La CGT apoya los cambios a la ley de ART, pero cuestiona que haya salido por decreto

 La CGT apoya los cambios a la ley de ART, pero cuestiona que haya salido por decreto

La central obrera cuestionó la herramienta del decreto porque «no existe excepcionalidad para utilizar ese mecanismo»

hector daer

La Confederación General del Trabajo (CGT) coincidió con «el espíritu» que de las modificaciones a la Ley de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (ART) , aunque cuestionó «el mecanismo del decreto de necesidad y urgencia» (DNU), publicado  en el Boletín Oficial, a partir de «los serios riesgos de inconstitucionalidad».
La central obrera cuestionó la herramienta del decreto porque «no existe excepcionalidad para utilizar ese mecanismo», pero coincidió con el espíritu de los cambios, señalaron algunos de sus referentes.

«El movimiento obrero respaldó los cambios introducidos en la ley. Luego de lo ocurrido con el proyecto de ley del impuesto a las Ganancias , hubiese sido imposible que el Gobierno intentase aprobar por decreto una norma que afecta al mundo del trabajo sin el concurso sindical», señalaron algunos de sus dirigentes.

Héctor Daer, integrante del triunvirato de la central y jefe de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA), fue taxativo al señalar: «La CGT coincide con el espíritu de la reforma, pero lamenta el mecanismo del decreto porque podría provocar la declaración de inconstitucionalidad», afirmó.

El dirigente gremial indicó que las reformas a la ley -que obtuvo media sanción del Senado en diciembre último- fueron consecuencia de las observaciones sindicales al proyecto oficial original y expresó que la norma estaba prácticamente «pulverizada y, en la faz práctica, en realidad casi no existía».

Para Daer, lo primordial ahora es trabajar de forma conjunta en una norma de prevención de la accidentología laboral, y reseñó que uno de los cambios incorporados por la Cámara alta fue la fijación de «un plazo de entre tres y seis meses para comenzar a elaborar una ley preventiva y de fondo».

El sindicalista también admitió la posibilidad de que «cualquier abogado presente un pedido de inconstitucionalidad»; remarcó que se había registrado «un incremento importante de las alícuotas de los riesgos laborales» y que existen actividades en las que la carga de asegurar a un trabajador alcanza el 20 por ciento del costo del salario, cuando el promedio ronda sólo el 9 por ciento.

Según Daer, lo trascendente es que haya una ley que prevenga los accidentes y no que sea resarcitoria de «los daños generados».

Voces en contra

Héctor Amichetti, jefe de la Federación Gráfica Bonaerense (FGB) e integrante de la Corriente Federal de Trabajadores (CFT) junto con bancarios, pilotos, molineros, lecheros, farmacia, docentes privados y televisión, entre otros gremios, rechazó esta tarde de forma total el decreto presidencial y, en declaraciones a Télam, aseveró que debió privilegiarse la prevención de los trabajadores.

«No se resolverá el problema de la litigiosidad sin prevención. Estas reformas sólo contemplan la resolución de los asuntos del sector empresario», puntualizó el gremialista a esta agencia.

Por su parte, las Centrales de los Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTAA) de Pablo Micheli y de los Argentinos (CTA) de Hugo Yasky también rechazaron el decreto de reformas, en tanto la conducción nacional de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) de Hugo Godoy sostuvo que la iniciativa del Ejecutivo sólo procuró garantizar «la rentabilidad patronal y destruir derechos fundamentales».

Agencia Télam

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + doce =