TABACO: Boudou al filo de otra causa

 TABACO: Boudou al filo de otra causa

Operaciones en el sector tabacalero ponen bajo la lupa al vice

Jujuy.  07.07. 2014 – Una operación sospechosa realizada con la aprobación del Ministerio de Economía cuando Boudou era titular de esa cartera, se encuentra en el análisis de la oposición para ser denunciada penalmente, sumando otra causa al Vice.

Las complicaciones judiciales del Vicepresidente, no solo afectan a una docena de empresas y negociados en Capital Federal y en el Municipio de la Plata; también comprometen a la provincia de Formosa enterrada por la irrebatible corrupción detectada; pero ahora podría sumarse Jujuy, junto al resto de las provincia tabacaleras, por una operación realizada por un equipo asesor marplatense cercano a Amado Boudou cuando este se desempeñaba como Ministro de Economía desde donde presionó bajo la figura de extorsión, para que en el 2010 la sólida empresa jujeña Latitud Sur transfiera su unidad de negocio central a Seguros Banco Nación en una operatoria de 187 millones de pesos que dejó suculentas comisiones, en el sur y el norte del país, comprometiendo además a funcionarios provinciales e instituciones del sector.

El desempolvamiento de esta denuncia del periodística  Matías Longoni, que llevó a juicio además al titular de la AFIP Ricardo Echegaray; surge de otra investigación que  puso en el tapete la confirmación de sobreprecios en exportaciones  de arroz cáscara a Venezuela, operatoria fraudulenta que fue denunciada por sectores comerciales del rubro, donde ahora la oposición  pondrá la lupa; tanto en la supuesta extorsión para quedarse con parte del Fondo Especial del Tabaco a título de comisión que involucra a Amado Biudou,  como en la ruta del arroz a Venezuela que compromete a Julio De Vido.

Perico Noticias. boudou al filo de otra causa

“La extorsión terminó imponiéndose”

Noticias y Protagonistas.com | Esta mañana en la 99.9, el periodista Matías Longoni se refirió a la denuncia que realizó sobre extorsiones cometidas entre 2010 y 2012 para que las empresas tabacaleras adquieran el seguro contra granizo de la aseguradora del Banco Nación. “El funcionario que producía esto era el marplatense Walter Hugo Morales, empleado de Amado Boudou cuando estuvo en el Ministerio de Economía”, destacó.

Matías LongoniLas acusaciones contra el Vicepresidente de la Nación siguen apareciendo. El periodista Matías Longoni publicó un artículo que habla de un desvío multimillonario de fondos que involucra al marplatense actualmente al frente de la presidencia.
Esta mañana, a través de la 99.9, el periodista explicó: “lo que cuento es que en el año 2011 y 2012 se obligó a las cámaras de producciones tabacaleras de 7 provincias, donde hay todo tipo de productores, a contratar el seguro antigranizo del Banco Nación, siendo que no todos soportan el granizo entre sus principales contingencias”.
La irregularidad quedó claramente vinculada a estrategias de extorsión. “La presión provenía del Ministerio de Economía, siendo que la administración del Fondo Especial del Tabaco corresponde al Ministerio de Agricultura por ley. El mismo funcionario que se encargaba de producir la cosa era un director de cuestiones menores que era funcionario de Boudou en el Ministerio de Economía. Es un productor marplatense llamado Walter Hugo Morales”, detalló Longoni.
Todo este mecanismo estuvo activo durante un tiempo activo, pero luego dejó de existir. “Esta experiencia duró solo dos años y fue muy costosa. Fueron 187 millones de pesos, que es el 8% del Fondo Especial del Tabaco y se destinó a esta aventura aseguradora; no sabemos qué comisiones se cobraron por esto. Es una maniobra rarísima que nadie quiere explicar. Estuve esperando semanas para publicarlo, esperando que alguien responda algo, pero todos escondieron la mano”, comentó el periodista.
La relación de este hecho con el Gobierno es directa, y seguramente otros sectores tuvieron conocimiento de las maniobras que se estaban planteando y que llevaron a un mejor posicionamiento de la empresa: “Nación Seguros pertenece al Banco Nación. En 2010 tenía el 1% de presencia en el mercado del seguro agrícola; en 2012, gracias a este operativo, llegó a tener el 17%. Las provincias tabacaleras se resistieron, sobre todo en Jujuy, donde están muy organizados y tienen su aseguradora”.
A pesar de que el seguro no se cobra más, hay cuestiones que todavía deben definirse. A través de la denuncia periodística de Longoni, dichas cuestiones deberían ser abordadas por el Justicia: “la extorsión según la cual si no contrataban el Seguro del Banco Nación, no se entregarían el dinero del Fondo Especial del Tabaco, terminó imponiéndose. La gran pregunta aquí es qué tienen que ver los marplatenses. Morales es un productor de seguros de poca monta en Mar del Plata, intervino personalmente en todas las operaciones como productor del seguro y, a la vez, era empleado del Ministerio de Economía que dirigía Amado Boudou”.
No es la primera vez que se identifica a un marplatense relacionado en maniobras turbias. Pero Longoni agregó otro nombre a la lista de sospechosos: “cuando uno pregunta por una explicación, dicen que eran cosas de Benigno Vélez. El Fondo del Tabaco resultó muy tentador y crearon esta ingeniería de extorsiones para desviar parte del fondo y desviar, también, comisiones. Morales es hermano de otro vecino de Mar del Plata, dueño de una distribuidora de productos veterinarios que también está vinculado con Vélez y le maneja algunos negocios agropecuarios”.

Matías Longoni

Confirman escandalosos sobreprecios en la exportación de arroz a Venezuela

Una empresa desconocida en el sector, vinculada al ministro De Vido, exportó a precios muy superiores a los de mercado.

Por MATÍAS LONGONI

El presidente de la Federación Nacional de Entidades Arroceras (Fedenar), Jorge Paoloni, confirmó que ese sector productivo tenía un contrato para exportar este año un volumen significativo de arroz cáscara a Venezuela, como ya lo había hecho en los últimos años, pero sorpresivamente fue desplazado por una desconocida empresa, Bioart SA, que ya concretó embarques por 37.500 toneladas con sospechosos sobreprecios. «Esta empresa exportó arroz con un precio récord, igual al de los Guinness«, ironizó el empresario.

En declaraciones al programa radial «Entre el Campo y la Ciudad», que se emite por Radio Colonia, el dirigente arrocero también confirmó el anticipo de Clarín respecto a que el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y otros altos funcionarios fueron informados oportunamente de la irregularidad que se estaba cometiendo. Esto no impidió que Bioart SA, que pertenece a empresarios santafesinos con ligazón al ministro de Planificación, Julio De Vido, concretara dos envíos de arroz a Venezuela. Uno de 10.245 toneladas sucedió a fines de febrero y el segundo, por 27.500 toneladas, se concretó en junio. Ambos con un valor FOB exorbitante, de 606,5 dólares por tonelada.

En mayo de 2013, cuando se firmaron los últimos acuerdos bilaterales entre la Argentina y Venezuela, el gobierno había prometido que esos embarques se iban a canalizar -como sucedía hasta ese momento- a través de los asociados de la Fedenar. «Viajamos a Venezuela, nos quedamos con el papelito que nos iban a comprar 100 mil toneladas, pero jamás nos atendieron«, admitió Paolini.

«Hace 3 años habíamos hecho un muy buen vínculo con ese país. Vimos que le estaban comprando arroz a EE.UU. a buen precio, lo planteamos acá a través del gobernador (Sergio) Urribarri, hicimos contacto con ellos y se hicieron 17 barcos a lo largo de 2 años», rememoró el presidente de la federación arrocera.

Pero Paolini añadió: «Ese negocio hace un año se nos cortó porque Venezuela no pudo abrir más carta de crédito. Querían comprarnos pero nos pagaban con ese fideicomiso que habían armado en la Argentina». Al negar ayer que mantenga vínculos comerciales con la sospechosa Bioart SA, el ministro De Vido admitió que los pagos de alimentos para Venezuela se realizaban a través de los fondos manejados por CAMMESA, aunque siempre siguiendo instrucciones de la venezolana PDVSA.

Las tratativas con el sector arrocero avanzaron al punto de que se llegó a acordar un precio: «Planteamos la operación a U$S 495 (por tonelada de arroz puesta en Venezuela), que es más o menos el precio que siempre le vendimos. Era un negocio interesante porque al productor le quedaban U$S 330» por tonelada, reveló Paolini.

Según esta versión, todo quedó en la nada y de golpe apareció Bioart SA exportando las primeras 10.000 toneladas. «Cuando vimos que el arroz que nosotros vendíamos a U$S 495 puesto en Venezuela, ellos lo habían enviado a U$S 600 (valores FOB, es decir que hay que sumarle fletes y seguros, entre otros gastos), dijimos ‘este es el negocio de nuestras vidas’. Pero vimos que no podía ser porque ese precio no existe para arroz sin industrializar», sostuvo el dirigente, confirmando la existencia de sospechosos sobreprecios.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cuatro =