Gobernadores preguntan más por la plata que por las nuevas actividades

Gobernadores preguntan más por la plata que por las nuevas actividades

La próxima semana, el Gobierno nacional desembolsará $ 10 mil millones en un nuevo auxilio a las provincias afectadas por el avance del coronavirus. Se trata de la segunda cuota del fondo de $120 mil millones creado por la administración de Alberto Fernández. En el Gobierno ya estiman que este monto podrían ser aún superior por la fuerte caída en la recaudación que están sufriendo las provincias y los municipios.

El Presidente Alberto Fernández anunció tres semanas atrás un alivio económico para las provincias de $120 mil millones. A los $ 20 mil millones ya desembolsados, en la próxima semana se sumara otra cuota de $ 10 mil millones. Los gobernadores esperaban que esta cifra sea superior. Incluso, pedían que en mayo se transfieran los $ 40 mil millones, que es el monto que queda de los envíos de Aportes del Tesoro Nacional por $ 60 mil millones que son no reembolsable.

A esta cifra, el gobierno suma $ 60 millones en créditos del Fondo Fiduciario de Desarrollo Provincial. Según detallaron en la Casa Rosada, aún ningún gobernador pidió acceso a este crédito. “Este dinero es para los escenarios en los cuales las provincias no llegan a hacer frente a las obligaciones con lo otorgado por los ATN”, dicen en el Gobierno. Sin embargo, los giros por ATN comienzan a ser insuficientes y en las próximas semanas los gobernadores accederían a estos fondos. La provincia de Jujuy, gobernada por el radical Gerardo Morales, ya consiguió el aval de la legislatura para obtener deuda a través de este programa.

Aunque el avance del coronavirus en Argentina hace imposible estimar hasta dónde llegarán las necesidades de las administraciones provinciales y municipales en los próximos meses, en el Gobierno nacional ya cree que los $ 120 mil millones anunciados semanas atrás para salir en su auxilio ya no serán suficientes. Reconocen que esa cifra puede llegar a $ 170 mil millones. En las últimas conversaciones que los jefes provinciales mantienen con los funcionarios nacionales, prima la preocupación ante las dificultades de hacerle frente a los pagos de sueldos y jubilaciones. «Preguntan por la plata más que por qué actividades habilitar», Grafican en la Quinta de Olivos.

Sin límites legales para la emisión, aunque con la inflación como amenaza, en el equipo económico descartan la posibilidad de una cuasimoneda nacional o una “coronamoneda”, tal como la bautizó el economista Carlos Melconián para hacer frente a la crisis económica. Incluso, son muy duros en las advertencias a los gobernadores que dejan trascender que podrían emitir sus propios bonos provinciales. “Si lo hacen y se salen de la Ley de Responsabilidad Fiscal el Gobierno tiene sanciones previstas y puede dejar de enviarle recursos de distintos programas”, dicen en el ministerio que comanda Martín Guzmán. Y aclaran: “Estamos muy lejos de las cuasimonedas”.

Fuente: perfil.com

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *