Los desafíos de la industria frigorífica ante la pandemia de coronavirus

 Los desafíos de la industria frigorífica ante la pandemia de coronavirus

“A pesar de la emergencia sanitaria la industria frigorífica sigue trabajando en un contexto mundial de precios bajos y con una demanda interna castigada por la crisis económica”, aseguró el Ing. Samir Quintar, titular del Frigorífico Proyajo y representante de la CICCRA (Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina).

En el marco del día de la industria frigorífica que se celebra este lunes 29 de junio en nuestro país en conmemoración al primer envió de carne congelada a Europa.

La producción ganadera y la industria frigorífica han dado muestras de ser un sector productivo sustentable. Prueba de ello, hoy a más de un siglo de aquel hito en la historia de la alimentación “la industria frigorífica sigue  jugando un papel fundamental en la economía mundial, con la incorporación de tecnología de avanzada y altos estándares de comercialización, para llevar a todo el mundo las mejores carnes”, destacó.

Al ser una de las actividades exceptuadas del aislamiento obligatorio la actividad siguió trabajando con las medidas de seguridad e higiene establecidas por el Ministerio de Salud, el Ministerio de Agricultura y el Senasa, pero con una demanda interna que fue variando durante las diferentes etapas de la pandemia.

“Al principio de la cuarentena la gente compró más carne pero luego el consumo se fue normalizando incluso con algunas leves caídas y una tendencia a la baja en el mes de mayo, lo que repercutió en una baja de faena total”, reveló.

«Sabemos que se vienen tiempos difíciles porque el mundo va a cambiar, la realidad comercial y las exigencias después de esta pandemia van a ser diferentes, por eso es imprescindible ir pensando a futuro cómo seguimos y prepararnos para la nueva normalidad», reflexionó.

Por último señaló “Aunque la carne no transmite Covid-19, la cadena implementó protocolos para garantizar productos seguros y sanos. La carne bovina es considerada un alimento esencial y los actores de la cadena de valor están excluidos de aislamiento social, preventivo y obligatorio por lo cual se reforzaron las medidas de seguridad para proteger a todos los trabajadores, tanto en el campo como en la industria frigorífica”, finalizó el Ing. Samir Quintar.

AMBITO NACIONAL

Según el último informe presentado por la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra): en los primeros cinco meses del año la producción de carne vacuna alcanzó las 1.247.000 toneladas, una cifra que representó un incremento del 2,9% respecto a igual período del año pasado. Y del total producido, el mercado interno absorbió el 75,9%, mientras que el 24,1% restante tuvo como destino los mercados externos. En tanto el consumo de carne de vaca se situó en mayo pasado en torno a los 51 kilos per cápita, cifra que representó una caída en el gasto de la población del 4% interanual, es decir que el consumo se redujo en 2,15 kilos anuales por habitante.

 

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 3 =