles 5 de agosto de 2020




“Gestión del Hambre” Acusan al ejecutivo de pagar deudas políticas con el salario de los trabajadores


Sube la tensión en Perico, dos memorándums, generarían más de 400 despidos en la municipalidad. Tras filtrarse el documento los gremios decretaron nuevamente; alerta y movilización desde las primeras horas del día 06 de enero.

Perico-Jujuy/ El último viernes se registraron hechos de violencia en la explanada del municipio y adyacencias. El conflicto sigue degradando la dignidad de centenares de trabajadores municipales que desde el momento en que el intendente anunciara un duro decreto por medio del cual quedaban despedidos, no tuvieron paz.

El documento regresa a los jornalizados a la categoría de eventuales, aclarando que la continuidad es transitoria y condicionada, no tienen ninguna garantia de estabilidad laboral.

El presente documento, de ejecutarse, da por despedidos a personal de planta y jornalizados, en escala masiva.

Sumergidos en la desesperación pasaron las fiestas de fin de año, la Pte. del CD Gloria Espinosa, sigue ignorando el rechazo al decreto del ejecutivo por parte de sus pares (7), el intendente minimiza la “agenda gremial” como una de las bases a considerar para el funcionamiento del municipio, ya que este organismo de la administración y mantenimiento de los servicios públicos de la comunidad, opera con agentes municipales y los mismos desde hace décadas tienen representación gremial por derecho constitucional.

La Pte. del CD de Perico, tiene hasta la fecha para trasladar el rechazo del decreto emitido por el Intendente, de lo contrario sus pares la demandaràn ante la justicia por incumplimiento de los deberes de funcionario público, siendo responsable de los hechos que la efervecencia del pueblo obrero, del cual ella proviene, generen por su grave omisión.

El ninguneo a los trabajadores, casi todos ubicados en el segmento de la indigencia, comienza a inocular posibles alteraciones en la conducta de los afectados, ya que sencillamente –están desesperados-.

El daño moral y socio económico que se podría causar en la comunidad es de alto octanaje, las esquirlas afectarán a la provincia y hasta la propia iglesia en cuyas puertas se capturó a un trabajador. Las medidas pretendidas por Demarco, no buscan una reducción del gasto público, sino una transferencia inmoral de recursos para saldar acuerdos políticos, como además satisfacer las exigencias del círculo rojo que pretende recuperar inversiones.

La maniobra posee todos los vicios de la denominada “vieja política”, sus síntomas y los hechos que se registran, son aún más deplorables; el nepotismo exponencial, el pensamiento único, la compra de voluntades, el nombramiento de 86 cargos jerárquicos, la ausencia de concursos públicos, la información sesgada, la imposición del relato –“vinimos a cambiar el desastre de los últimos 30 años”– no son suficientes para sostener un engaño infantil.

Con respecto al slogan de gestión recién mencionado, el flamante intendente se olvida que fué concejal por dos períodos (2007-2011/2011-2015), es decir fue parte de un sistema que el también contaminó, o ¿alguna denuncia suya tuvo alguna repercusión en la justicia?, pues ninguna, porque no realizó ninguna, cuando su rol era controlar al ejecutivo, sin embargo al cajero, para cobrar por su sueldo, no faltó nunca. Además renunció a la representación otorgada por el pueblo, renegando de la política en general -pero acusando gravemente a la UCR sobre todo-, en vez de asumir su insensatez al no gestar caminos creativos para poner un granito de arena en el pretendido afán de mejorar la devaluada política.

El Intendente citó a los gremios para el día lunes, contradiciendo sus dichos vertidos el día viernes, al afirmar que ya habían hablado demasiado, sugiriendo que trabajen, que la institución necesita todas las áreas operativas. Sin embargo, consejos provenientes desde la capital, habrían llevado al mandatario a una predisposición forzada, para evitar otro día caótico en la ciudad.

Unidad de Gestión y Coordinación Estratégica

Desde la nueva gestión relativizan el impacto negativo en términos socioeconómicos y sanitarios que los despidos pergeñados tendrían, a pesar que el intendente con acierto creó la “Unidad de Gestión y Coordinación Estratégica” cuyas facultades operan para advertir y superar problemáticas comunitarias entre sus objetivos.

Esta flamante Unidad abrió sus puertas sin atender el objeto de su responsabilidad, como por ejemplo el monitoreo de los aspectos sociales por los que atraviesan los indigentes empleados que serán arrojados a la calle (más de 400 familias afectadas), en una comunidad hoy estancada.

Consideramos que un proyecto de empleo comunitario-público privado podría en plazo mediano y extendido, ir absorbiendo mano de obra capacitada desde un programa municipal integrado, pero en una etapa posterior; sin detonar hoy la frágil paz social.

La justificación de la cración del área, supone eficiencia y acciones propositivas; nos preguntamos si ¿elevar de 48 a 86 los cargos ejecutivos es una medida propositiva? o simplemente saldar promesas rapiñeras de campaña.

Artículo 73 Carta Orgánica de Perico: Inc. 3. No podrán ser Secretarios del Intendente durante su mandato su cónyuge, así como los parientes hasta el cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad, o por adopción.

En consecuencia la Unidad de Gestión creó un proyecto sectario, de hambre e inhumano; donde los empleados “indigentes”, no están contemplados -discriminación laboral-, la “Unidad de Gestión y Coordinación Estratégica” esta fracasando, pues incumple sus propios fundamentos y peca de ausencia de idoneidad.

 

 

 

 

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
👋Hola, ¿Puedo Ayudarte?