Tabacaleros atraviesan difícil situación financiera

 Tabacaleros atraviesan difícil situación financiera

La difícil situación financiera esta ahogando a la principal economía regional de la provincia. Desde la producción tabacalera reclaman saldos pendientes del FET del ejercicio 2014, como también solicitan que se cumpla con la agenda establecida para garantizar la regularidad de las transferencias.

09.01.2015 || La reactivación de las economías regionales sigue en una espera que se hace eterna, sobre todo para los productores del norte argentino, en especial para los tabacaleros. Los dirigentes de esta actividad participaron durante todo el 2014 de diferentes actos con representantes del gobierno nacional y dejaron carpetas por doquier, con el objetivo común según se anunciaba por aquel entonces de recuperar competitividad.

descarga (1)

Sin embargo las presentaciones de Programas y mecanismos de apoyo hasta ahora, pasado una año y en algunas declaraciones, mas inclusive; no se han cumplido de ninguna manera, ni siquiera con la presentación del Plan Estratégico Agrícola orientado hacia una plataforma de sustentabilidad de la actividad para las próximas dos décadas.

En cuanto a la normalización de las transferencias del FET, acusadas por el propio Jorge Capitanich, Jefe de Gabinete de la Nación, de burocráticas -todavía sigue sin la agilidad que los productores requieren-, por lo cual es una grave falencia que no puede adjudicarse mas que así mismos, con esto nos referimos a todos los actores que participaron de aquellas fotos,  reducen sus intenciones a al voluntarismo y nada mas.

En cuanto al apoyo financiero comprometido para las instituciones del sector por la aplicación de al menos dos programas nacionales de competitividad, ninguno se cumplió. La actualización del FET por sucesivos aumentos en el precio de los cigarrillos no se vió todavía reflejado en las transferencias a los productores. El recupero y la constitución del fondo fiduciario para fortalecimiento institucional de cooperativas, deducido de la baja en retenciones de exportaciones de tabaco del 10 al 5%, tampoco de hizo,  a pesar que la carpeta aprobada duerme en el ministerio de economía.

Hoy el sector debe discutir precios en un contexto álgido, donde pequeñas fugas del dólar hacer resurgir una posible devaluación como sucedió el año pasado en plena cosecha, con lo cual las expectativas cambian horas tras horas, sin tener variables que permitan un anclaje. Todas estas incertidumbres demandan la presencia firme del estado ya que varias decisiones están sujetas a la pericia política, con lo cual la búsqueda de una fuerte actualización del precio, depende más del compromiso del gobierno, que de los vaivenes del mercado, los cuales poseen oscilaciones de rangos previsibles, no así los zig zag de la política.

El estado nacional aumentó significativamente la recaudación por este producto, no solo por aumento final de precio, sino por reacomodamientos de impuestos internos y otros tributos, pero se están olvidando de la esencia medular; -los productores- que permanecen ahogados por las dificultades financieras coyunturales unas y de gestión otras, pero que sin embargo siguen sosteniendo una economía que al estado nacional le deja jugosas recaudaciones, sin embargo el derrame no llega hasta las bases donde la actividad se sustenta.

 

 

 

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + 6 =