Hiperpolémico: «Argentina desapareció del mapa»

 Hiperpolémico: «Argentina desapareció del mapa»

Se ha escuchado en la vecina orilla más de una polémica declaración contra el Gobierno de Cristina Fernández. Pero, esta vez, la furia parece haber llegado a su tope. «Argentina desapareció del mapa», dijo el coordinador de Gabinete del Ministerio de Transporte y Obras Públicas de José Mujica al criticar la nueva restricción del kirchnerismo que impide el trasbordo de exportaciones argentinas a puerto uruguayos. La terminal Cuenca del Plata está analizando echar unos 500 trabajadores por la medida.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) «Argentina desapareció del mapa», fue la frase que el coordinador de Gabinete del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, Andrés Copelmayer, soltó el miércoles en una reunión que mantuvo junto al titular de la cartera, Enrique Pintado, el presidente de la Administración de Puertos, Alberto Díaz, y representantes de los dos mayores operadores del puerto de Montevideo, Terminal Cuenca del Plata y Montecon, según dijeron a ‘El Observador’ fuentes que participaron del encuentro.
La expresión hacía referencia al nuevo conflicto que hay entre ambos países por la nueva restricción que impuso el gobierno de Cristina Fernández que ahora prohíbe los trasbordos de exportaciones argentinas en países con los que no está vigente un acuerdo de cargas marítimas, como pasa con Uruguay.
De hecho, a nivel oficial no se está negociando con Argentina ni se planea hacerlo en el corto plazo, según comunicaron a los privados.
Terminal Cuenca del Plata resolvió esta semana definir un plan para echar a unos 500 trabajadores -entre propios y de empresas contratadas que prestan servicios en la terminal-, en el marco de un plan de «contingencia» para bajar costos, informó el semanario ‘Búsqueda’ y confirmó a ‘El Observador’ el gerente de Relaciones Institucionales de TCP, Fernando Correa.
En la víspera, Díaz de la ANP dijo a la Secretaría de Comunicación de Presidencia que el movimiento de contenedores cayó 6,5% a 59.429 teus en noviembre respecto a octubre pero que aumentó 12% comparado con el mismo mes del año pasado.
«Podemos decir que hubo un crecimiento en relación al movimiento histórico», dijo el jerarca de la ANP.
No obstante, Correa señaló que la actividad en la terminal que opera la empresa belga Katoen Natie «se redujo entre 25% y 30%».
«Lo que está pasando es que se están cargando un montón de contendores vacíos que se están desplazando hacia otros puertos. Eso hace que parezca que la actividad no cae, pero en realidad estamos moviendo contenedores que no van a volver», explicó Correa a ‘El Observador’.
Además, agregó que el número de barcos que tocan puerto en esa terminal «cayó 40%» durante el último mes.
Es en ese marco que TCP solicitó a todas sus gerencias «presentar planes de contingencia para la reducción de costos» y la adaptación de servicios para los próximos meses.
TCP emplea directamente a 380 funcionarios, pero con el resto de las empresas contratadas que prestan servicio de mantenimiento edilicio, eléctrico, monitoreo, mantenimiento de equipo, entre otras, la cifra se eleva a 2.000.
«A todas se les va a pedir reducción de precios, renegociación de contratos y ajustar también la cantidad de trabajadores de acuerdo a la actividad que se espera para los próximos meses», dijo Correa.
La reunión del miércoles entre los operadores portuarios -representados por director de Schandy (Montecon) Roberto Mérola y por el gerente Comercial de TCP, Gonzalo Hontou-, y las autoridades de Transporte y de la ANP había sido convocada con el objetivo de recibir «recomendaciones» para delinear una propuesta que será llevada a Paraguay por Pintado el 18 de diciembre.
El gobierno de José Mujica pretende proponer al gobierno guaraní ser «la salida al mar para Paraguay», con el objetivo de captar carga de ese origen y también de Bolivia como una especie de «control de daño» por la medida argentina, explicaron participantes del encuentro.
Desde TCP señalaron a las autoridades que la única forma de ser opción para Paraguay es manteniendo las escalas de los servicios de ultramar que hoy recalan en Montevideo, y que eso «sólo se logra manteniendo los volúmenes» de carga, en donde Argentina juega un rol fundamental.
La falta de la carga argentina «pone en riesgo» esas escalas, añadieron.
Frente a esa posición, fue cuando desde el Ministerio de Transporte se manejó la idea de «hacer de cuenta que Argentina desapareció del mapa», al tiempo que el titular de la ANP puso en duda que se cancelen las escalas.
Tras la reunión, los ejecutivos de TCP y Montecon acordaron consensuar una propuesta que incluya recuperar los volúmenes de carga Argentina para ser una opción para la carga paraguaya, buscar el compromiso de las líneas marítimas de consolidar la opción de Montevideo para las cargas paraguayas, y atacar los costos de las escalas de las barcazas, en materia de prácticos y remolcadores.
Pero tanto TCP como Montecon insistieron en que la forma de ser una opción firme para los exportadores paraguayos es revertir «como sea» la medida argentina, aunque en el caso de Montecon todavía existen reparos en firmar un acuerdo de reserva de cargas con ese país, señaló una fuente privada.
En tanto, a nivel del Instituto de Logística (Inalog) que reúne a los agentes privados y públicos vinculados a la actividad se buscará llegar a una conclusión «sobre bases técnicas» si es conveniente o no firmar un acuerdo de cargas con Argentina, que sirva de insumo para el gobierno.
En ese grupo existe «casi unanimidad» de que se atraviesa el peor escenario y las dudas surgen sobre si la firma del convenio puede significar un «corset» en algún aspecto que todavía no ha sido considerado.
Una fuente oficial informó a ‘El Observador’ que «se va a firmar si las condiciones son favorables», pero dijo que no cederán ante «el chantaje». Es por eso que se trabajará sobre la base de buscar una solución que no sea «de coyuntura», sino a largo plazo.
De aquí que en la reunión mantenida con los privados se sentaron las bases para negociar directamente entre el Estado uruguayo y los estados de donde son originarias las principales navieras de ultramar, con el objetivo de conseguir que «se queden acá» a cambio de facilitar inversiones de empresas de ese origen en otros sectores.
Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 1 =