PJ: Obediencia Debida o Cobardía «Boudou los hizo cómplices»

 PJ: Obediencia Debida o Cobardía «Boudou los hizo cómplices»

1° Plenario del Consejo Nacional Justicialista 

Jujuy. 06.07. 2014 – El Pte. del PJ aseguró que confía plenamente en la presunción de inocencia. Los dirigentes  soslayan la indignación de la comunidad ante  sospechas de corrupción. Defender a Boudou es cavar la tumba del FpV en el 2015.   

Cristina bajó línea al 1° Plenario del PJ Nacional, donde  los gobernadores justicialistas aceptaron defender al Vicepresidente Amado Boudou, sosteniendo Eduardo Fellner: No se puede someter a juicio político a alguien que está siendo sometido a un proceso judicial, confiamos plenamente en la presunción de inocencia hasta que se demuestre lo contrario”.

Perico Noticias. Fellner el antiperonista

La posición sumisa de los presidenciables del FpV, devalúa las candidaturas y sus objetivos políticos en sus respectivos distritos. Sostener al “no tan bien Amado”, es un lastre que no pude permitirse ningún actor con pretensiones electorales, por lo cual, el documento emitido desde el Consejo Nacional del PJ, será la prueba irrefutable del anacronismo estructural que reinstala la obediencia debida.

El apoyo del PJ al gobierno nacional para la negociación con los Fondos Buitre, no mitiga en absoluto la cobardía de los gobernadores al evitar una posición crítica y saludable sobre Amado Boudou.

Eduardo Fellner, el “antiperonista”, preso de su frase despectiva pronunciada en 1982: “No soy, ni fui, ni jamás seré peronista”, quedó ahora bastante incómodo en su pretensión de prolongar su herencia territorial, ya que si bien aceptó la presidencia del PJ porque garantizaba que no pretendía ser reelecto gobernador, si está convencido que sus incondicionales podrían perpetuar su feudo más allá de Cristina, pero Eduardo está salpicado negativamente por la defensa irritante sobre Amado Boudou, quien hizo cómplices al grupo de los siete presidenciables, como a todos los senadores, diputados, intendentes y concejales del FpV, garantizando una andanada de reproches que se levantarán de norte a sur y de este a oeste, ocasionado la derrota anticipada del FpV en todo el territorio nacional, incluida la provincia de Jujuy.

702x7021404493153_fellnerdoc

En Jujuy, la historia del Fellnerismo da la razón a su frase juvenil; pues la provincia tuvo un retroceso significativo en materia de empleo privado, la tasa de crecimiento del sector industrial y de servicios fue relativamente inferior a la registrada en el sector público, deteriorando la calidad de la oferta laboral. Estos parámetros coinciden con el aumento de la desigualdad y la pobreza, escenario que no puede ser disimulado por la proliferación de 100.000 planes sociales cedidos a las organizaciones sociales de la provincia, quienes ejercen a su manera la Justicia Social tercerizada por el FpV, el cual no posee sensibilidad, ni humanidad.

En cuanto a la Independencia Económica, otra de las banderas del Justicialismo, Eduardo Fellner arrodilló a la provincia de Jujuy al convertirla en una delegación del poder central, disolviendo hasta el Banco Provincia, no sin antes haber privatizado todos los recursos provinciales.

Por su parte el postulado Justicialista de la Soberanía Política, en Jujuy quedó relegado a los designios que se adopten en Santa Cruz, como en la provincia todo el andamiaje institucional quedo reducido al espacio que ocupan las neuronas del Gobernador, ya que su dedo es el único órgano que permite participaciones condicionadas. En Jujuy tanto el PJ, como la provincia no tienen internas.

Fellner fue coherente, no con las banderas del justicialismo a las cuales las combatió, hasta destruirlas, sino en con su afirmación memorable: “No soy, ni fui, ni jamás seré peronista”.  

Te creemos.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − 5 =