La cuarentena sigue hasta el 10 de mayo en las grandes ciudades, pero se podrá salir una hora

El gobierno decidió que la cuarentena se extiende por tercera vez, ahora hasta el 10 de Mayo, pero como anticipó LPO en exclusiva, se desacoplará buena parte del interior del país de las modalidades más duras que quedan reservadas para los grandes centros urbanos de más de 500 mil personas.

Para estas grandes ciudades se acordó permitir salidas «recreativas» de una hora como máximo a una distancia máxima de 500 metros. Los niños podrán salir acompañados de sus padres y adultos y adolescentes solos, pero en todos los casos por no más de una hora. En ningún caso se permitirá la realización de ejercicios en el exterior, porque según sostienen los médicos que asesoran al Gobierno, esto favorece la propagación del virus. Fuentes oficiales precisaron que «el permiso de salida de una hora rige en todo el país, inclusive para los grupos de riesgo».

Como ocurrió en la última extensión de la cuarentena, el anuncio estuvo a cargo de Alberto Fernández, quien otra vez en tono de profesor universitario, fue explicando las nuevas medidas, apoyado en gráficos.

El Jefe de Estado explicó que se analiza «exceptuar nuevas actividades regionales» de la cuarentena, pero en todo el país seguirán suspendidas las clases, los espectáculos y la administración pública.

Salvo el permiso para salidas recreativas de una hora, que copia iniciativas similares de países europeos, los anuncios ya estaban descontados y terminaron de cerrarse este viernes en la teleconferencia que Alberto Fernández tuvo con los gobernadores, quienes al igual que en la última extensión, apoyaron que se prolongue la cuarentena, que según los especialistas debería seguir con algún grado de rigidez hasta agosto o septiembre, ya que es en invierno donde aparentemente el virus circula con mayor velocidad y resiste más días activo.

El Presidente estuvo acompañado por Santiago Cafiero (jefe de Gabinete), Ginés González García (ministro de Salud), Carla Vizzotti (viceministra de Salud) y Eduardo De Pedro (ministro del Interior) y a diferencia de la última prórroga, esta vez no aceptó preguntas por parte de los periodistas, supuestamente asesorado por un comité experto en comunicación de crisis del Conicet.

Como sociedad nos abrimos a un nuevo desafío de aprovechar este esparcimiento, sin que suponga un riesgo mayor. Si esta etapa va bien, viene otras dos por delante hasta que quede todo liberado.

Fernández aclaró que durante el momento en que las personas salgan a la calle estarán con mayor exposición al virus, por lo que llamó a extremar las medidas de cuidado. «Como sociedad nos abrimos a un nuevo desafío de aprovechar este esparcimiento, sin que suponga un riesgo mayor», asumió el Presidente.

Además, adelantó que «si esta etapa va bien, hay dos más por delante hasta que llegue el momento de que todo quede liberado» y dejó claro que el hecho de que «todo salga como hasta ahora depende de nosotros».

Alberto comenzó esta vez su intervención con un enfoque económico del aislamiento obligatorio. «La pandemia genera conflictos económicos, somos conscientes de eso» y aseguró entender que muchas personas necesitan volver a sus trabajos para ganar su sustento diario. «Sabemos que tenemos que dar ese paso, pero sin poner en riesgo a nadie», aclaró.

Fernández dijo que así como su equipo está trabajando en la cuarentena, también se está trabajando en cuestiones económicas para el post aislamiento. «Así como organizamos un plan para enfrentar la pandemia desde el punto de vista sanitario, también estamos trabajando en un plan para enfrentar lo económico», dijo.

Fernández señaló que este sábado estuvo reunido con el ministro de Economía, Martín Guzmán, y con el titular del Banco Central, Miguel Angel Pesce, con el objetivo de seguir implementando las medidas necesarias para paliar los efectos económicos derivados de la pandemia de coronavirus. «La pandemia golpeó la economía del mundo, no (solo) la economía argentina. La Argentina ya venía golpeada antes del 10 de diciembre. La pandemia nos exigió un esfuerzo más», afirmó y dijo que el gobierno no descuida ese costado, poniendo como ejemplo la presentación que se hizo para la renegociación de la deuda externa.

En su exposición Alberto volvió a defender la cuarentena como instrumento para contener los contagios. Explicó que en el inicio del confinamiento la cantidad de casos se multiplicaba cada tres días. Hacia el 12 de abril (cuando se anunció la primera prórroga) los casos se multiplican cada 10 días y que hoy el virus se multiplica cada 17 días.

Situación que permite avanzar en esta nueva etapa de flexibilización que a nivel país permitirá que cerca de la mitad de la población retome una vida similar a la anterior de la cuarentena. Explicó que en la primer cuarentena el 20 de Marzo sólo el 10 por ciento estaba exceptuado, en la segunda el 25 por ciento y a partir de este lunes el beneficio alcanzará al 50 por ciento de los argentinos.

Alberto volvió a defender la cuarentena como instrumento para contener los contagios. Explicó que en el inicio del confinamiento la cantidad de casos se multiplicaba cada tres días, hacia el 12 de abril (en la primera prórroga) se multiplicaban cada 10 días y hoy lo hacen cada 17 días.

Sin embargo, una serie de actividades que seguirán suspendidas en todo el territorio más allá de la cantidad de casos. Será el caso de las clases en todos sus niveles, así como los eventos sociales, culturales, recreativos, deportivos y religiosos. Al igual que permanecerán cerrados parques, plazas, centros comerciales, cines, teatros, centros culturales, bibliotecas, museos, restaurantes, hoteles, bares, gimnasios y clubes.

En esta nueva etapa los gobernadores podrán decidir excepciones al cumplimiento de las medidas de aislamiento y detalló que estas excepciones serán autorizadas únicamente cuando se cumplan las siguientes cinco condiciones sanitarias:

1) Tiempo de duplicación de casos confirmados inferior a quince días,

2) Sistema de salud con capacidad adecuada para dar respuesta,

3) Evaluación positiva de las autoridades sanitarias respecto al riesgo socio-sanitario en relación con la densidad poblacional,

4) El porcentaje de la población exceptuada de las medidas de aislamiento no podrá superar el 50% de la población total del departamento o partido,

5) La zona geográfica no podrá estar definida como «con transmisión local o por conglomerado» por la autoridad sanitaria nacional.

Fernández explicó que si alguno de esos indicadores no se cumple, el departamento o distrito no podrá avanzar con la excepciones. Y detalló que el Jefe de Gabinete de Ministros podrá disponer el cese de las excepciones que incumplan con los criterios epidemiológicos-sanitarios.

En el tramo final de su exposición, Alberto volvió a referirse al costo económico de la cuarentena, que en algunos casos empieza a ser insoportable y dijo que prefiere «que una fábrica no trabaje porque sus empleados están en cuarentena y no porque sus empleados están enfermos».

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 20 =