CJ busca trasladar su planta a Jujuy

 CJ busca trasladar su planta a Jujuy

RNG//Cigarrillos CJ vuelve a comercializarse en Jujuy, pero para que el negocio sea redondo los administradores iniciarían una serie de artilugios legales ante la AFIP, manteniendo un precio considerablemente bajo en relación a la competencia. Las cámaras de productores tabacaleros del NOA avanzarían a su vez con contramedidas para evitar el perjuicio que la jugada de Cigarrillos y Tabacos SA produciría para el resto de las empresas.

Los nuevos propietarios de CJ volverán a poner el producto al alcance de los jujeños.

El valor del atado anunciado ante la AFIP es de $30 menos de la tercera parte del precio minorista de la competencia.

La firma Cigarrillos y Tabacos SA está gestionando su radicación en Jujuy y ya informó sus precios de venta ante AFIP.

Desde el sector, observaron con preocupación la novedad y dejaron trascender la siguiente información:

Los dueños de la marca CJ buscan, nuevamente, instalar una empresa de fabricación y comercialización de cigarrillos que les permita eludir el pago de los correspondientes impuestos, vendiendo por debajo de los valores de mercado, ganando así participación y desfinanciando al Estado.

La nueva empresa se llama Cigarrillos y Tabacos SA y funcionará en Palpalá, Jujuy. La firma acaba de anunciar el valor de sus precios en AFIP: el atado de 20 cigarrillos CJ figura a $ 30, contra los cerca de 100 pesos que cuesta, en promedio, una marca de cigarrillos que paga todos los impuestos. Para vender a esos precios, Cigarrillos y Tabaco SA deberá lograr ser eximida del impuesto mínimo a los cigarrillos, iniciando una acción legal contra AFIP para declarar inconstitucional el impuesto y al mismo tiempo deberá solicitar una medida cautelar que suspenda la obligación del pago del tributo. Se trata del mismo mecanismo del que se vale Tabacalera Sarandí para vender sus cigarrillos a mitad de precio.

La marca CJ, que volverá a ser producida, ahora en Jujuy, se discontinuó cuando la empresa Centro Tabacalera, anterior fabricante, no logró obtener la renovación de una medida cautelar que la eximía de pagar el impuesto mínimo, en febrero de 2019. Entonces, la empresa que estaba radicada en Córdoba desistió también de continuar un juicio iniciado contra AFIP por el mismo tema y fue disuelta, dejando una millonaria deuda impositiva. Adicionalmente, allanamientos realizados por las fuerzas de seguridad en instalaciones de Centro Tabacalera en la provincia de Córdoba en 2018 encontraron paquetes de cigarrillos con estampilla fiscal falsa, es decir, que se comercializaban ilegalmente.

Ahora, con Cigarrillos y Tabacos SA, los fabricantes de CJ están logrando obtener las habilitaciones y permisos correspondientes para poder elaborar y comercializar cigarrillos que no paguen impuestos, esta vez, en Jujuy.

Recientemente, las cámaras de productores tabacaleros de Salta y Jujuy realizaron una presentación a la Corte Suprema, denunciando la «gravedad institucional» que supone la eximición del pago del impuesto mínimo a empresas como Tabacalera Sarandí. Otra presentación similar fue formulada ante el Máximo Tribunal por parte de la Cámara de productores de Misiones.

Salta, Jujuy y Misiones concentran el 80% de la producción nacional de tabaco, y resultan las provincias más perjudicadas por este tipo de maniobras. Es que la menor recaudación del sector recorta los ingresos del Fondo Especial del Tabaco (FET) que vuelve a las provincias y a los productores en dinero y obras. Por esto, se calcula que la provincia de Jujuy y sus productores tabacaleros dejarán de percibir unos 700 millones de pesos anuales.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *