Fellner por 3° año consecutivo deja rezagada a Jujuy en competitividad

 Fellner por 3° año consecutivo deja rezagada a Jujuy en competitividad

Perico Noticias. Jujuy IARAF

La competitividad puede definirse como el conjunto de factores, institucionales y políticos que determinan el nivel de productividad de una región y sus posibilidades de alcanzar el crecimiento sostenido en el mediano y largo plazo; Jujuy es la penúltima.

Los gobiernos subnacionales: agentes promotores y garantes de competitividad
INFORME ECONÓMICO Nº 266  23 de Abril de 2014
Autores:
Nadin Argañaraz
María Cecilia Avramovich

En general, este concepto tiene una dimensión nacional, sin embargo es cada vez mayor la atención que el enfoque regional de la competitividad tiene entre académicos, empresarios y entidades gubernamentales; especialmente en países federales con características geográficas y económicas tan dispares como las de Argentina. Efectivamente, en estos contextos el sector público subnacional es la institución capaz de identificar y brindar la infraestructura y el marco institucional y normativo adecuado para la potenciación de la competitividad de cada jurisdicción.
Con esta visión, es objeto de este estudio analizar el rol del sector público subnacional como agente promotor y garante de la competitividad regional, identificando la manera en que puede contribuir a la competitividad local de forma sostenible en el tiempo. Gobernabilidad local, competitividad y desarrollo.

La gobernabilidad puede ser entendida como un estilo de gobierno caracterizado por una estrecha cooperación e interacción entre Estado y agentes privados en la toma de decisiones de interés colectivo (Banco Mundial). Con esta visión, gobernabilidad y competitividad son conceptos estrechamente relacionados con la mirada al desarrollo de una economía. Se requiere de gobernabilidad para la planificación y coordinación de acciones competitivas por parte del Estado y del sector privado.

Se requiere de gobiernos competitivos para generar y sostener prácticas competitivas por parte de agentes privados. A su vez, se requiere de empresas e instituciones competitivas para promover un desarrollo sostenido en el tiempo. En este contexto, el rol de los gobiernos subnacionales es muchas veces facilitado por la intervención del Poder Ejecutivo Nacional, a través de regímenes de promoción industrial, envío de fondos discrecionales, subsidios, etc. Esto genera ventajas competitivas ficticias o acrecienta aquellas naturales de la región, lo que posiciona unas jurisdicciones en ventaja respecto de otras.

Esta problemática pone en relieve la comprensión de dos puntos clave en materia de competitividad de gobiernos subnacionales. Por un lado, la importancia del sector público subnacional como promotor y garante de competitividad y de factor de competitividad en sí mismo. Por el otro, la relevancia de contar con indicadores de competitividad del sector público, capaces de medir correctamente la forma en que los gobiernos subnacionales contribuyen a la competitividad de sus economías, excluyendo sesgos “anti‐competitivos” introducidos por el ejecutivo nacional.

Midiendo la competitividad de gobiernos subnacionales El Índice de Competitividad de Gobiernos Subnacionales IARAF (ICGS IARAF) se presenta como un instrumento de análisis y control del carácter competitivo del sector público subnacional, así como de instrumento de planeamiento y gestión de aquellos mecanismos necesarios para incrementar esta competitividad en el tiempo.
El ICGS IARAF se compone de 7 subíndices de competitividad, que buscan capturar distintas facetas de la competitividad de los gobiernos subnacionales. Específicamente se trata de los siguientes subíndices: Finanzas públicas (S‐FP), Gasto público (S‐GP), Política tributaria y de ingresos (S‐PTI), Gobierno eficiente y eficaz (S‐GEE), Infraestructura básica, económica y social (S‐IBES), Salud (S‐S), y Educación (S‐E).
A su vez, cada subíndice se compone de un conjunto de indicadores individuales de competitividad. En conjunto, el ICGS IARAF se compone de 110 indicadores individuales 1 .

Como se discutió anteriormente, el ICGS IARAF no sólo considera indicadores vinculados a la gestión pública de cada jurisdicción, sino que también captura cuestiones centrales a la discusión de competitividad como las ventajas competitivas “artificiales” que brinda la competencia de los gobiernos subnacionales por fondos coparticipables y transferencias discrecionales, así como aquellas derivadas de la existencia de regímenes de promoción industrial.
La Figura 1 muestra los resultados de la medición global de competitividad por el ICGS IARAF. Con 0,704 puntos, CABA es la jurisdicción más competitiva, seguida de Río Negro (0,619), La Pampa (0,611), San Luis (0,607) y Córdoba (0,585). En el extremo opuesto, las jurisdicciones menos competitivas según este indicador son Formosa (0,39), Jujuy (0,435), Santiago del Estero (0,449) y Chaco (0,45).
La media del la distribución se encuentra en 0,538 puntos. Alrededor de esta posición se encuentran las jurisdicciones de San Juan (0,528), Tierra del Fuego (0.538) y Mendoza (0,543).

Perico Noticias. Jujuy IARAF

La posibilidad de descomponer el ICGS IARAF en componentes permite analizar en detalle los aciertos y fallas de la gestión de los gobiernos según fases de competitividad.
A continuación se hace una breve exposición del comportamiento de cada uno de los subindicadores componentes.

Este subíndice considera variables que capturan las políticas del gobierno que instrumentan el gasto público y los impuestos. Estas variables hacen referencia a criterios de financiamiento, indicadores de deuda, resultado económico y resultado financiero de las tesorerías provinciales.

Competitividad por provincias (1)

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *