Gobernadores del NEA-NOA y del sur de Brasil buscan mejorar la infraestructura para incrementar el intercambio socioeconómico

Región Norte Grande || Con claro objetivo mejorar la integración a nivel de los estados subnacionales, se desarrolló ayer en Corrientes, el 2º Encuentro de Gobernadores de Argentina y Brasil, que brindó marco para que mandatarios y funcionarios del Norte Grande (NEA-NOA), y funcionarios de las regiones Centro y Cuyo, consensuaran líneas de acción en materia de integración socieconómica a través de obras de infraestructura, generación de energía e intercambio comercial.

Se planteó la necesidad de construir nuevos puentes sobre el río Uruguay en las provincias de Corrientes y Misiones. También se resaltó la oportunidad de avanzar en proyectos de generación de energía aprovechando recursos naturales compartidos, como la represa Garabí.

Participaron el ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio, los gobernadores de Corrientes, Misiones, Chaco, Tucumán y Mendoza, funcionarios de Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y Formosa; y de los estados brasileños de Río Grande Do Sul, Paraná, Mato Grosso, y Goias, quienes firmaron la declaración de Corrientes que impulsa la profundización de la integración bilateral. También estuvo presente y otras autoridades diplomáticas de ambos países.

el ministro Frigerio; los gobernadores de Corrientes, Ricardo Colombi; del Chaco, Domingo Peppo; de Misiones, Hugo Passalacqua; Tucumán, Juan Luis Manzur; y de Mendoza, Alfredo Cornejo; y funcionarios del área de Integración Regional de la Región Centro (Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos). Por el Brasil concurrieron los gobernadores del Estado de Río Grande do Sul, José Ivo Sartori; de Paraná, Alberto Richa; en representación del gobierno del Estado de Goiás, la secretaria de Educación, Cultura y Deporte, Raquel Figueiredo Alessandri Teixeira; por el Estado de Santa Catarina, el secretario adjunto de Estado de Agricultura y Pezca, Airton Spies; y el embajador brasileño en Argentina, Luis Eduardo Fonseca.

La reunión regional fue acompañada por los ministerios de Relaciones Exteriores de ambos países para garantizar la aplicación a nivel subnacional, del “Plan de acción” acordada por los presidentes de Argentina, Mauricio Macri, y de Brasil, Michel Temer, el 7 de febrero pasado.

La agenda de actividades incluyó disertaciones a cargo de los representantes del Foro de Desarrollo e Integración Bilateral argentino – brasileño, Felix Peña (Argentina) y José Botafogo (Brasil).

Bienvenida

Al pronunciar su mensaje, el gobernador Ricardo Colombi brindó su más cálida bienvenida a los mandatarios de Argentina y Brasil, a este encuentro que “profundiza una integración verdadera, real, que supera muchas veces cuestiones más profundas de fondo, que las relaciones entre estados nacionales”.

Dijo que “nuestros pueblos tienen necesidades y problemáticas comunes; las ganas de integrarnos más fáciles, dejando de lado la burocracia existente. Las provincias de Corrientes y Misiones, son las que más necesitan integrarse a los Estados de Brasil, con más puentes para mejorar la unión, no sólo en el plano comercial sino también en lo más importante como es cultural y educacionalmente”.

Colombi sostuvo que el Encuentro con los gobernadores de Brasil y del país, es importante para “seguir afirmando este camino que venimos transitando desde hace muchos años y es necesario potenciar ahora, después del lanzamiento que se hizo allá por el mes de febrero en la reunión entre el presidente argentino y el de Brasil”.

“Las problemáticas que tenemos como provincia son muchas. Nosotros necesitamos esa verdadera integración al Estado Río Grande del Sur, en donde gran parte de nuestra producción tiene como destino a Brasil y se requiere contar con puentes”, dijo y mencionó la necesidad de un nuevo, un segundo puente vial entre Uruguayana y Paso de los Libres, “una zona donde el proceso de integración cultural es muy fuerte, lo que nos permite tener la esperanza de que los gobiernos nacionales en el tiempo vayan acompañando estas demandas y necesidades que tenemos. No sólo las que ocupa a San Pablo – Buenos Aires, sino también a Misiones, Chaco, Mendoza, Entre Ríos, Corrientes, Santa Fe. Somos parte integrantes del MERCOSUR” dijo.

Puso de relieve que hace años la Provincia viene bregando por esto, y agregó que “tenemos intereses comunes, como reflotar aquel proyecto energético de la Represa de Garabí que permitirá tener más energía; contar con más vías de comunicación donde la cultura y la educación sean un norte, no sólo la cuestión comercial. Indudablemente, más allá de que debemos estar unidos, salir a competir al mundo de la mejor manera posible, en el tiempo estas cuestiones culturales van a servir para afianzar esta integración de países hermanos”.

En la parte final, Ricardo Colombi manifestó que “también nos une la música” e indicó que durante la Fiesta Nacional del Chamamé, “la cantidad de hermanos brasileños que vienen a nuestro festival tiene que ver con esta integración que va más allá de lo económico. Esto va a seguir existiendo por muchos años más, fortaleciendo esta relación Argentina – Brasil, Brasil – Argentina al mundo”.

Ministro Frigerio

Por su parte, el ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio, agradeció en primer término al gobernador Ricardo Colombi por la recepción en Corrientes, a los gobernadores y funcionarios del hermano país de Brasil que aceptaron la invitación para esta reunión y a los gobernadores y funcionarios de la Argentina, expresando que “es un honor para mí participar de la reunión de gobernadores de los 2 países federales de la Región que son Argentina y Brasil”.

“Esto es un paso más en el camino que comenzaron a trazar hace más de 30 años los presidentes Raúl Alfonsín y José Sarney, gracias a esa voluntad política y sobre todo entendiendo cómo cambió el mundo y cómo la integración regional era cada vez más necesaria para el desarrollo del siglo XXI. Nuestras naciones llegaron a la convicción que trabajando en equipo podemos ser más y mejores, y esa convicción fue en febrero de este año revalidado por la firma del Plan de Acción Argentina – Brasil, en ocasión de la visita que el presidente Macri realizara a su par, Michel Temer, la cual refleja los compromisos asumidos por ambos estados en algunos de los temas más relevantes de la agenda bilateral como el fortalecimiento del MERCOSUR dentro de la región y hacia mercados externos, la integración de la infraestructura, el combate al narcotráfico y la cooperación en materia jurídica, espacial, nuclear y de telecomunicaciones”, dijo.

Enumeró los antecedentes recordando que “un mes antes de ese encuentro de ambos presidentes, en enero pasado se realizó la 3° Reunión Bilateral de Comercio, en cuyo marco se mantuvo un diálogo positivo y transparente dirigido a fortalecer y a profundizar la relación comercial bilateral identificando las dificultades y motivando a superarlas a través de las respuestas concretas. Luego la Cumbre del MERCOSUR que tuvo lugar en Mendoza en el mes de julio, donde se firmó el Protocolo de Enmienda, convenio entre Argentina y Brasil para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal, que consiste en un acuerdo ya existente que favorecerá sobre todo al comercio de servicio”.

Destacó asimismo otro paso reciente con respecto al MERCOSUR, señalando que “nos hemos puesto de acuerdo en avanzar en la negociación conjunta y ambos países concordamos en la relevancia de primero alcanzar acuerdos comerciales con otros socios relevantes como la Asociación Europea Libre Cambio, Canadá y Corea; también ampliar los actuales acuerdos de preferencia fija con la India y con la Unión Aduanera del Africa Austral y profundizar los vínculos con los países de la Alianza del Pacífico: Chile, Perú, Colombia y México”. Aseguró Frigerio que “todas estas acciones dan cuenta de que la alianza estratégica entre nuestros pueblos es irreversible, puede avanzar a pasos agigantados o toparse por momentos en mesetas u obstáculos más complejos pero lo único que no puede hacer es ir marcha atrás”.

Resaltó que “la alianza que tienen la Argentina y Brasil es una alianza estratégica que tenemos que mantener, cuidar y fortalecer cada día más. La unión de nuestras 2 naciones es una condición básica para el desarrollo de nuestros pueblos, la complementariedad de nuestras economías, nuestros pasados comunes, los lazos culturales y hasta deportivos que hermanan a nuestros habitantes son pruebas irrefutables que nuestros destinos están unidos y que debemos tener como horizonte la protección de los ricos ecosistemas y el cuidado de nuestros enormes recursos naturales”.

Explicó que “esta alianza tiene que profundizar nuestros vínculos, la búsqueda conjunta de nuevos acuerdos comerciales que nos permitan generar más y mejor trabajo, tiene que materializarse en grandes obras de integración en infraestructura para que los brasileros y los argentinos vivan cada día mejor, eso es un desafío importante. La integración no solo es una declaración de buena voluntad en fueros internacionales, es un instrumento, una herramienta muy eficaz para mejorar la vida de nuestros pueblos, además Brasil y Argentina tienen el deber de liderar la defensa y la plena vigencia de las instituciones democráticas y los derechos humanos en nuestra querida región, la relación que une a nuestros pueblos tienen que mostrar al mundo que la integración es ya un hecho, que nuestros países lejos de ceder ante la tentación del proteccionismo comercial, el aislamiento, tan vigentes en el mundo en estos días, sigue apostando por más unión y más confianza, en este sentido el trabajo que las provincias de nuestros países pueden llevar a cabo en ayudar a los gobiernos centrales en el proceso de integración es un aporte muy valioso, por eso esta reunión de gobernadores tiene un rol fundamental en esta construcción”.

Asimismo continuó: “Los argentinos nos hemos convencido que el desarrollo tiene que ser federal porque de lo contrario se convierte en una ilusión. Esta nueva etapa de relacionamiento entre Argentina y Brasil viene a complementar el eje desarrollado de manera casi exclusiva entre Buenos Aires y San Pablo, venimos a brindar el respaldo político necesario para que se inaugure un nuevo ciclo en las relaciones bilaterales que impulse la creación de nuevas corrientes de comercio y relaciones entre los estados de Brasil y las provincias del Norte y del Centro y de Cuyo en la Argentina, los cuales por motivos de escalas en sus industrias y niveles de sofisticación de sus mercados de consumo y cercanía geográficas están en condiciones más favorables de relacionarse simétricamente en comparación con San Pablo”.

Fue así que aclaró: “De estos acuerdos de entendimiento, serán prioritarios los proyectos que tengan que ver con la promoción comercial y la inversión, con la mejora de los servicios migratorios, aduaneros y sanitarios en los puntos de paso entre los dos países, también así la importancia de establecer conjuntamente la definición de proyecto de inversión en infraestructura estratégicos para el desarrollo de la región, facilitando la participación de capitales privados. En tal sentido tenemos que seguir trabajando y dar respaldo y énfasis al fortalecimiento de las pequeñas y medianas empresas de ambas regiones con la adopción de legislación y reglamentaciones que faciliten su inserción en el comercio exterior de ambos países y estimular la identificación y creación de proyectos de integración regional susceptibles de ser financiados por organismos internacionales”.

Hoy quiero alentarlos a seguir trabajando, a profundizar el diálogo, a seguir construyendo confianza y unión entre nuestros pueblos, a seguir apostando por nuestra región y celebro profundamente el compromiso que veo en esta tarea entre el estado de Brasil y las provincias argentinas, agradezco de nuevo al gobernador de Corrientes, mi amigo Ricardo por la calurosa acogida y el apoyo que brindó la provincia en la organización de esta reunión, deseándoles una exitosa jornada de trabajo conjunto”, finalizó el ministro Rogelio Frigerio.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − 5 =