“UNEN” obtendría un Triunfo en Segunda Vuelta en el 2015

 “UNEN” obtendría un Triunfo en Segunda Vuelta en el 2015

Conjeturas sobre un escenario ya en construcción

Jujuy 20.04.2014 –  El aumento de la cuota de confianza hacia el espacio de centro izquierda “UNEN” amalgamado por la tarea de Ernesto Sanz (UCR) y los brazos extendidos de Julio Cobos y “Lilita” Carrió que acercaron al Macrismo, cambiaron las proyecciones del 2015.

No existen precedentes de una dinámica tan vertiginosa en la historia de la política argentina, sin duda la tecnología como soporte de información permitió un crecimiento cívico favorecido por la autoeducación, como también promovió la organización de manifestaciones colectivas 8N y 18A que fueron instalando una agenda real; la de la gente.

Hoy la proliferación de información dejó retrasados a los partidos políticos, cuyos cuadros vacíos no interpretan las demandas de la sociedad, ya que se requieren soluciones transversales y la cultura partidaria sigue anquilosada en un paradigma sectario de coopatación empresarial.

El estallido de la transversalidad, está llevando a la oposición a una decantación de posiciones, donde los personalismos son condenados en cualquier encuesta de opinión, acomodando en consecuencia ideas de convivencia superadora, donde un pacto nacional sellará los estándares de las nuevas políticas de estado, que impulsarán cuadros  políticos y sociedad.

Esta nueva interpretación que realizan políticos probos como Ernesto Sanz, Julio Cobos y “Lilita” Carrió, que anteponen la república a los hombres, esta siendo percibida de manera positiva por la ciudadanía, a tal punto que las encuestas comienzan a revelar una tendencia, que con el posible acercamiento del macrismo a UNEN, en final de ciclo del Kirchnerismo ya tendría sucesores.

Solo le queda a los integrantes de UNEN, definir estrategias de comunicación que les permitan instalar el cambio como un proceso superador, derribando las manifestaciones de un 35% de la población que pretende continuidad moderada interpretada en “Scioli o Massa”.

Por su parte en Jujuy, donde el 68% de la población pretende cambio, el peronismo que todavía no tomó nota de la derrota del 2013 se auto arrincona  –el espanto los une-. Este espacio está obligado a integrarse, la mesa chica deberá ampliarse no por convicciones, sino por superviviencia, ya  que hoy, según las encuestas, son la primera minoría del 2016.

Sin embargo, para que los aires de cambio alcancen todo el territorio, la UCR en Jujuy deberá ampliar su base, la cual no pueden circunscribirse a las fronteras  partidaria, todo lo contrario deberá tomar la pluralidad de los colores del cerro de Purmamarca, es la única manera de ampliar la cuota necesaria para tomar las riendas de la provincia de Jujuy.

Este nuevo horizonte, que ya se divisa desde el atalaya de los bunker tradicionales, enseñan dos forzadas convergencias, donde el crédito del triunfo no radica en el mesianismo de sus líderes, sino en la altura de sus renuncias.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × dos =