La Producción Tabacalera se hace humo

 La Producción Tabacalera se hace humo

CAMPAÑA 2014/15 EN LA ANTESALA DE OTRO FRACASO

Jujuy 09.05.2014 –  El sector tabacalero ingresó en  la última etapa de su agonía estructural, sin duda, de sobrevivir esta actividad, será bajo  otro sistema administrativo y financiero, uno que todavía el productor no instituyó.

El sector tabacalero jujeño ingresó en los últimos estertores de su existencia;  sus cuatro décadas de proyecciones internacionales  conquistadas por el empeño de dos generaciones de sacrificados agricultores, se erosionaron en los últimos años, bajo el  diseño de una tormenta pergeñada desde un escritorio, desde donde  se ultimó la buena fe de miles de productores.

 

Hoy el sistema tabacalero jujeño ha quebrado. La estocada final  la dio  La Cámara del Tabaco de Jujuy  con absoluta impunidad, ya que poco importó que el propio Ministerio de Agricultura de la Nación acuse falta de rendiciones de cuentas inherentes  al incumplimiento de los deberes de funcionario público.

 

El silencio del gobernador, quien toda vez que debió invocar a este sector lo evitó, era en un grito de advertencia que los productores evitaron escuchar, pero cuya verdad, ahora se hizo  un reproche que los arrastra hasta el insomnio “Porque le creí”.

 

Sin ningún indicador positivo para enfrentar la campaña 2014/15, los tabacaleros jujeños, encomendados a los cielos, gestionan su propia supervivencia. El retraso del FET es una constante tan cruel, que se debe concluir que es parte de un plan para convertir en un martirio a la actividad; ya que admitir de parte de la dirigencia que trabajan a su máxima capacidad, sería reconocer una ineficiencia inadmisible.

 

Todo el sistema tabacalero merece un debate para reinventarse, de otro modo el rosario de  peripecias no cesará; “siempre que llovió paró”. Sin embargo, todavía no hay señales definidas de una renovación inminente, aun cuando haya coincidencias que atraviesan a todo el sector; los productores saben al menos en quien no volver a confiar; “el que se quema con leche, ve una vaca y llora”.

 

El viento de cola de los días gloriosos de la economía nacional sujetos al acenso del precio del tabaco en los últimos años por aumento en la demanda internacional, no se reflejaron en Jujuy, que se cayó del mapa de los productores Premium.

Perico Noticias. la producción tabacalera se hace humo

Ni siquiera la devaluación de 25 puntos de febrero del 2014 pudo amortiguar la caída de la renta precipitada por desajustes generados por omisión. Las reuniones con los ministros de agricultura (ex Norberto Yahuar/Carlos Casmiquella) no significaron ninguna mejora en el esquema de las certezas; ni siquiera los anuncios ampliados por Jorge Capitanich aportaron calma, solo obtuvieron por  cada una de sus intervenciones, oscuros fantasmas.

 

Hace uno días, la Cooperativa debió colgar una carpeta para reflotar la idea de un fideicomiso en los brazos de la Ministra de Industria Débora Giorgi, intentando salir de la tormenta a la que fue arrastrada por vanas promesas de la Cámara del Tabaco de Jujuy, que ni siquiera obtuvo la aprobación del Minagri de los fondos para atender los honorarios por auditorias sobre la cooperativa; “La paja en el ojo ajeno”, cuando hoy desde  la cartera nacional tras contundente repuesta por incumplimientos sugieren auditorias de extraña jurisdicción para rever el rol de la CTJ “Médico cúrate a ti mismo”.

 

El sector sigue trastabillando, cada caída es un fuerte sacudón en los patrimonios de los productores. La dirigencia no  pretende la transferencia regular del precio directo, como tampoco se ocupa de la aprobación de los planes que se deducen del 20%, comprometiendo seriamente el presente financiero de los productores.

 

Hasta la fecha nada positivo se obtuvo en cuanto a gestión; el reacomodamiento del precio de los cigarrillos no tuvo todavía consecuencia en la actualización del FET. Tampoco lograron que se baje las retenciones de exportación a pesar que hace más de un año que esta la medida consentida en el Ministerio de Economía.

 

El sector tabacalero  estigmatizado como un área de trabajo informal, también padeció embates sanitarios que atentan contra la calidad de la producción. Pero la afrenta más grande que recibieron los productores es sin duda, una tormenta de omisiones que  empobreció a los valles, los síntomas de la desocupación creciente y la marginalidad social, están siendo registradas en los informes sociales.

 

El sector dejó hace tiempo de producir derrame, el tejido social se ha resentido en el Dpto. De el Carmen, la pobreza empieza a aflorar, ya que toda la cadena productiva cayó tras los desórdenes administrativos y la falta de gestión profesional de La Cámara del Tabaco de Jujuy.

 

El problema de los tabacaleros de Jujuy, no es económico; es un problema de gestión, ya que los fondos y los recursos existen, están allí para ser tramitados; o son posibles tras pericia y profesionalismo aplicados para obtenerlos.

 

Lo inexplicable, es el consentimiento del gobierno de la provincia que permanece ausente en la tragedia.  La caída del sector posee  impacto social negativo, lleva 20.000 jujeños a la zozobra “morir de sed, teniendo tanta agua”.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 17 =