Macri le tira una papa caliente a Morales «las paritarias docentes»

 Macri le tira una papa caliente a Morales «las paritarias docentes»

Luego que el Presidente Mauricio Macri (25%) tirara por la borda la propuesta salarial del Ministro Esteban Bullrich (40% lo que piden los docentes en Jujuy), dejando la pelota en la cancha de las provincias; tanto María Eugenia Vidal, como El Ministro de Educación quedaron no solo desorientados, sino reducidos en sus autoridades,  ya que se llamaron a un vergonzoso silencio. Por su parte Morales en Jujuy fue quien indicó los parámetros que Eduardo Fellner en un gesto amistoso en la transición le permitió acercar al presupuesto 2016, donde admitieron un mejoramiento salarial a los empleados públicos del 32 %, pero que Macri no aprobaría.

Jujuy  || 21.02.16 ||   A nivel nacional la luna de miel ya expiró, el periodismo salió a señalar todos aquellos errores que advierten en la gestión de Mauricio Macri, en la cual las paritarias docentes ante la incombustible inflación juegan un acontecimiento determinante.

Este hecho también abre el debate en las provincias, ya que Macri contra las disposiciones de las leyes gremiales decidió que cada gobernador acuerde las paritarias en sus estados, dejando como techo un 25% a pesar que negó que habría un límite.

En este sentido el gobernador Gerardo Morales, que influyó en el presupuesto 2016 que Eduardo Fellner en un gesto cordial, aceptó la intervención del ungido por la mayoría jujeña, como también le aprobó la ley de reforma ministerial, donde se acordó una mejora salarial del 32% según consta en el presupuesto 2016 de $23.887.000.000 millones de pesos, respecto de los $18.452.140.116 del 2015, donde el mayor incremento se adjudica al sector público, pasando el rubro cultura y educación de $5.177 millones a $6.778 millones, incremento que contradice el techo político que le puso Macri, ya que Jujuy estaría en condiciones de cerrar por encima del 30%, llegando según previsiones presupuestarias a un 32% con lo cual desarticularía la línea nacional.

Sin dudas el cierre de las paritarias docentes es esencial en el gobierno de Jujuy, ante los posibles fogonazos que se aproximan para el día 24 del corriente, donde no solo ATE saldrá a la calle a protestar, sino que podría ser acompañado por las dos CTA que unidas por el espanto marcharían juntas para una movilización nacional, que chocará además con el estreno del protocolo antipiquete que entró en vigencia el viernes pasado, donde los cortes solo pueden durar cinco minutos, situación insólita en Jujuy, la provincia que resultó con el nivel de mayor conflictividad social en el 2015 con más de 522 piquetes en rutas.

Desde luego que la ciudadanía jujeña acompañó fuertemente la postulación de Gerardo Morales, quien llegó al gobierno con el 58% de los votos, pero la profundización de la inflación en una provincia periférica y absolutamente dependiente, puede generar que la ciudadanía tolere algunas manifestaciones razonables, ya que el dinero se evapora en los bolsillos del 95% de la población, la cual demanda una protesta legítima; mas cuando el propio FR salió a resaltar el índice de precios del Congreso de la Nación que asegura que en solo dos meses ya llegamos a 10 puntos de inflación, lo que supone una proyección por encima del 60% para el 2016 –todo un fracaso-.

La situación del apagón estadístico del INDEC pone una fuerte alarma en el ideario colectivo, quien se encuentra abandonado por la carencia de referencias oficiales que les permitan un parámetro para rebatir los estragos de la escalada de precios. El sistema SEPA –aplicación web- será menos efectivo que el control de precios cuidados que hacían las organizaciones sociales, con lo cual hay preocupación en los hogares jujeños.

El gobierno de Gerardo Morales demasiado habituado a las denuncias por su ADN opositor, hoy si bién debe escudriñar en los desvanes de la gestión precedente, también debe atender las demandas impostergables de la sociedad, donde las paritarias docentes y del sector público resultan vitales, ya que constituyen el 56% de la masa salarial de la provincia, con la cual se mueve todo el andamiaje del consumo comercial y de servicios, dado que este año el sector privado en especial el agrícola, ya quedó rezagado de los beneficios de la devaluación al sobrevenir la baja histórica del precio del tabaco, como también el sector cañero si no hay una ley de maquila que regule la participación en el plan alcoholnafta, quedará al margen, sin que se produzca el derrame que las medidas nacionales prometieron.

 

 

 

 

 

 

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + 12 =