La situación es dramática y la desvergüenza extrema: Scioli se fugó y Macri aprovechó

 La situación es dramática y la desvergüenza extrema: Scioli se fugó y Macri aprovechó

Tapados por el agua y abordados por la campaña. Así están los miles de bonaerenses que vieron como el gobernador Daniel Scioli partía, sin más, hacia Europa mientras sus vidas se diluyen baja las aguas y la corrupción. «Al rescate» salió Mauricio Macri, quien aprovechó la ocasión para denunciar «ausencia» del Estado en la Provincia y le ofreció, junto a su candidata a gobernadora en aquel territorio, María Eugenia Vidal, ayuda a intendentes sin intermediación del Gobierno sciolista. El jefe de Gobierno porteño puso a disposición de los partidos bonaerenses afectados los servicios de emergencia de la Ciudad y, por supuesto, no perdió oportunidad para la crítica.

CIUDAD DE BUENOS AIRES  (Urgente24) Luego de que el gobernador de la provincia de Buenos Aires y candidato a Presidente del kirchnerismo, Daniel Scioli, partiera en un viaje a Europa en pleno desastre, su mayor contrincante en la contienda electoral, el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, no desaprovechó la oportunidad y anunció que puso a disposición de las zonas afectadas por el temporal los equipos de emergencia de la Ciudad de Buenos Aires.

Lo hizo en una conferencia de prensa en la que sobrevoló la cuestión electoral. El postulante presidencial de Cambiemos se quejó por la ausencia del Estado y anunció que coordinará la ayuda directamente con los intendentes, sin la intermediación del gobierno provincial de Daniel Scioli.

«Estamos coordinando la ayuda a nivel intendentes, porque son ellos los que se quejan de cierta ausencia de la provincia», sostuvo el jefe de Gobierno porteño, en la conferencia de prensa que dio este mediodía.
El primer municipio al que enviarán equipos de Guardia Civil, SAME y los equipos de ayuda del gobierno porteño será Luján. «Estamos movilizando a la zona, Luján en principio que es donde hemos hablado, pero puede ser a cualquier zona que los intendentes crean poder necesitar«, explicó Macri.
Lo acompañó en el anuncio su vicejefa y candidata a gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, quien no dejó pasar la oportunidad de contrastar la gestión porteña con la provincial: «Esto, como mostramos en la Ciudad de Buenos Aires, se resuelve con las obras. Lo que se hizo en la cuenca del Río Luján es limpieza, pero no alcanza. Esas obras las tiene que hacer el gobierno de la provincia, no las puede hacer un intendente«.
Macri fue consultado acerca del viaje de su rival, Daniel Scioli, a Italia en momentos en que muchos municipios de su provincia están bajo el agua. Pero prefirió no responder. «No agrega nada que nosotros nos subamos a opinar de que él esté en este momento ahí. Lo que hay que hacer es ayudar a la gente que se siente sola«, argumentó.
¿El enviar los equipos porteños a la provincia no hace correr el riesgo de que la Ciudad quede desprotegida ante la cercana sudestada? Según Macri, no habrá mayores problemas: «Estamos en alerta, pero estimamos que la sudestada no va a ser tan grave como se preveía. Pero nunca se sabe. Pienso que la situación la vamos a poder manejar«.
«Corrupción también inunda»
La Parroquia de la Conversión de San Pablo, en Salto, se alojan un centenar de personas que debieron abandonar sus hogares por las inundaciones, en una de las localidades más afectadas de la provincia de Buenos Aires. En ese lugar, a pulmón, el párroco coordina los esfuerzos para sobrellevar la crítica situación, pero también se detiene a pensar en la raíz del problema.
Para el párraco Domingo Pisoni, la falta de inversión de las autoridades provinciales y nacionales fue nula en los últimos años, pese al sinfín de promesas que escucharon los vecinos, pero que se escurrieron como el agua que hoy invade sus casas. «La corrupción no sólo mata, como se dice. También inunda».
En diálogo con ‘La Once Diez’, esta mañana Pisoni mostró su indignación por lo que ocurre por estas horas en Salto, donde es párraco hace más de tres años.
«Han quedado barrios enteros bajo el agua. Una desolación. Se inundaron lugares que jamás se habían inundado. Es la inundación más grande que se ha dado en Salto», explicó, y destacó que, en toda la provincia de Buenos Aires, «estos fenómenos son por obras que no se hacen».
«Así como no tenemos memoria de una inundación como esta, tampoco tenemos memoria de que se haya realizado alguna obra. Las promesas están, la cuenca del Salado hace años que está presupuestada, pero bueno… La corrupción no sólo mata, como dicen, sino que también inunda», insistió.
«Yo creo que es indignante ver lo que sucede. Los políticos de todos lados mienten. Mienten siempre. Si no no podrían llegar…» razonó el sacerdote, quien también opinó sobre el resultado de las elecciones primarias en la provincia de Buenos Aires del pasado domingo. «Terminamos votando mentiras. Pero no por complicidad, sino porque el pobre no tiene otra alternativa al estar agarrado a través de los subsidios«, señaló, y analizó el temor a perder esa ayuda por parte del Estado como factor a la hora de elegir a los candidatos.
Por último, el párroco criticó las políticas a la hora de destinar fondos. «Lo que indigna es que para otras cosas sí hay dinero muy rápido. Para solucionar los problemas de los clubes nacionales, o el propio Fútbol Para Todos. Haber gastado 8 mil millones de pesos, cifra que ni me cabe en la cabeza a mí… «, cuestionó, y concluyó: «A lo mejor aporta más votos el Fútbol Para Todos que hacer algunas alcantarillas».
Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + ocho =