Inflación imparable 4% en alimentos; ajuste dramático y pobreza

La batería de medidas en materia de ajuste para el 2019 ya se develó; en ella las provincias quedan desatendidas en gran parte, en especial las dependientes como Jujuy que acusa un desequilibrio fiscal de 15 puntos, además la provincia perderá los giros discrecionales, otrora denunciados por el actual oficialismo como maniobras inconstitucionales.

En esta oportunidad el camino que escogió el gobierno nacional, refrendado por la UCR a nivel provincial, quien en la última convención redacto un documento apoyando todas las medidas de CAMBIEMOS, posee en esta provincia un aliado asustado, pero incondicional.

La transferencia de responsabilidades y obligaciones de nación a provincia no termina nunca, ya que todos los días se conocen nuevos frentes a cubrir con fondos propios.

Pero lo que realmente preocupa en Jujuy, no es la paralización de la obra pública, sino el nivel de endeudamiento que posee, tanto en el orden nacional como internacional, por lo cual sin duda la obra pública disminuirá drásticamente y las promesas de campaña, solo serán eso…promesas.

La UCR seguirá apoyando a cambiemos y ensayará por estos días un relato regional para justificar las medidas nacionales; por su parte la oposición resultó tibia y desacomodada, con declaraciones más parecidas a un berrinche infantil, que a un rol sensato.

¿Hoy se quejan?; hace meses que se espera el ajuste, durante ese período nada gestionaron, ni ofrecieron como alternativa; tampoco el actual oficialismo realizó aportes solventes cuando tuvo ese rol; solo atinó a criticar la deuda del FPV, la cual triplicaron en un abrir y cerrar de ojos cuando asumieron el mando.

Ni el gobierno actual, ni la oposición transmitieron a la nación la gravedad estructural de la histórica asimetría regional, ni la nación se esforzó por entender las connotaciones decadentes de la argentina profunda; el Plan Belgrano no es una repuesta para el corto plazo, una región vulnerable demanda mas atenciones y compromiso local.

Lo único que quedó en evidencia, es el grado de improvisación y profundización de la dependencia que Jujuy demuestra una vez más, tras la sentencia del ajuste, se constata que por estos lares “no cambió nada”.

 

 

 

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 5 =