Provincias: complicada situación financiera

 Provincias: complicada situación financiera

Jujuy se salió del presupuesto 2014, esta inyectando recursos del Tesoro Nacional (ATN) para llegar a fin de año, pero los vencimientos de la deuda y la presión para emitir títulos  para cubrir el 50% de la deuda de Repsol YPF, expanden el déficit fiscal.

En las últimas semanas, la mayoría de las provincias cerraron las paritarias con el sector docente, y con el resto de los gremios que aglutinan a los empleados públicos del sector salud, justicia, Poder Legislativo, seguridad y escalafón general.

Estos acuerdos, en líneas generales, alcanzaron subas salariales de entre el 26% al 36%, en forma desdoblada durante el año, según un informe de Economía & Regiones.

Si a principios de año esperábamos aumentos promedio del 28%, lo que significaba un aumento del gasto público de $153.000 millones respecto al 2013, luego de estas negociaciones, que en promedio alcanzan al 30.5% en el año, el mismo se elevaría a $158.500 millones, agregando unos $5.500 millones a las necesidades financieras del consolidado de provincias durante el ejercicio 2014.

Con ingresos creciendo al 31% en forma nominal, y el gasto público primario acompañando esta evolución, las provincias cerrarían el ejercicio 2014 con un déficit, antes del pago de los servicios de la deuda, de $10.100 millones.

Además del gasto salarial, los vencimientos de la deuda es el segundo componente del gasto que expandiría por sobre la expansión nominal de los recursos.

Estos últimos crecerían más de un 50% con relación al ejercicio 2013, de la mano de las emisiones ocurridas en 2013 y en lo que va de este año, con vencimiento en 2014, así como del impacto de la devaluación en las deudas nominadas en moneda extranjera, y los vencimientos de la deuda con el Gobierno Nacional.

Estos servicios totalizan $33.600 millones, llevando las necesidades financieras del periodo a $43.700 millones, 68% por encima de las registradas en 2014.

Cómo financiarán las provincias este gap es el gran desafío para las actuales administraciones gubernamentales, en un contexto de encarecimiento del crédito interno, menor liquidez en el mercado local, y el escaso margen para hacer colocaciones en los mercados de deuda internacionales.

En abril vence el plazo de gracia para el pago de la deuda con Nación

A fines de Diciembre de 2013, a través de la Resolución N°36/2013 se acordó una nueva reestructuración de la deuda provincial con la Nación, que alivió los vencimientos al menos durante el primer Trimestre de 2014.

En esa oportunidad, la deuda reprogramada ascendió a $77.300 millones, stock vigente al 31 de diciembre de 2013 en concepto de Programa Federal de Desendeudamiento de las Provincias Argentinas y de Asistencia Financiera (PAF) 2010, 2011, 2012 y 2013.

Conforme la reprogramación acordada, se asignaron $10.175 millones de ATN (Anticipos del Tesoro Nacional) a la cancelación del stock, distribuido entre las provincias de acuerdo a las participaciones relativas de cada una de las 18 jurisdicciones en el stock de deuda acumulado con el Gobierno Nacional. Esto redujo en un 13% la deuda provincial con Nación, y en un 6% considerando la totalidad de acreedores, en tanto que se recortaran en casi $1.200 millones los vencimientos 2014.

Asimismo, el acuerdo prorrogó por 3 meses los vencimientos de deuda con la Nación, reduciendo en $1.800 millones los vencimientos de 2014 durante ese periodo para el conjunto de provincias.

Vencido este plazo, los pagos a realizarse a partir de este mes al Gobierno Nacional en concepto de servicios de esta deuda alcanzan los $6.000 millones entre Abril y Diciembre de 2014.

A la fecha, aún no se sabe qué hará el gobierno nacional al respecto, si otorgará un nuevo periodo de prórroga de los vencimientos, o como trascendió, financiará a las provincias a través de una línea de préstamos en pesos del Banco de la Nación Argentina, lo que significaría mayor emisión monetaria, en un contexto de caída de la demanda de pesos.

Los vencimientos de deuda de las provincias con el exterior agregan u$s 1.340 millones a las necesidades de Reservas

Como se mencionara anteriormente, la política de desendeudamiento llevada a cabo por el Gobierno Nacional y el déficit fiscal creciente contribuyeron a deteriorar el nivel de reservas existentes en los últimos 3 años.

Entre otras medidas para contener la fuga, debe recordarse que durante el tercer trimestre de 2012, la Nación obligó a las provincias a pesificar (pagar en pesos al tipo de cambio vigente) la deuda nominada en dólares emitida bajo legislación nacional.

En esa oportunidad, la medida alcanzó a ciertos bonos emitidos por las provincias de Chaco (Bono 2015 y 2023), Formosa (Bono 2022), Tucumán (Bono 2015 y 2020), llevándolas a incurrir en incumplimientos contractuales, deteriorando el riesgo crediticio de las provincias en general y potenciando aún más el mercado de deuda dollar linked (títulos emitidos en dólares pero pagados en pesos al tipo de cambio vigente).

Esto dio lugar a que, hoy, la única deuda de las provincias que requiere la compra de divisas (uso de reservas del BCRA) son los préstamos de organismos internacionales concertados en dólares (en su mayor parte a cargo del Gobierno Nacional) y los títulos públicos emitidos en moneda extranjera (dólar y euro) bajo legislación internacional.

Así, tenemos que en 2014 las necesidades provinciales de reservas alcanzan a u$s 1.337 millones, u$s 485 millones destinados a la devolución de préstamos de Organismos Internacionales de Crédito (contraídos en su mayoría con el BID y BIRF), y u$s 852 millones en concepto de servicios de títulos públicos (intereses y amortizaciones de capital), integrados en un 89% por vencimientos en dólares y el restante 11% en euros.

Vale señalar que durante este ejercicio, vencerán u$s 509 millones correspondientes a vencimientos de títulos dollar linked, que no se incluyen en el cálculo de reservas dado que sus pagos, si bien vinculados a la dinámica del tipo de cambio, son realizados en pesos.

Esta modalidad de financiamiento se inició en 2009 con la colocación de un título de la Provincia de Córdoba por u$s150 millones, aunque adquirió su mayor protagonismo en los ejercicios 2012 y 2013, una vez iniciado el proceso de caída del nivel de reservas, que condujo a las provincias a buscar vías alternativas de financiamiento ante la posibilidad latente de que el BCRA no liberara los dólares necesarios para pagar los vencimientos derivados de las nuevas colocaciones.

Región Norte Grande

 

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 3 =