Los gobernadores se alinearon con la candidatura presidencial de Scioli

 Los gobernadores se alinearon con la candidatura presidencial de Scioli
LPOArmaron un acto del PJ en Mendoza y el naranja fue el color predominante. Los candidatos K no fueron.

Uno de los organizadores le dijo algo al oído y su arenga cambió de rumbo. Frente al locutor decenas de banderas de dirigentes mendocinos se mezclaban con batucadas de remeras naranjas con el emblema Scioli 2015, un paisaje nada habitual en reuniones del PJ.

Pero esta era la ocasión, como adelantó LPO, para que los gobernadores dejaran claro que su candidato es Scioli, sin importar las ocurrencias que pueda tener Cristina Kirchner.

El bonaerense arribó a Mendoza pasadas las 20 junto a Diego Bossio, el presidente del PJ de la provincia de Buenos Aires, Fernando Espinoza; y el del peronismo porteño, Victor Santa María. Bossio avanzó así varios casilleros en la carrera que mantiene con otros kirchneristas por la candidatura a gobernador bonaerense y confirmó que se mantiene firme su histórica alianza con Scioli.

Desde el aeropuerto fueron trasladados en camionetas los 60 kilómetros que separan San Martín de la capital mendocina. El camino ya estaba tapizado con las banderas naranjas con el apellido Scioli y el de Paco Pérez y el vice Carlos Ciurca, tal vez uno de los primeros dirigentes de peso en apoyar a Scioli para 2015

Lo esperaban en un patio interno del polideportivo Torito Martínez, el propio Paco Pérez y el resto de los gobernadores que aceptó la misión: Gildo Insfrán (Formosa), Juan Manuel Urtubey (Salta), Eduardo Fellner (Jujuy), Maurice Closs (Misiones) y Martín Buzzi (Chubut).

Llamó la atención los faltazos de José Alperovich (Mendoza), Luis Beder Herrera (La Rioja), don confesos sciolistas y  de Daniel Peralta (Santa Cruz). José Luis Gioja (San Juan), habitué de estos actos, envió su adhesión pero no puso asistir por problemas de salud.

La ausencia más comentada fue la del entrerriano Sergio Urribarri, que prefirió sumarse a un minúsculo festejo que La Campora y Luis D ´Elía organizaron en el local del piquetero en Once. En Mendoza aseguraban que desde el sábado el entrerriano estaba en la capital para coordinar la pegantina de pancartas con su rostro, con la sola misión de opacar las de Scioli 2015.

No le fue bien: la Plaza Independencia, la salida del aeropuerto y otros puntos neurálgicos de la capital tuvieron más afiches naranjas que azules.

El faltazo del entrerriano confirmó que a la Casa Rosada no le gustó el desafío. Tampoco estuvieron los otros candidatos Florencio Randazzo y Agustín Rossi. El primero, también tomó distancia y recordó el Día del Militante junto al camporista Wado de Pedro en la lejana Santa Cruz.

Sólo se animó Jorge Taiana, el candidato del Movimiento Evita, que también tuvo sus banderas en el polideportivo y que ante LPO lanzó un insólito desafío: «Yo no me bajo», afirmó ratificando su poco creíble candidatura presidencial. En el PJ porteño todos lo dan como el más probable candidato a jefe de Gobierno de la Ciudad.

Scioli permaneció en el centro del escenario, no habló pero mantuvo su sonrisa hasta emprender la partida. “Vine a la asunción de Paco Pérez como presidente del PJ”, se escapó cuando LPO le preguntó si había asistido su lanzamiento presidencial.

Paco fue el orador de cierre de un acto cargado de liturgia peronista: bombos sin parar, banderas a lo alto y un cierre triunfal al ritmo de la marcha. Lo nuevo era la cantidad de naranja, usado hasta por los candidatos mendocinos para poner primera en sus campañas.

Antes había hablado Ciurca, el presidente del PJ saliente Alejandro Abraham, el intendente local y Fellner, como presidente del PJ, la única voz no mendocina de un escenario poblado con mandatarios de todas las latitudes del país.

Ningún protagonista quiso admitir ante LPO haber participado del primer acto del PJ vestido de naranja a excepción de Paco Pérez, que lanzó un “por supuesto que sí”, ante la pregunta de si Scioli ya era el candidato del PJ.

El resto fue más diplomático. “Tuvimos en el acto de la militancia peronista y los mejores cuadros políticos los tiene el peronismo”, respondió Diego Bossio.

“Ojalá que sea este el equipo de Gobierno desde 2015. Scioli es el camino más corto porque lo conocemos todos”, respondió Closs, acaso el más jugado junto a su par mendocino.

“Vamos a ir a las paso y ahí vamos a competir”, desafió Urtubey. “¿Y el candidato de Urtubey cuál es?”, preguntó LPO. “Urtubey”, respondió el salteño que curiosamente en marzo se presenta para su reelección a gobernador.

Como presidente del PJ, Fellner había insistido en el escenario que el peronismo tenía que seguir. «¿Muchas banderas naranjas? Y bueno, coincidió con un acto de Daniel Scioli”, respondió irónico.

Los invitados comieron unas pocas empanadas antes de partir. Scioli y Espinoza lo hicieron en combis separadas. Delante de ellos, la penumbra de San Martín era eclipsada por las remeras naranjas que dejaban el polideportivo.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *