La admisión de las ventajas del Plan Estratégico presentado por Jujuy; por parte del Secretario de Agricultura de la Nación Lorenzo Basso y confirmado por la propia CFK, despejaron las nubes del futuro, ratificando el acierto de una producción de alto rendimiento orientada hacia brindar garantías a la salud del fumador.

 La admisión de las ventajas del Plan Estratégico presentado por Jujuy; por parte del Secretario de Agricultura de la Nación Lorenzo Basso y confirmado por la propia CFK, despejaron las nubes del futuro, ratificando el acierto de una producción de alto rendimiento orientada hacia brindar garantías a la salud del fumador.

Tabaco jujeño extiende horizonte de la actividad en el país

Jujuy. 20.09.2013

La actividad tabacalera, es sin duda, una de las economías regionales que más ataques resistió en la última década; lógicamente por la fama de atentar contra la salud humana. Basados en este posible factor negativo la Organización Mundial del Comercio – OMC – y la Organización Mundial de la Salud – OMS -, restringen el avance territorial, como además el volumen de productividad, ejerciendo un control de la producción en el que se encuentra adherido el estado argentino.

Sin embargo, esta enorme muralla que contiene la expansión de la actividad posee como contra cara en Jujuy, una producción que busca la mayor calidad, ubicando a toda la cadena de producción tras la salud del fumador, ya que existen componentes primarios y agregados de valor que orientados desde las buenas prácticas agrícolas y el control de calidad, permiten garantizar estándares orgánicos aprobados, con lo cual el tabaco jujeño comenzó a reconvertirse en la preferencia de los modernos mercados internacionales, dotando de sustentabilidad a la actividad.

La palabra reconvertirse, no posee una definición cerrada, muchos piensan que significa sustitución; pero el concepto fue diseñado para marcar un norte en este cultivo de mas 2000 años en América; “volver a realizarse”, cada vez con mas preocupación por la salud humana; siendo el consumidor, el que realiza la elección  responsable, premiando  con el poder de compra a la producción que mejor lo considera; basados en este novedoso principio de mercado el tabaco jujeño rompió la barreara de las dudas e incógnitas.

Jujuy, tomo el desafío y pese a los embates climáticos, nuevamente recuperó su protagonismo productivo, obteniendo importantes rindes de calidad en menor superficie, con lo cual cumple con las restricciones impuestas desde los organismos internacionales que vigilan que no haya ni una hectárea nueva en materia de extensión de frontera tabacalera.

Pero sin duda, el paso mas importante obtenido por los productores jujeños; resultó el reconocimiento de la Presidente de los Argentinos en su última visita a Salta, quien no solo señaló que el Fondo Especial del Tabaco – FET –  es de los productores por ser un componente de precio, con una importante cuota aplicada al desarrollo social; sino que además elogió la enorme capacidad distributiva de riqueza de la actividad, organizada en cooperativas.

Este reconocimiento fue fruto de la resistencia de los tabacaleros jujeños en ofrecer a nación su experiencia y metodología de trabajo, criterio cualitativo que terminó por orientar al resto de la producción nacional, contando esta vez con el respaldo del Secretario de Agricultura de la Nación, quien sugiere al resto de las provincias productoras, definir por la máxima calidad posible de la producción tabacalera, lo cual llevará varios años, pero con un Plan de ordenamiento basado en los principios del plan estratégico jujeño permitirá dar el salto de calidad que la actividad precisa para su supervivencia en los mercados de futuro.

Después de las modificaciones obtenidas en la reestructuración de piso del FET en el año 2009 por parte de los actores de la política y los dirigentes tabacaleros;  este reconocimiento de la valoración por asignación de recursos – FET – en premio a la productividad y calidad;  desde nación, constituye una importante conquista de los tabacaleros jujeños, que desde ahora instalan un futuro con mas augurios, iluminado a las nuevas generaciones de productores al menos por los próximos 20 años.

Claro que correr el velo que preservará la actividad, implica seguir enfrentando los desafíos coyunturales, los cuales solo se irán desvaneciendo en la medida que haya sinergia, a pesar de la diferencias, entendiendo la unidad como parte de la estrategia que les garantiza mejores frutos a los productores jujeños.

De esta manera, a pesar de sostener conflictos en algunos estamentos del sector, en el horizonte tabacalero ha vuelto a salir el sol.

Compartí:

Noticias Relacionadas

1 Comment

  • No es necesario mentir, con el FET como respirador artificial, el tabco jujeño no sera futuro. Hace mas de 20 años la humanidad ha entablado un lucho contra el cigarrillo, la que no ha cesado en ningún momento, ya sigue su avance.
    Pensar el futuro requiere un responsable ejercicio prospectado de la dirigencia. Esta seguro no es la forma.
    Un abrazo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × dos =