La crisis de la vacuna rusa destapó la interna en el gabinete

 La crisis de la vacuna rusa destapó la interna en el gabinete

En el Gobierno creen que los anuncios de Alberto son un boomerang. El sector pro Sputnik choca con Ginés y ya se habla de cambios en el área.

Por Javier Laquidara // Vladimir Putin desnudó la interna del gabinete argentino por la llegada de la vacuna rusa luego de revelar que la Sputnik V no está autorizada para mayores de 60 años.

Como explicó LPO, el gobierno entró en emergencia luego de que se cayera el acuerdo con Pfizer y se complicara seriamente el ensayo 3 de AztraZeneca, por lo que apostó todas sus fichas a la vacuna rusa. La semana pasada el presidente prometió aplicar las primeras 600 mil dosis antes de fin de año, y llegar a 20 millones antes del final de febrero.

choca con Ginés y ya se habla de cambios en el área.

La crisis de la vacuna rusa destapó la interna en el gabinete

Por Javier Laquidara17/12/2020

Vladimir Putin desnudó la interna del gabinete argentino por la llegada de la vacuna rusa luego de revelar que la Sputnik V no está autorizada para mayores de 60 años.

Como explicó LPO, el gobierno entró en emergencia luego de que se cayera el acuerdo con Pfizer y se complicara seriamente el ensayo 3 de AztraZeneca, por lo que apostó todas sus fichas a la vacuna rusa. La semana pasada el presidente prometió aplicar las primeras 600 mil dosis antes de fin de año, y llegar a 20 millones antes del final de febrero.

Pero esta semana el ministro Ginés González García admitió la dificultad de cumplir con la promesa de empezar antes de fin de año, lo que parece lógico cuando todavía no está la autorización de Anmat. Mucho menos ahora que se sabe que Rusia tampoco la aprueba a mayores de 60 años, el principal grupo de riesgo.

Sin embargo, para salvar la ya golpeada palabra del presidente respecto de los tiempos de la vacuna, la Casa Rosada lanzó una acción para traer al país la semana próxima las primeras dosis, para lo cual destinó un avión de Aerolíneas Argentinas en el que viajarían funcionarios y un grupo de periodistas para que cubrieran el embarque.

Ginés no volvió a hablar de la Sputnik después de la crisis interna que desencadenó el martes, que enojó al propio Alberto, que lo respeta y admira pero que no descarta cambiarlo luego de conseguir alguna vacuna. No es del único cambio de gabinete que se habla para enero.

Pero las revelaciones de Putin tomaron por sorpresa a la Rosada, a tal punto que otra vez la palabra del presidente quedó en cuestionamiento. El propio Alberto, de 61 años, dijo una semana atrás que se iba a vacunar primero para demostrar que confiaba en el antídoto que iba a ofrecer a los argentinos. Con las declaraciones de Putin quedó expuesto a dos escenarios: o no sabía a ciencia cierta qué vacuna se iba a aplicar él mismo, o sabía que no se la podía aplicar por su edad y buscó generar confianza en la cuestionada Sputnik. Por eso, desde un sector del Gobierno filtraron a los medios que el viaje, pautado inicialmente para el 21 de diciembre y postergado para el 22, se iba a suspender. Es que Putin había dejado servida en bandeja la excusa para cancelar el viaje.

Pero como el Gobierno está teniendo problemas para garantizar otra vacuna que no sea la de Putin hasta marzo, a la Rosada no le quedó otra opción que salir a desmentir a sus propios funcionarios y confirmar que las vacunas llegarán más o menos a la hora en la que los niños esperan a Papá Noel.

Estamos haciendo todo lo posible para que la semana que viene pueda estar en Argentina. En eso estamos trabajando, y estamos seguros que va a ser posible la semana próxima más o menos un día, así que posiblemente llegue antes de Navidad.

Ginés no volvió a hablar de la Sputnik después de la crisis interna que desencadenó el martes, que enojó al propio Alberto, que lo respeta y admira pero ya piensa en cambiarlo luego de conseguir alguna vacuna. No es del único cambio de gabinete que se habla para enero.

Sí hablaron desde el sector «pro Sputnik», encabezado por Axel Kicillof y su ministro Daniel Gollan, que dijo que a Putin lo «tradujeron mal». Leticia Ceriani, subsecretaria de gestión de Gollan, dijo a TN que sólo se posterga «una semana» la vacunación de los mayores de 60, que aún ni fue autorizada por los rusos.

Kicillof y Gollan vienen pujando con Ginés desde que se conocieron las primeras negociaciones con Putin a fines de octubre. La provincia quería cerrar directamente con los rusos, mientras que Ginés apostaba todo a un acuerdo con la inglesa-sueca AstraZeneca, que es elaborada junto a la universidad de Oxford y que en Argentina cerró un acuerdo con el empresario Hugo Sigman, muy cercano al ministro.

Del lado de Kicillof y Gollan están Nicolini y la viceministra de Ginés, Carla Vizzotti, quienes viajaron en octubre a Moscú para iniciar las negociaciones luego de que Alberto admitiera a los suyos que no tenía vacuna y que ahora mismo están en Rusia esperando órdenes para volver a la Argentina con 600 mil dosis.

En un sector del Gobierno creen que las declaraciones de Alberto se le vuelven en contra como un boomerang y que debería aparecer menos en los medios. Él mismo se encerró tras prometer 10 millones de vacunas para diciembre y luego bajar a 600 mil y por eso el apuro por traer un avión con vacunas a como de lugar, para tener una «victoria simbólica». Aunque no está claro contra quién.

En otros países de la región, como Uruguay, Paraguay y Colombia, bajaron las expectativas desde el minuto cero y le advirtieron a la población que no esperara vacunas hasta el segundo semestre de 2021, cuando se espera que a los países subdesarrollados lleguen las dosis del Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid-19 (Covax) de la OMS.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 2 =