¿Instigación al caos o apriete K?: Citan a Barrionuevo

 ¿Instigación al caos o apriete K?: Citan a Barrionuevo

Tras sus dichos sobre posible casos de caos social y saqueos. El dirigente sindical, Luis Barrionuevo, fue citado a declarar ante la justicia por las polémicas declaraciones que realizó. El gastronómico recordó que la Cristina Fernández había asegurado en 2012 que si la inflación alcanzaba el 25% «estallaba la Argentina» y dijo que la Presidenta «no sabe donde esta parada».

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).-Tras sus dichos sobre posible casos de caos social y saqueos (Ver nota relacionada). El dirigente sindical, Luis Barrionuevo, fue citado a declarar ante la justicia por las polémicas declaraciones que realizó y que después contestó realizando duras críticas la Presidenta en un acto oficial el pasado jueves 11/09.

Ocurre que después de sus dichos, la justicia federal de Mar del Plata comenzó una investigación penal por el presunto delito de sedición y asociación ilícita, luego que el dirigente de la CGT opositora advirtiera que «los conflictos se van a acelerar».

Pablo Larriera, fiscal federal citó a Luis Barrionuevo para el próximo jueves 18/09 a las 11 de la mañana en la Fiscalía Federal General de Mar del Plata.

Según informaron fuentes judiciales a la agencia de noticias DyN, el sindicalista tendrá que brindar una declaración testimonial. Ya que sus dichos sobre el aceleramiento de los conflictos podrían estar relacionados con una investigación preliminar de esa Fiscalía marplatense por el presunto delito de sedición y asociación ilícita iniciada en diciembre de 2013, en la cual se vivieron episodios de saqueos en provincia de Buenos Aires y en diferentes provincias del interior del país.

Las palabras de Barrionuevo se refirieron acerca de la inflación y los problemas económicos que afectan a la gente. El gastronómico recordó que la Cristina Fernández había asegurado en 2012 que si la inflación alcanzaba el 25% «estallaba la Argentina» y dijo que la Presidenta «no sabe donde esta parada».

El camionero Hugo Moyano, aseguró que la acusación es «otro disparate» del Gobierno nacional.«Acusar a alguien de estar promoviendo algo es parte de los disparates que estamos acostumbrados a escuchar del gobierno», sostuvo el titular de la CGT Azopardo.

El camionero manifestó que las denuncias del Gobierno son «tan estúpidas» que «no vale la pena hablar» y se mostró «convencido» de que Barrionuevo no organiza ningún episodio de violencia.

El viernes 12/09 por la tarde , el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, pidió a la oposición que repudie los dichos del sindicalista y a la Justicia que lo investigue porque su declaración «constituye un delito de acción pública». Por su parte, el secretario de Seguridad, Sergio Berni, lo acusó de instigar los saqueos y de agitar el caos.

«Si la inflación fuera de 25% el país estallaría por los aires» / 26 de septiembre del 2012

not_20120926_655999

26/09/2012 | La presidente Cristina de Kirchner realizó una fuerte defensa de las estadísticas del INDEC y aseguró que «si la inflación fuera de 25% el país estallaría por los aires». Además, durante su disertación en la Universidad de Georgetown, se expresó a favor de la pesificación de la economía argentina y volvió a cargar contra el FMI.

La jefa de Estado aseguró que el modelo del Gobierno «no tiene metas de inflación sino de crecimiento» y consideró que «si la inflación fuese del 25%, no se explica como la economía creció 9%».

«Si la inflación fuera de 25% el país estallaría por los aires, no podríamos sostener el crecimiento», aseveró la mandataria, al tiempo que cargó contra las consultoras privadas. «Ninguna ha podido acreditar ante la Justicia cuáles son los procesos científicos para establecer sus relevamientos de precios», afirmó. «Hay un cierto grado de inflación, pero no aquel que algunos publican», respondió la mandataria a un estudiante estadounidense durante la tanda de preguntas. En el mismo sentido aprovechó para criticar a la oposición, a la que acusó de «tomar a la inflación como un tema político y no económico». 

En medio de la defensa al INDEC, la Presidente cuestionó las cifras que difunden otros países, entre los que mencionó a naciones como España o Grecia, que atraviesan una profunda crisis económica, y que nunca fueron siquiera advertidas por el FMI. Además apuntó también contra EEUU y se preguntó por qué hay tantas críticas y descreimiento sobre la pauta de inflación que oficializa la Argentina cuando el gobierno de Barack Obama dice que sólo registra un 2% anual y eso es «imposible de creer» con semejante expansión monetaria.

Cristina también abogó por una pesificación de la economía argentina, que describió como «culturalmente dependiente del dólar», y se quejó de que en la «mayoría» de los países todas las transacciones comerciales se realizan en las monedas de origen de esas naciones, mientras que en la Argentina se realizan en divisas estadounidenses.

Al disertan en la Universidad de Georgetown, la mandataria reiteró que después de los Estados Unidos la Argentina «es el segundo país con más dólares del mundo» y aseguró que en la actualidad hay 1.700 dólares por cada argentino, mientras que Brasil, la «quinta o sexta economía del mundo hay apenas seis dólares por cada brasileño».

«Nos encantaría emitir dólares, sería fantástico, pero lamentablemente no emitimos», sostuvo ante un auditorio repleto de profesores, alumnos, autoridades académicas y funcionarios locales que integran la comitiva oficial. «Los únicos dólares que ingresan al país son por el turismo, la balanza comercial y las inversiones extranjeras directas», continuó y advirtió que «en cualquier país las transacciones se hacen en su moneda de origen», mientras que en la Argentina se opta por utilizar divisas.

Durante su discurso en la universidad de Georgetown, renovó sus quejas contra el Fondo Monetario Internacional (FMI), luego de que su titular Christine Lagarde advirtiera que la Argentina tiene «tres meses para evitar la tarjeta roja» por la falta de avances en las cifras que difunde el INDEC.

«El FMI había exhibido durante la década del 90 a la Argentina como un modelo, y después le soltó la mano no sin antes retirar a sus bancos», bramó la Presidente y lanzó críticas al «Megacanje» y el «Blindaje».

Además, la mandataria aseguró que la convertibilidad logró concretar en el país una «economía ficcional» que se sostuvo con la venta de los activos públicos, que puso en manos de empresarios «hasta el petróleo y el gas» y por el fuerte avance del endeudamiento.

Recordó esa situación para destacar que todas las «penurias económicas» que está atravesando Europa en la actualidad la Argentina ya las vivió en décadas pasadas «y logró salir adelante con reindustrialización y un mayor consumo».

«En Argentina se privatizó todo en los 90. Es el único país que privatizó hasta su petróleo y su gas. Ni siquiera los militares lo habían hecho. Todo esto más el endeudamiento fue lo que permitió sostener la aplicación de las políticas del FMI», dijo.

Sostuvo que el país implosionó en 2001 porque llegó a tener una deuda del 160 por ciento de su Producto Bruto y una pobreza que superaba al 40 por ciento, una realidad «similar» a lo que hoy se ve en Europa.

Dijo que al igual que Europa en la actualidad, la Argentina fue escenario de formidables asientos contables de presuntos préstamos que los bancos internacionales le daban al país, pero que jamás llegaban.

Al inicio de la exposición, la mandataria destacó que el curso académico «no fue creada con aportes del Estado argentino sino por la contribución de particulares» y destacó el «interés de crear este espacio en la Universidad para conocer la realidad Sudamericana y de la Argentina».

Asimismo, consideró como positivo el hecho de que los norteamericanos vuelvan a interesarse en otros países, ya que consideró que tras la caída del Muro de Berlín y el fin de la llamada Guerra Fría con la Unión Soviética, los estadounidenses se retrajeron y «perdieron interés en otros países, volviéndose hacia lo que pasaba dentro de Estados Unidos».

• Visita al BID

Tras presentar en Washington la «Cátedra Argentina», la agenda de Cristina continuó con una reunión con el titular del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno. Luego de confesar que quedó «fascinada» con la sede del organismo en la capital estadounidense porque es «un lugar lindísimo», reveló que se reunió con el directorio de la entidad.

«La reunión estuvo muy buena. Luis (Moreno) me presentó (ante el directorio). Dí un pantallazo de lo que sucede en la Argentina y una mirada global de lo que está pasando en la Eurozona y el mundo», afirmó en una breve conversación con los periodistas argentinos que cubre su gira por los Estados Unidos.

Al ser consultada sobre el traspaso de la aplicación del Consenso de Washington a la inauguración de la «Cátedra Argentina» en la Universidad de Georgetown, explicó que en la actualidad se vive en «un mundo complejo, con muchas aristas internacionales, muy particular, con una realidad económica complicada que puede traer complicaciones políticas». «Esperemos que (los líderes) puedan tener el tino para aceptar las diversidades», completó.

Al anunciar su regreso a Nueva York y el último viajes de este miércoles a Boston, la mandataria dijo: «Ya me muero de ganas de volver a la Argentina, tengo ganas de volver y ver a mi hija (Florencia), pero esto que estamos haciendo acá es por los argentinos».

De esta forma, la jefa de Estado cumplió su tercer día de actividad oficial en el marco de su visita a Estados Unidos, donde ayer participó de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Finalizado el encuentro con Moreno, la jefa de Estado regresó a Nueva York, donde este jueves mantendrá una reunión con el CEO de la petrolera Exxon, Rex Tillerson, y con otra presentación en una casa de altos estudios: la Universidad de Harvard, en Bostos. Desde allí, regresará La visita oficial a Estados Unidos, que se inició el domingo pasado, concluirá mañana en la ciudad de Boston, donde Cristina hablará en la Universidad de Harvard.

 

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − siete =