lcalde de Doral califica de ‘absurda’ acusación de Diosdado Cabello sobre una conspiración

 lcalde de Doral califica de ‘absurda’ acusación de Diosdado Cabello sobre una conspiración

elnuevoherald.com || El alcalde de Doral, Lugi Boria, rechazó el viernes la acusación del presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, quien alega la realización de reuniones conspirativas en su despacho municipal para desestabilizar el gobierno de ese país sudamericano.

ENRIQUE FLOR

[email protected]

El alcalde de Doral, Lugi Boria, rechazó el viernes la acusación del presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, quien alega la realización de reuniones conspirativas en su despacho municipal para desestabilizar el gobierno de ese país sudamericano.

Boria calificó de absurdos los señalamientos de conspirar contra el gobierno de Venezuela junto con el senador Marco Rubio, el congresista Mario Díaz-Balart y un grupo de supuestos prófugos de la justicia venezolana.

“Esa acusación es una cortina de humo”, dijo Boria a el Nuevo Herald. “No se necesita que nadie conspire contra el actual gobierno en Venezuela porque ellos mismos lo desestabilizan con la falta de libertad y democracia”.

La página web oficialista Aporrea reportó el jueves sobre declaraciones que dos días antes ofreció Cabello, en su programa Con el Mazo Dando, enfilando contra Boria, los legisladores estadounidenses y el supuesto grupo de prófugos de la justicia venezolana: Pablo Medina, Orlando Urdaneta, Iván Carratú Molina, Alberto Franceschi, Carlos Vecchio y Leonardo Halvorssen Mendoza.

De acuerdo con ese reporte, Cabello indicó que un “patriota cooperante” alertó sobre un acuerdo de los asistentes a esa reunión para apoyar a bandas delictivas en las ciudades de Caracas, Maracay y Valencia, y el estado Guárico, además de infiltrar al Poder Popular con paramilitares colombianos, así como alentar al líder opositor Leopoldo López a que filme más videos para llamar a una rebelión.

El viernes, Boria dijo que durante el fin de semana, en el marco de la 83 Conferencia de Alcaldes de Estados Unidos, se logró la aprobación de una resolución respaldada por 19,000 alcaldes para pedirle a la administración del presidente Barack Obama que a su vez éste le solicite a Naciones Unidas mediar para lograr la liberación de los presos políticos en Venezuela.

“Eso debe haber incomodado mucho”, dijo Boria.

De acuerdo con la acusación de Cabello, los llamados “conjurados de Doral”, impulsarían una campaña para desprestigiar al Consejo Nacional Electoral, con varias organizaciones sin fines de lucro, incluyendo a Human Rights Watch.

Pablo Medina, presidente del Movimiento Laborista de Venezuela, dijo que la acusación de Cabello era “absolutamente falsa”, en la que se combinaban ciertos hechos con mentiras para pretender presentar de forma creíble algo que no había ocurrido.

Medina, quien se encuentra en Miami desde hace 10 días, dijo que la semana pasada acudió a Washington para solicitar al Congreso de Estados Unidos un pronunciamiento para convocar “elecciones auténticas” en Venezuela, con “árbitros independientes”.

Sin embargo, Medina dijo que no pudo localizar ni a al senador Rubio ni al congresista Díaz-Balart en sus despachos. Sobre la supuesta reunión en la oficina municipal de Boria, Medina dijo que nunca ocurrió.

“Se dice de manera falsa que hubo varias personas que se reunieron con el alcalde [Boria], pero eso es falso”, dijo Medina, quien en tono de broma agregó: “en todo caso habrá sido una reunión para una parrillada o un sancocho”.

Sobre los supuestos prófugos de la justicia venezolana señalados como conspiradores, Boria dijo conocer sólo a Medina, en su calidad de político opositor, así como a Orlando Urdaneta, un famoso actor y presentador de televisión que vive hace varios años en Doral, y a Carlos Vecchio, miembro del partido Voluntad Popular, fundado por Leopoldo López, y a quien el año pasado le entregó una llave de la ciudad.

Sobre Iván Carratú Molina, Alberto Franceschi y Leonardo Halvorssen Mendoza, Boria dijo que no los conocía.

El reporte de la acusación de Cabello también indica que los promotores de la desestabilización planean crear una brigada para infiltrarse en barrios y sectores populares para impulsar programas populistas, en el que se ofrecerían contratos de construcción supuestamente financiados por Eligio Cedeño, un empresario venezolano establecido en Miami.

Consultado el viernes por el Nuevo Herald, Cedeño dijo que se trataban de alegaciones falsas y enfatizó que “los verdaderos conspiradores de oficio son quienes llegaron al poder y actualmente gobiernan Venezuela”.

“Llevo cinco años fuera de Venezuela y ya mis intereses están concentrados en mi vida en Estados Unidos”, dijo Cedeño. “Por lo tanto no dispongo de tiempo para estar concentrado en conspiraciones, esa nunca ha sido mi práctica en Venezuela y mucho menos en un país extranjero”.

Siga a Enrique Flor en Twitter: @kikeflor

 

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + 10 =