Juntos por el Cambio rechaza la “ley ómnibus” y por unanimidad decidió no dar quórum

 Juntos por el Cambio rechaza la “ley ómnibus” y por unanimidad decidió no dar quórum
En distintas reuniones a lo largo de este martes, el interbloque analizó el proyecto del Ejecutivo y hubo posiciones encontradas sobre la decisión de bajar o no al recinto. Finalmente y en el marco de una votación resolvieron no acompañar la iniciativa oficial.
El interbloque de diputados de Juntos por el Cambio resolvió este martes de forma unánime rechazar el “megaproyecto” de ley del presidente Alberto Fernández sobre emergencia pública, aunque a última hora todavía estaban enfrascados en discusiones, en busca de unificar una posición sobre la decisión de aportar o no al quórum en la sesión especial de este jueves.

Finalmente, cerca de las 22 resolvieron la discusión a través de una votación en la que se resolvió no dar quórum en la sesión de este jueves.

En distintas reuniones a lo largo de la jornada, de las que tomó parte el exministro de Hacienda Hernán Lacunza, los diputados analizaron en detalle la iniciativa enviada por el Poder Ejecutivo, que declara nueve emergencias y otorga amplias facultades al jefe de Gabinete, relegando el rol del Congreso.

Tanto el jefe del interbloque, Mario Negri, como el titular del bloque Pro, Cristian Ritondo, aclararon en declaraciones a la prensa que la bancada tendrá una “posición única” y votará en contra del proyecto, por lo que el Frente de Todos deberá contar con apoyo de los espacios minoritarios de la oposición.

En lo que los integrantes de Juntos por el Cambio no lograban consensuar una postura era respecto del quórum: mientras que un sector sostenía que debían bajar al recinto y habilitar el tratamiento, otro sostenía que es el oficialismo el que tiene que garantizar el número.

En este segundo sector se alistó desde un primer momento el bloque de la Coalición Cívica, el más refractario a apoyar el proyecto. La bancada de Maximiliano Ferraro no está dispuesta a dar quórum, y otros diputados como Alejandro Cacace (UCR-San Luis) compartieron esa visión.

“No vamos a habilitar ni delegar ningún tipo de poderes especiales que destruyan la Constitución, el Congreso y facultades que son propias de la Cámara de Diputados”, sentenció Ferraro, y agregó: “Quieren hacernos creer que Juntos por el Cambio dejó tierra arrasada. Esto no es así. Vamos camino a una democracia delegativa”.

En contraposición, aquellos legisladores que responden a los gobernadores radicales Gustavo Valdés (Corrientes), Gerardo Morales (Jujuy) y Rodolfo Suárez (Mendoza), entre otros, apuntaban a dar quórum en consonancia con el compromiso que esos mandatarios asumieron con el presidente Fernández el lunes.

Lo cierto es que la sesión arrancará con la jura de una veintena de diputados que deben asumir en reemplazo de otros que migraron al Gabinete o que fueron electos en otros cargos. Por eso, una porción importante de Juntos por el Cambio consideraba que no deberían obstruir la asunción de los nuevos legisladores.

La cuestión fue saldada, como dijimos, a través del voto de los integrantes del exoficialismo. Al cabo de la reunión del interbloque de diputados se informó a través de un comunicado la decisión “por unanimidad” de no acompañar “una ley que significa anular el Congreso Nacional delegando todas sus funciones constitucionales en el Poder Ejecutivo Nacional”.

“A poco más de un mes de las elecciones del 27 de octubre en la que más de un 40% del electorado nos eligió para defender los valores republicanos que se conjugan en Juntos por el Cambio, no podemos traicionar a la ciudadanía delegando el mandato popular que hemos recibido en el Gobierno Nacional”, expresaron a través de un comunicado, que concluyó afirmando que “además, por unanimidad, el interbloque resolvió no dar quórum en la sesión del próximo jueves”.

La votación del proyecto será por mayoría simple -la mitad más uno-, pero no se descarta que Juntos por el Cambio reclame habilitar el tratamiento sobre tablas con los dos tercios de los votos, ya que el dictamen no contará con los siete días de vigencia reglamentarios.

¿Qué pasa con el resto de la oposición? Tanto el Interbloque Federal, que preside Eduardo “Bali” Bucca, como Unidad Federal para el Desarrollo, que encabeza José Luis Ramón, aportarían al quórum, pero aun no tomaron una postura pública sobre el proyecto, que genera dudas y objeciones en ambos espacios.

El mapa del recinto se completa con los dos integrantes del Frente de Izquierda -que se opone- y la monobloquista Alma “Chani” Sapag (Movimiento Popular Neuquino) que dará quórum y podría acompañar al Frente de Todos.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *