El FPV no pudo sumar ni siquiera un voto, para hablar de consenso

 El FPV no pudo sumar ni siquiera un voto, para hablar de consenso

La aprobación de La Ley de Paritarias, impetuosa y sin consensos, dejó desnudas las grietas internas del FPV, donde el FUyO dió un portazo, quedando a la luz las diferencias entre el Fellnerismo, Guillermo Jenefes, Rubén Rivarola y Walter Barrionuevo.

25.02.2015 || El palco del #19F “Todos Somos Cristina” ya quedó fracturado, Milagros Sala se puso del lado de las pretensiones y reclamos de los trabajadores estatales, al igual que la UCR y  Primero Jujuy, quedando el FPV acotado a su parcialidad, que por ahora le alcanza para imponer proyectos en la modalidad express, sin consenso.

Lejos de ser una victoria para el ejecutivo, la ley carga con un detonante en potencia, ahora tiene a mas de un sector político y gremial en disidencia, además de visiones críticas internas, ya que para evitar el papelón La Ley obtuvo el apoyo de Guillermo Jenefes, Rubén Rivarola y Walter Barrionuevo, cuyos representantes se mostraron díscolos hasta última hora; de aquí en más el responsable de las consecuencias de la Ley es Edurado Fellner, el presidente del Partido «Justicialista» -combatiendo al trabajador-.

Finalmente la La Ley vió la luz, y el FPV un cielo oscuro, saben que el proceso que la parió no es el recomendado, además de definirse autoritarios, al quitar sustancia a la palabra paritarias “Entre pares”, e imponer el pensamiento único, quedaron pegados al perfil y ADN kirchnerista, con lo que su proyecto político se hunde en el horizonte de agosto, cayendo al fondo del mar del fracaso en octubre.

La legislatura, ratificó su rol de escribanía del ejecutivo, comportamiento señalado como uno de los flagelos que afecta a la democracia moderna, que la sociedad jujeña se propuso desterrar, prueba de ellos es que ni siquera Milagros Sala la pudo reunir mas de 4.000 personas en el acto «Todos somos Cristina»; por ellos intentó recuperar adhesiones fijando en esta ley una posición opuesta.

Alli quedó hoy el FPV, merodeando el terreno del absolutismo, del cual será destutuido democráticamente por otra propuestas política, una que no solo enuncie la practica permanente del consenso, sino que además ejecute esa mecánica, como herramienta de  gobierno.

Ese es el desafío de la oposición «construir el pos fellnerismo»; dar muestras de como el diálogo y el respeto pueden hacer posible nuevos horizontes para el desarrollo jujeño.

Repetir métodos, sería dar un paso atrás, que la sociedad civil no podría aceptar, por lo cual el posfellnerismo será un escenario de debate y profundización democrática, ya que solo esas virtudes tendrán lugar en la aceptación de la sociedad jujeña, cansada del autoritarismo y la indiferencia

La treta del FPV de incluir en la ley, para condicionar la huelga y la protesta de los trabajadores; «ampliación de derechos de la sociedad civil», como de transitar, a la  salud, al  trabajo, a la educación; etc,  de modo que un medida de paro, protesta o asamblea significarán de ahora en más  un conflicto de intereses, donde el sector civil, tendría recursos para hacer prevalecer sus derechos ampliados, reduciendo los márgenes de legalidad de las medidas gremiales;  toman en Jujuy el perfil de una chicana jurídica, ya que se entiende que se esa ampliación de derechos debe incluir además, mayor transparencia, equidad, idoneidad, eficiencia, productividad e igualdad; exigencias que el gobierno de Eduardo Fellner omite hasta el hartazgo -haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago-.

reloj

El gobierno, optó por encasillar legalmente la protesta, debiendo a derecho, cumplir con el derecho constitucional ·-A igual trabajo, igual remuneración-, con lo cual una distribución que permita la actualización lógica de los salarios estatales (42% de aumento previsto en el presupuesto 2015), sería una medida razonable, en contraste con el empeño irracional e inmoral de dilapidar recursos en obras faraónicas sobre valuadas, omisión de subsidios para instalar una cadena comercial con las garrafas sociales, negocios inmobiliarios con fondos del estado nacional (Perico) y un mercado de prebendas de empresas amigas proveedoras del estado.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × dos =