El Justicialismo aseguró que en la defensoría del pueblo se produjo un golpe institucional

 El Justicialismo aseguró que en la defensoría del pueblo se produjo un golpe institucional

El Bloque Justicialista no acompañó este mediodía la designación de Javier De Bedia como defensor del Pueblo de Jujuy, interponiendo como argumento que no estaba de acuerdo con el mecanismo empleado por Labor Parlamentaria para la postulación del profesional, al aducir que el mismo vulneraba la participación de la oposición y las minorías con representación parlamentaria. “Quedó en evidencia que el bloque oficialista de Cambia Jujuy provocó un golpe institucional, dando curso a una falsa denuncia contra Ricardo Pierazzolli”, sostuvo el jefe de la bancada, Javier Hinojo, aludiendo al procedimiento que se llevó a cabo dentro de la Legislatura y que obligó al anterior ombudsman a declinar en su cargo.

Al momento de la lectura de la designación de De Bedia, el Bloque Justicialista también puso en evidencia la desprolijidad cometida por la bancada oficialista al no haber designado a ninguno de sus diputados como miembro informante de los antecedentes del nominado, aunque inmediatamente varios de los legisladores justicialistas aclararon que no hacía falta conocer las calidades y cualidades profesionales y humanas del ahora exsecretario Parlamentario de la Legislatura, cuyo nombre fue propuesto por el sector que responde a los intereses del vicegobernador, Carlos Haquim.

 Hinojo fundamentó la posición de su bancada de no acompañar esta designación por el procedimiento llevado adelante, aunque, al mismo tiempo, se encargó de resaltar las cualidades personales de De Bedia y su efectiva labor frente a la Secretaría Administrativa del Parlamento jujeño.

 Al hacer una consideración más puntual sobre el trasfondo de la renuncia de Pierazzolli, Hinojo aseguró que con esta operación del oficialismo quedó en evidencia que “lo sucedido con el anterior defensor fue un golpe institucional muy duro”. “Se buscaron causas personales en su desempeño por el solo hecho de haber defendido a la ciudadanía jujeña de los tarifazos del gas y la energía eléctrica. Tocó intereses que molestaron al gobierno que reaccionó intentando hacer callar a la oposición”, subrayó.

 Recordó que siempre, desde su puesta en funcionamiento, la Defensoría del Pueblo estuvo en manos de la oposición. “No se pueden llevar adelante estas acciones y atropellos institucionales porque al oficialismo no le gusta. Lo ocurrido es de extrema gravedad”, agregó, a la vez de remarcar que la designación de De Bedia fue una decisión unilateral del oficialismo que no permitió la participación de la oposición en la propuesta y designación del nuevo defensor.

 Hizo hincapié en que no se puede callar a la oposición y advirtió que el gobierno y el oficialismo parlamentario vienen cometiendo sistemáticamente actos de atropellos hacia quienes levantan su voz. “Lo que buscan es acaparar todos los ámbitos de discusión y de defensa de los derechos de los ciudadanos para, de esa manera, callar las voces disonantes”, finalizó.-

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − 12 =